Manicure: Llegó el momento de las uñas




Por lo general, cuando hay crisis económica el producto de belleza más vendido es el labial. Suele costar menos que una base o una paleta de sombras y al usarlo pareciera que el rostro despierta. Además, con cada nuevo color cambia de actitud. Pero la crisis provocada por el coronavirus, que ha devenido en pérdidas de trabajo y disminuciones salariales, no ha tenido el mismo efecto en los consumidores, principalmente porque para protegerse es necesario usar mascarillas que ocultan la boca.

En cambio, son los productos para las uñas los que han vivido un verdadero boom. En abril y mayo, el elaborador principal de esta categoría en Reino Unido, Nails Inc, vio como sus ventas online crecieron en un 270% respecto al año anterior, mientras que en Estados Unidos durante abril los productos para el cuidado de las uñas aumentaron sus ventas en un 218%.

Esto no significa que los estilos se hayan vuelto más atrevidos y que se esté innovando demasiado, sino que la expresión cosmética se está dando a través de las manos, que por lo demás son grandes protagonistas de esta pandemia pues deben estar lavándose y cuidándose con cremas especializadas constantemente.

“Creo que tenemos más que claro que las uñas hay que tenerlas cortas y limpias para evitar la propagación del virus, pero esto no significa que tengan que ser uñas fomes, sin color o carentes de personalidad”, dice el maquillador Marcelo Bhanu. “Las opciones son muchas y permiten al mismo tiempo hacer volar la imaginación y desarrollar habilidades creativas”, explica.

Holomanía: “El efecto holográfico está de moda hace tiempo y es innegable que es divertido y una alternativa a la que no nos podemos negar. Se puede usar en las uñas como bloque de color, un simple delineado o punto con brillo transparente, o como quieras. La idea es disfrutar de este efecto y de las posibilidades que entrega”.

Mármol y piedras: “Se busca replicar los colores y las texturas de estos materiales, lo que lleva a usar colores pasteles, texturas más acuosas, esmaltes transparentes y con distintas gamas y matices de un mismo color”.

Manicure francesa con “ombre” de colores: “El primer nail art de la historia, ese clásico esmaltado que usaban las abuelas, tías y madres, vuelve con un twist. La línea blanca de la punta de la uña se cambia por un efecto ombre o degradado en colores pasteles o vibrantes. La forma de la línea se modifica de acuerdo al largo de la uña”.

Puntos sobre puntos: “Distintos colores y tamaños de puntos se reúnen en cada uña para crear un diseño único y divertido. Si no tienes un puntero para hacerlo, inténtalo con la parte trasera de las brochas de maquillaje o con la cabeza de algún alfiler”.

Uñas neón con diseño: “Aquí los colores neón se mezclan con cualquier tipo de diseño. Puedes intentarlo con propuestas gráficas, abstractas, caricaturas, logotipos o lo que se te ocurra y seas capaz de hacer según tus habilidades y destrezas con pinceles”.

Degradado en dos colores: “Este estilo ya es un clásico del diseño y de los nail art. Juntas dos colores que generen un contraste y que se vean completamente integrados sin dejar una marca o raya que los limite, sino que donde todo es muy fluido”.

Para aprender a cuidarlas y esmaltarlas en casa, revisa este artículo donde dos expertas manicuristas dan sus mejores consejos.

Comenta