Yo lo probé: Ritual revitalizante

Envolvimiento con barro termal, talasoterapia y masajes tiene el nuevo tratamiento del Acqua Spa del Radisson Concón, testeado por revista Paula.




Paula 1107. Sábado 27 de octubre 2012.

Envolvimiento con barro termal, talasoterapia y masajes tiene el nuevo tratamiento del Acqua Spa del Radisson Concón, testeado por revista Paula.

Una hora y 50 minutos dura el ritual revitalizante de barro termal. el más nuevo de los tratamientos del Acqua Spa del Radisson Concón. Parte con un envolvimient desde el pecho hasta los pies con arcilla. Para eso, la terapeuta rusa me ofrece ropa interior desechable. Me tiendo en la camilla boca arriba y

comienza la aplicación de esta pasta astringente y exfoliante. Con el cuerpo embetunado comienza un suave masaje de 10 minutos. Con la piel ya exfoliada, vienen otros 10 minutos de relajación. La terapeuta me cubre con un material aislante y una manta, cierra las persianas, baja la luz y sale de la sala. Me quedo sola con el ruido de las olas que se cuela por la ventana.

Aún con el cuerpo embetunado, y cubierta con una bata de algodón del más suave, paso a la cabina con una tina de agua de mar a 36 o 37 grados Celsius (filtrada, higienizada y calentada en una caldera) y arcilla para seguir con la relajación y limpieza de la piel. Durante estos 30 minutos de talasoterapia me quedo mirando las olas y los roqueríos de Concón. Paso a otra sala para ducharme, reposar e hidratarme con té verde helado. Regreso a la primera cabina, me recuesto en la camilla y sobre mi piel con los poros dilatados comienzan 50 minutos de masaje nutritivo, hidratante y relajante con una crema con vitamina C. Los recuerdos son difusos. Me quedé dormida y hasta soñé. Una vez despierta, me sentí liviana, con la piel suave y fresca. $ 52.900. Reservar hora con un día de anticipación llamando al teléfono (32) 254 6415. Av Borgoño 23.333.

Para disfrutar de los tratamientos se recomienda un buen desayuno para resistir el agua caliente, y un almuerzo ligero para sentirse liviana durante los masajes.

Bonus track: preparar el cuerpo

Dado que el objetivo era aplicar una terapia de shock contra el cansancio, antes del Ritual Revitalizante, mi jornada partió con 20 minutos de talasoterapia en la piscina de agua de mar caliente. Allí estuve flotando y relajando la musculatura. "Relaja las zonas estresadas, generalmente cuello, espalda y ciático. Es un buen complemento de tratamientos de artritis, discapacidad motora y rehabilitación de problemas kinesiológicos y traumatológicos", dice la encargada del spa, Paola Andrade.

Luego, en la misma sala temperada, me recosté durante 20 minutos, boca abajo, en una camilla expuesta a luz infrarroja, la que usan los kinesiólogos para distender la musculatura y aliviar el dolor, especialmente cervical, dorsal y lumbar. En mi caso, sin dolencias a cuestas, el objetivo fue seguir relajándome. El calor me dio sueño y me dormí.

Finalmente, antes del almuerzo (ensaladas en el restorán del hotel) y del ritual, probé el baño de vapor y el sauna con vista al mar. Excelentes. La piscina (y derecho a luz infrarroja), el sauna y el vapor tienen un costo de $ 20.000 (promoción). Para los dos últimos hay que reservar hora.

Comenta