5 errores comunes de una mala configuración de la Nube

Ilustración: Vicente Martí.

La tecnología es una de las principales y más utilizadas en el mundo hoy en día, pero no está exenta de errores al ser mal configurada.


Hoy en día todo es Cloud. Los grandes avances por parte de las empresas han ido de la mano de las tecnologías, pero eso no las ha mantenido exentas de cometer errores. Si bien cada herramienta suma una nueva posibilidad, su aplicación no asegura el éxito y cada paso debe ser dado con cuidado. Los errores, en ese sentido, pueden aparecer, y por ello cada unidad especialista debe tomar un especial rigor. Acá una lista de algunas de los principales errores al trabajar con tecnología en la nube.

Medidas de seguridad

No cabe duda. Así como en un hogar se necesita en ocasiones tener un sistema que asegure la no intrusión de delincuentes, cada empresa debe de ser capaz de resguardar la seguridad interna de sus sistemas. Contar con certificaciones al día, limitar la presencia de VPN y reemplazarlas si es que considera necesario con sistemas ZTNA, entre otros. Las mismas plataformas Cloud cuentan con sus propias medidas de seguridad, pero son los usuarios quienes deben de implementar o contratar otras barreras para así asegurar que no haya ningún software malicioso ni criminal que la sobrepase. Gestión de claves, cifrado de la información, entre otras cosas, permiten incluso que ciberdelincuentes no secuestren bases de datos ni información de los usuarios finales.

Ciberseguridad - Hacker

Error de configuración

Eso sí, tener un servicio Cloud no es tan simple como quien pueda imaginar. Se necesita de una configuración adecuada y, en caso de fracasar en ello, los usuarios debe de pedir un cambio en ella. Según explica Francisco Guzmán, director de Claro Empresas, este tipo de fallas puede deberse a varias razones. Algunas de ellas: falta de restricciones de acceso y permisos, políticas de seguridad demasiado permisivas, rutas de conectividad a internet mal entendidas, o funciones de redes mal configuradas. “Para evitar eso, es clave limitar los permisos, cifrar los datos críticos especialmente para mitigar el impacto de una fuga, comprobar el cumplimiento de la normativa antes de instalar un servicio Cloud, y realizar auditorías continuas. Este proceso se puede hacer a través de herramientas de gestión de la seguridad en la nube (CSPM) para automatizar y simplificar este proceso”, precisa el ejecutivo.

Servidores a la nube

La tecnología Cloud puede parecer la panacea. Y está en todas partes. Eso sí, uno de los errores comunes de las organizaciones es la de intentar pasar sus servidores a la nube, en vez de crear aplicaciones directamente desde la nube. Y eso dependerá, eso sí, del sector al cual pertenezca la empresa. Hay ciertas compañías en las que no es recomendable llevar todos los servidores a la nube. Y surgen otros conflictos con respecto.

Jaime Navón, docente de la Escuela de Ingeniería de la Pontificia Universidad Católica de Chile y director del diplomado de Cloud Computing, dice que migrar todo a la nube sin tener un adecuado ancho de banda o latencia es también un problema. “De hecho, puede traer serios problemas de performance por los tiempos de viaje de los datos”, asegura. Junto a esto, dice que migrar datos y procesos sin una idea clara de la arquitectura de TI de la organización puede terminar con algo que es mas caro de operar, porque tiene problemas de seguridad, y menos flexibilidad para responder a cambios en el futuro.

Futuristic design of a cloud network computing

No tener una estrategia Cloud

Las estrategias digitales, así como en el mundo real, deben evolucionar. No son algo rígido y que, una vez implementada, “es la que sirve desde ahora en adelante”. Para algunos, apunta Navón, la estrategia consiste en algo como decir “de ahora en adelante todo va a la nube”. Pero eso no es suficiente. “Está relacionado con otro error, que es migrar datos y procesos sin tener una idea clara de la arquitectura TI de la organización, porque puede terminar con algo que es más caro de operar, tiene problemas de seguridad, y tiene menos flexibilidad para responder a cambios en el futuro”, asegura.

La geografía de la Nube

Puede resultar extraño mencionarlo, pero incluso en el mundo digital existen limitaciones. Las aplicaciones de ciertas compañías, dependiendo de qué servicio sea el que contraten, podrán ejecutarse o no utilizarse en un determinado límite geográfico. Y eso entrega ciertas facilidades. Las mismas empresas pueden bloquear los usos de ciertas aplicaciones en algunas zonas o países.

En ese sentido, es mucho más favorable que las empresas prestadoras de estos servicios tengan oficinas ubicadas en zonas cercanas a sus clientes. Por ejemplo, en Chile, sería mucho más eficaz tener contratados servicios a firmas locales con data centers o cloud en el país. Eso sumado a que no todos los proveedores entregan las mismas posibilidades, pero si aseguran servicios cercanos a sus clientes, la experiencia y soporte será mucho mejor.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.