Lo que tienes que probar: Pétalos de rosas

espejo-y-rosa

Producción: Magdalena Mendía / Foto: Alejandra González




Las rosas fueron la mayor pasión de Josefina, la primera esposa de Napoleón Bonaparte. De hecho, su nombre de nacimiento y el que ocupó hasta conocer al militar francés era Rosa. En los parques del castillo de Malmaison hizo florecer más de 250 variedades que inspiraron a botánicos, naturalistas y artistas europeos de entonces, pero es una flor que no tiene época. Con alrededor de treinta y cinco millones de años formando parte de la naturaleza, son las flores más populares del mundo y las más vendidas durante febrero, el mes del amor.

Sus especies no solo tienen un uso ornamental. Las infusiones de sus pétalos pueden aliviar los síntomas de un resfriado ya que contienen vitamina C y tienen un pigmento llamado antocianinas, con efectos antioxidantes. Además son bastante utilizadas en el universo de la repostería, la aromaterapia y la cosmética. La rosa es un ingrediente clave en productos antienvejecimiento debido a que estimula las capas más profundas de la piel y promueve la renovación de la dermis.Y su aroma siempre es capaz de evocar algo lindo.

La vida en rosa

  • Piel hidratada: Las brumas de rosas son un buen aliado contra la resequedad y su aceite esencial es antibacterial y un excelente ingrediente para limpiadores faciales.
  • Un poco de azúcar: Los pétalos de rosas azucarados se preparan con cuatro simples ingredientes: un vaso de pétalos comestibles, una clara de huevo, una pizca de sal y azúcar.
  • Look natural: Para la maquilladora Luna Latuf las tonalidades rosas en el maquillaje transmiten femineidad y delicadeza. Recomienda diferentes tonalidades, que van desde los nude hasta otras más intensas, especialmente en labiales, sombras y rubores.

Comenta