Mes del Cáncer de Mama: perder el miedo a hablar del tema puede salvar tu vida

En el Mes del Cáncer de Mama, es fundamental hablar de la prevención y de las medidas de autocuidado, para disminuir el riesgo de desarrollar la enfermedad, detectarla a tiempo y realizar los tratamientos necesarios.




En la actualidad, el cáncer de mama es más frecuente en parte debido a los cambios en nuestros estilos de vida, envejecimiento de la población, y mejores métodos diagnósticos. Es importante perder el miedo a conversar de este tema, ello ayuda a conocer medidas de prevención, autocuidado y formas de diagnosticarlo.

Los pacientes a quienes se les detecta esta enfermedad antes de que aparezcan síntomas, y por tanto en general presentan tumores pequeños, responden mucho mejor a los tratamientos y tienen altas posibilidades de una recuperación completa. Es por eso que se vuelve relevante el diagnóstico precoz de la enfermedad y el screening en personas sin síntomas o signos de la enfermedad.

“Hay mitos más sociales, por ejemplo, si es que el desodorante aumenta la posibilidad de cáncer de mamas o el tipo de sostén que se usa. Para ninguno de los casos hay datos comprobables de que eso ocurra”, explica César Sánchez Rojel, oncólogo médico de UC CHRISTUS.

“Hay factores de riesgo que no son modificables, como el carácter hereditario, donde algún familiar ha tenido un cáncer. Hay otros factores que son modificables y tienen que ver con estilos de vida, por ejemplo, hacer ejercicio, manejo del peso, obesidad, una dieta sana, evitar el alcohol y el tabaco”, explica César Sánchez Rojel, oncólogo médico de UC CHRISTUS.

Además de tomar medidas de autocuidado para disminuir las posibilidades de tener alguna enfermedad, la recomendación son controles médicos periódicos, que descarten la presencia de cualquier tipo de célula cancerígena.

“Existe a nivel mundial una campaña muy potente para realizar screening mediante la mamografía, pero, lamentablemente por el tema de la pandemia, tuvimos una baja significativa. Por lo tanto, hacemos un llamado a reactivar todas las medidas de autocuidado y de prevención mediante el screening de nuestros pacientes o de mujeres sanas. Esto es lo que, probablemente, va a tener mayor impacto en cambiar la historia natural del cáncer en nuestro país, más que los tratamientos”, afirma el doctor Benjamín Walbaum, oncólogo médico de UC CHRISTUS.

La mamografía y la ecografía son esenciales para la prevención precoz, pero también es importante el autocuidado mediante la autoevaluación, no como un reemplazo, pero sí para que las mujeres sean conscientes. “De que lo busquen activamente, pero siempre complementando”, dice el doctor Walbaum.

Mitos en torno al cáncer de mamas

En la cultura popular se conocen diferentes mitos acerca del cáncer mamario, sus distintos orígenes y también cuál es el sector de la población que tiene más riesgo de tener células cancerígenas. Sin embargo, hay muchos de ellos que no son ciertos ni comprobables.

“Se cree que el cáncer de mama no puede darse en hombres. Sin embargo, de todas las personas que desarrollan un cáncer de mama, uno es varón. Otro mito habla de que el cáncer de mama no podría darles a personas mayores, lo que es falso. Además, algunas personas piensan que, sí tuvieron un cáncer de mamas tiempo atrás, no les volverá a dar y eso también es erróneo”, explica el oncólogo César Sánchez Rojel.

También, “hay mitos más sociales, por ejemplo, si es que el desodorante aumenta la posibilidad de cáncer de mamas o el tipo de sostén que se usa. Para ninguno de los casos hay datos comprobables de que eso ocurra”, explica Sánchez.

“Si mi familia me veía bien, me iban a subir más el ánimo al no mirarme con lástima”

Tras la llegada de su primer hijo, Lorena Silva Rodríguez, comenzó a sentir un bulto molesto mientras amamantaba, pero no le dio importancia. Sin embargo, justo cuando se embarazó de su ansiado segundo hijo, decidió examinarse y llegaron las malas noticias: tenía cáncer mamario.

Durante el primer semestre de este año, Lorena Silva Rodríguez fue dada de alta , superando el cáncer mamario y realizándose chequeos cada tres meses, para controlar que esta enfermedad no vuelva.

“Se me vino el mundo encima porque no es una enfermedad fácil. Pero luego dije, ‘no me puedo echar a morir’. Me decía ‘no quiero que la gente me vea como víctima, sino que como alguien que está luchando’. Si mi familia me veía bien, ellos me iban a subir más el ánimo al no mirarme con lástima. Es por eso que decidí ir a todas mis radioterapias disfrazada de la Mujer Maravilla. El equipo médico es fundamental. Cómo te tratan, cómo son contigo es importantísimo. Yo iba al Centro del Cáncer UC CHRISTUS y me sentía bien, tranquila. La gente estaba muy preocupada y me ayudaron cuando yo estaba agotada”, recuerda Lorena.

Durante el primer semestre de este año, Lorena Silva Rodríguez fue dada de alta , superando el cáncer mamario y realizándose chequeos cada tres meses, para controlar que esta enfermedad no vuelva.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Arqueólogos descubren en Pompeya cuatro nuevas habitaciones en una casa excavada con anterioridad que posee objetos del día a día utilizados por una familia de clase media.