Enclaves naturales de una escapada surreal: La Patagonia Argentina

Bariloche, la Ruta de los 7 Lagos, Villa La Angostura y San Martín de los Andes son algunos de los puntos imperdibles. Qué hacer y qué ver en cada destino una vez que abran las fronteras.




A pesar del incierto panorama debido a la pandemia del COVID-19, la apertura de fronteras es un hecho cada día menos lejano, los países de la región se han propuesto reactivar el turismo ¿A qué países se puede viajar? El mejor escenario es partir con nuestro vecino Argentina.

Argentina tiene una gran cantidad de paisajes naturales bellísimos para recorrer y disfrutar, no sólo con una cámara fotográfica, sino con los sentidos bien despiertos para poder asimilar todo lo que nos ofrece.

Uno de los lugares que hablan directo al corazón de los amantes de la naturaleza, a quienes buscan sorprenderse con las maravillas de este mundo no pueden dejar de sumergirse en la fantástica experiencia de la Patagonia por ser uno de los escenarios naturales más privilegiados de la Tierra dónde sólo en su tramo patagónico, recorre cuatro provincias y unos 2.700 kilómetros con inmensos lagos azules, imponentes glaciares, volcanes, montañas y extensos bosques que se tiñen de amarillo, verde y rojo dependiendo de la estación.

Argentina es un país muy extenso y las distancias entre los principales puntos turísticos suelen ser largas, por eso, para desplazarse en el interior de Argentina recomendamos una vez aterrizar en Buenos Aires, tomar un vuelo Low Cost, como hay en Europa o en Asia, que proveen de tramos económicos para llegar vía aérea directamente a San Carlos de Bariloche.

Esta recomendación la hacemos debido a que el factor traslado/ tiempo nos va a ayudar a maximizar la experiencia de viaje pues lo que queremos es recorrer con calma los sectores más australes de este maravilloso país, pero si el viajante dispone de más tiempo para su recorrido o prefiere ahorrar en movilizarse también puede considerar un viaje en bus ya que estos llegan a todos los destinos turísticos de la Argentina (y los que no son turísticos también). Existen varias compañías de buses de larga distancia en el país. El tiempo que demora para llegar en bus desde Buenos Aires hasta Bariloche son alrededor de 22 horas.

Una vez en Bariloche nuestra recomendación es arrendar un auto o bien recorrer los destinos cercanos en bus (El Bolsón, Esquel, Villa La Angostura, San Martín de los Andes, etc.).

La terminal de buses más importante de la Ciudad de Buenos Aires y desde donde salen (llegan) buses a todo el país y países vecinos es la de Retiro.

Bariloche

Bariloche es, para muchos, una de las ciudades más bellas de Argentina. Su ubicación, en la Patagonia, ofrece unos paisajes inigualables que encontrarás en pocos lugares del mundo. Este lugar se encuentra a orillas del Lago Nahuel Huapi, un nombre mapuche cuyo significado es Isla del Jaguar y que también cuenta con un parque nacional del mismo nombre con infinidad de actividades que realizar. El Parque Nacional Nahuel Huapi con más 700 mil hectáreas, es el parque nacional más antiguo de Argentina, ofrece excursiones de montaña y bosques, y la oportunidad de recorrer los lagos.

Los espectaculares paisajes esperan al viajante en cada paso y los más aventureros pueden disfrutar de caminatas a la cima del Cerro Tronador, el Cerro López o el Cerro Catedral. También hay muchas maneras de llegar al agua y observar la vida silvestre nativa, como el monito del monte, un marsupial con cara de lemur. Hay excursiones guiadas disponibles, así como cruceros turísticos y excursiones en kayak por el lago.

Para dormir encontramos una oferta de más de 600 alojamientos en Bariloche entre hoteles, hostales y varios campings en el mismo parque, que van desde sitios gratuitos básicos hasta sitios pagados con servicios.

El clima puede cambiar rápidamente en las montañas, así que se aconseja vestir apropiadamente para el senderismo y llevar ropa abrigada, incluso en los meses de verano.

La Oficina de Turismo de Bariloche tiene mapas e información sobre el parque, en caso de que prefiera caminar de forma independiente es importante de informarlo también.

El parque está a poca distancia en automóvil de la ciudad. Los autobuses públicos transportan a los excursionistas durante los meses de verano, pero para aquellos que no tienen su propio medio de transporte, es más conveniente unirse a un tour.

Además del parque hay muchas de actividades que se pueden realizar en el lago, además de los clásicos paseos en catamarán, se puede practicar pesca deportiva, kitesurf, windsurf y kayak.

Quienes busquen una actividad para toda la familia pueden optar por hacer rafting en el tranquilo río Limay o en el río Manso.

Bariloche cuenta con un importante circuito cervecero que ofrece más de 20 fábricas de cerveza artesanal. En todos los lugares se puede degustar picadas de ahumados, chucrut y platos típicos de la región.

El centro de la ciudad tiene mucho encanto, están la Catedral de Nuestra Señora de Nahuel Huapi, una increíble construcción de estilo neogótico situada con vistas al lago. El Centro Cívico de Bariloche ofrece una bella arquitectura y es famosos por sus tiendas de chocolates.

Uno de los encantos de Bariloche es verla vestida de blanco, vivir la alegría y sorpresa de despertarse, abrir las cortinas y encontrarse con un blanco amanecer. Cuando la ciudad entera y sus alrededores se visten de blanco tanto turistas como residentes no se demoraron en salir a disfrutar del espectáculo de ver convertidas las calles de pleno centro en perfectas pistas de trineo.

Villa Angostura

El entorno natural ofrece bosques de ñires, lengas y coihues alrededor de lagos de aguas cristalinas. Así es la mágica Villa La Angostura que es la puerta de entrada al Parque Nacional Arrayanes, el único bosque de esta especie en el mundo.

La tranquilidad, seguridad, la amabilidad de su gente, siempre con una sonrisa y la extensa bahía del lago Correntoso lo hacen el lugar ideal para pasar el día rodeado de montañas y arena de origen volcánico.

La playa del lago es una de las mejores áreas de la región para darse un baño, practicar kayak, windsurf o tan solo descansar con un libro en un entorno pintoresco con excepcionales vistas al lago.

Próximo a la playa y dentro del Parque Nacional Nahuel Huapi (que también colinda con este lugar) yace el que está considerado como el río más corto del mundo: Correntoso; que con sus traslúcidas aguas de ensueño provenientes del Lago Espejo y el Cerro Belvedere se convierte en un punto panorámico desde donde se pueden tomar fotografías espectaculares.

La Ruta de los 7 Lagos

Además de Nahuel Huapi cerca de Bariloche se esconden diferentes lagos a los que podrás llegar a través de maravillosas rutas rodeadas de una naturaleza espectacular. Es conocida como Ruta de los 7 Lagos que está a unos 80 kilómetros al norte, hasta la ciudad de Villa La Angostura, para recorrer este camino que lleva hasta la localidad de San Martín de los Andes son un total de 110 kilómetros que se pueden atravesar tanto en auto como a pie y donde se encuentran siete lagos diferentes.

Los 7 lagos de la ruta son: Lago Espejo, Lago Correntoso, Lago Escondido, Lago Villarino, Lago Falkner, Lago Machónico y Lago Lacar. Si el viajero comienza la ruta en Villa La Angostura dirigiéndose hacia San Martín de los Andes, se pueden encontrar más lagos: el ya mencionado Nahuel Huapi, el Hermoso, Espejo Chico, el Traful, el Bailey Willis y muy cerca están el Meliquina y el Lolog.

San Martín de los Andes

Esta pequeña ciudad de montaña al borde del Lago Lácar tiene una gran cantidad de circuitos turísticos en un entorno natural de bosques milenarios, balnearios y lagos de origen glaciario.

Hay actividades para todos los gustos, se puede elegir entre cabalgatas y senderismo en el Parque Nacional Lanín donde se pueden visitar termas con aguas que los mapuches dicen ser milagrosas.

San Martín de los Andes es uno de los puntos turísticos más importantes de Neuquén y

una de las ciudades cordilleranas más hermosas y emblemáticas de la Patagonia argentina. Rodeada de la majestuosidad del Parque Nacional Lanín posee en todas las estaciones del año los atractivos necesarios para que el visitante quiera quedarse para siempre.

San Martín ofrece innumerables actividades recreativas entre las que se destacan los paseos en mountain bike, el canotaje, las cabalgatas, el trekking, los ascensos a los cerros y, por supuesto, la pesca con mosca de truchas y salmones. En invierno es el escenario es perfecto para la práctica de deportes invernales, entre los que se destacan el esquí y el snowboard. El cerro Chapelco, ubicado a escasos kilómetros de San Martín, es el sitio ideal para acercarse a la nieve en toda su esencia las actividades van desde caminar por bosques nevados hasta deslizarse a toda velocidad sobre un trineo tirado por perros huskies.

San Martín de los Andes es una de las cunas del chocolate artesanal. Desde hace décadas se ha convertido una tradición que las chocolaterías más importantes de la Patagonia se instalen en esta ciudad.

¿Cuando ir?

Si bien Diciembre es un buen mes para conocer la Patagonia, la temporada alta tiene lugar durante los meses de enero y febrero y aunque no está colmada de turistas como las ciudades más renombradas, suele haber más gente.

Si por el contrario la idea es explorar este rincón en soledad pero aún con buen tiempo, marzo es un buen mes para emprender viaje.

Los meses de la temporada de nieve son fuertes también (Julio y Agosto) pero también se puede llegar a encontrar nieve en Junio y Septiembre.

En cada uno de estos lugares la magia de la Patagonia Argentina se cuela por los sentidos y lo recomendamos como e perfecto lugar del mundo para experimentar una verdadera sinergia con la naturaleza.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.