Banco online: los trámites que puedes hacer sin salir de casa

Utilizar las plataformas digitales de cada banco es un beneficio para ahorrar tiempo y, además, sin arriesgar tu ciberseguridad, en pleno auge de los servicios digitales. Acá, algunos consejos y tips.


Atención al cliente en línea

Acercarse a la banca móvil, más allá de la contingencia, es una oportunidad para ahorrarse las filas y gestionar a través de internet la mayoría de tus inquietudes. Es por eso que si no puedes solucionar algún asunto a través de la página web o la aplicación de tu banco, siempre podrás contar con el servicio de call center, los correos electrónicos con tu ejecutivo, y además, con sus redes sociales, a través de Facebook y Twitter.

Este tipo de consultas son rápidas de realizar, basta con enviar un mensaje con tus inquietudes y un ejecutivo te contestará -generalmente- solicitando sólo tu RUN para poder acceder a los datos de tus servicios contratados con la compañía.

Si eres nuevo en esta modalidad de atención, debes saber que jamás un trabajador bancario solicitará tus claves de acceso a través de esta ni ninguna otra plataforma.

Gestiona tu cuenta

Además de resolver tus dudas con un ejecutivo, también puedes realizar movimientos en tu cuenta sin la necesidad de un intermediario. La mayoría de los bancos permiten realizar los siguientes trámites:

  • Realizar transferencias a terceros y entre tus mismos productos.
  • Pagar cuentas de servicios (como luz, agua, gas y otros).
  • Consultar saldos y movimientos en tu cuenta.
  • Solicitar aumento de cupo en tu línea de crédito.
  • Pagar tu línea de crédito.
  • Consultar saldos y movimientos de tu tarjeta de crédito.
  • Revisar el estado de cuenta de tu tarjeta de crédito.
  • Pagar tu tarjeta de crédito.
  • Solicitar avances en cuotas con la tarjeta de crédito, los cuales se abonan inmediatamente a tu cuenta.
  • Bloquear y desbloquear tus tarjetas.
  • Simular créditos de consumo e hipotecarios.
  • Contratar créditos de consumo pre-aprobados con abono inmediato a tu cuenta.
  • Consultar tus créditos vigentes y obtener toda la información respecto a próximas cuotas.
  • Pagar cuotas de tu crédito de consumo vigente.
  • Revisar el estado de tu crédito hipotecario.
  • Simular, contratar, renovar y abonar depósitos a plazo.
  • Consultar el resumen de tus inversiones vigentes.
  • Obtener certificados tributarios.
  • Simular y contratar seguros de auto, hogar, viajes, vida, etc.
  • Informar y denunciar siniestros.
  • Solicitar asistencia en línea para tus seguros.
  • Cambiar tus claves.
  • Recargar tu celular.
  • Recargar tu tarjeta Bip.
  • Controlar tus ingresos y egresos.

Otra ayuda para ordenar tus finanzas

Si bien los bancos te permiten visualizar en línea tus ingresos y egresos, también existen plataformas adicionales que te ayudarán a llevar un mayor control sobre tus finanzas. La aplicación Fintonic, por ejemplo, fue premiada por Google como la mejor App de finanzas. Esta plataforma te permite llevar un seguimiento de todas tus cuentas al sincronizarse con tus productos bancarios.

Entre otras funciones, Fintonic te ayuda a ahorrar, al controlar todas tus cuentas; también te notifica rápidamente ante cobros duplicados y comisiones; y obtienes informes ordenados de tus gastos, los cuales son agrupados en categorías para que sepas cómo ocupas tu dinero.

Para ingresar a esta plataforma se te solicitará registrarte usando un correo electrónico e ingresando tus claves de acceso a la banca online, que no es la utilizada para realizar transacciones como compras, transferencias ni demases.

Tips para velar por tu ciberseguridad

  • No te conectes a tu banco desde cualquier red. No todas las conexiones a internet tienen la seguridad recomendada para utilizar la web de tu banco. Las redes WiFi abiertas (que no solicitan contraseña) son las más inseguras. Intenta siempre contactarte a través de una red confiable, como la de tu casa o tu conexión de datos móviles. Lo mismo ocurre en el caso de los dispositivos que utilizas para conectarte, así que asegúrate que sea desde un ordenador personal o tu celular. Evita utilizar dispositivos de uso público ya que podrías poner en peligro la seguridad de tu información y tus ahorros.
  • Procura que tu contraseña sea segura. La mayoría de los bancos te exigen claves que contengan mayúsculas, minúsculas, números y hasta caracteres especiales como puntos, guiones u otros signos.
  • Si te hace sentir más seguro, también puedes activar el sistema de autentificación en dos pasos de tu banco. De esta forma recibirás una tercera clave a tu celular cada vez que intentes hacer una transacción.
  • Jamás contestes correos electrónicos que te soliciten cambiar tus datos de acceso de una cuenta o te inviten a seguir un enlace desconocido. Siempre debes asegurarte de que el sitio web al que te estás conectando sea genuinamente el del banco, si tienes dudas de ello, asegúrate llamando por teléfono antes de cometer un error.
  • Cierra tu sesión cada vez que dejes de utilizar la web o aplicación de tu banco en línea.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.