Bodycam, la tecnología que promete revolucionar las transmisiones deportivas

Las redes sociales de Colonia estallaron tras la difusión de estos registros en primera persona gracias a dos cámaras que se pusieron en jugadores del club alemán. La empresa Mindfly desarrolló esta tecnología gracias a Inteligencia Artificial. Foto: Captura de video.

El partido amistoso entre Colonia y AC Milán marcó un precedente. No por el trámite ni el resultado, sino por los registros inéditos que dejó. La startup israelí Mindfly desarrolló una cámara ultraligera que se instala a la altura del pecho y muestra toda la acción en una perspectiva de primera persona. Esta tecnología se aplicará en la EuroLiga, la principal competencia de baloncesto europea.


Minuto 16 del amistoso entre los clubes de fútbol de Colonia y AC Milán. Timo Hübers, defensor del elenco alemán, está parado en la mitad de la cancha observando cómo el atacante rival Ante Rebic inicia una carrera furiosa en contra de su portería. Tras unos segundos, corre a defender su arco, pero, luego de un par de toques, ve cómo por su espalda aparece Olivier Giroud, recibe el balón, lo pasa sobre el arquero y anota el primer gol del encuentro.

En las imágenes, el defensa alemán no aparece; apenas se asoman sus brazos. Sin embargo, muestra todo lo que pasa frente a sus ojos, el estadio repleto, sus compañeros y rivales desplegados por todo el terreno de juego. Parece una escena sacada de un videojuego, pero no lo es: es una cámara instalada en el pecho del jugador que sumerge a los telespectadores en una experiencia de primera persona.

Otra cámara fue instalada en el pecho del delantero Tim Lemperle y entre los dos futbolistas registraron más secuencias del partido, incluyendo los otros dos goles que se marcaron. Las imágenes, por cierto, revolucionaron las redes sociales: en la cuenta de Tik Tok del club germano uno de los videos tuvo nueve millones de reproducciones y más de 800 mil “me gusta”.

El duelo entre Colonia y AC Milán marcó un precedente. No por su resultado ni por su trascendencia, sino por la inclusión de esta inédita tecnología en el fútbol. No fue al azar que haya sido promocionado como “El juego de la innovación”.

Esta innovación, llamada IA Bodycam, consiste en una cámara corporal portátil, pequeña, ultraligera, resistente a los golpes y diseñada especialmente para que no interfiera a los jugadores, además de un micrófono, haciendo que la experiencia sea completa. Este accesorio está incrustado en unos chalecos ligeros a la altura del pecho, que son casi idénticos a los que utilizan con GPS para medir su rendimiento.

“Me tomó un poco acostumbrarme a la cámara, porque hacía bastante calor debajo. Pero no me limitó”, señaló Hübers tras el partido.

Proyecto inmersivo

La tecnología fue elaborada por Mindfy, una startup israelí fundada en 2021 por Eran Tal (CEO) y Yehuda Elmaliach (CTO), dos emprendedores con experiencia en empresas emergentes de tecnología, en especial, orientadas a las transmisiones y la producción de material audiovisual. Por ejemplo, Eran Tal dirigió Evrideo, Goopi.tv e Individual.tv, mientras que Elmaliach cofundó Optibase –que cotizó en Nasdaq y logró una capitalización de US$500 millones–, y Mobixell –que fue vendida a Flash Networks. Por eso, luego de este recorrido, desarrollaron este proyecto inmersivo específicamente orientado a los deportes.

Las ventajas tecnológicas que ofrece la IA Bodycam van más allá de sus características físicas. Su gran particularidad es que funciona mediante inteligencia artificial de extremo a extremo: la cámara tiene un campo de visión amplio, utiliza tecnología de estabilización a través de algoritmos especiales para evitar el movimiento abrupto en las jugadas y es capaz de identificar el balón y a los jugadores para lograr un enfoque perfecto, simulando el trabajo que realizan los directores y los equipos profesionales.

Luego, se seleccionan y editan las mejores jugadas a través de un software de edición automático, para luego cargarlas a la nube de Mindfly, desde donde se pueden compartir a los espectadores. Todo esto, de forma casi instantánea. “Esta es la primera vez que se capturan y editan automáticamente imágenes de video desde el punto de vista de los atletas profesionales utilizando tecnología de inteligencia artificial”, subrayó el CEO, Eran Tal.

El software de Mindfly ya fue probado en los entrenamientos de la rama de baloncesto del Bayern Múnich. Además, firmó un contrato con la Euro League, la mayor competencia del Viejo Continente. Foto: Mindfly

¿Cómo funciona el servicio de Mindfly? La empresa le vende el servicio a un club, una liga, una emisora o incluso un atleta individual, luego provee los implementos y genera clips destacados listos para ser publicados en cualquier formato, pues los ajusta tanto para canales de televisión y redes sociales, como para plataformas de NFT y servicios OTT.

En el partido entre Colonia y AC Milán también se pusieron en marcha otros instrumentos tecnológicos que marcaron el encuentro: otros jugadores portaron micrófonos que permitieron escuchar las conversaciones que tenían dentro del campo de juego, además de utilizar suelos especiales en los zapatos para recopilar datos de seguimiento.

Nueva tecnología para el fútbol

Aunque para un partido profesional de fútbol es una tecnología inédita, pues hasta la fecha se había utilizado en entrenamientos, no es la primera vez que se utiliza esta tecnología inmersiva en otros deportes.

La Fórmula 1 llevaba un par de años probando esta tecnología, pero sin la posibilidad de transmitirla en vivo. En la temporada 2021, la testeó en el Gran Premio de Bélgica con el español Fernando Alonso, y luego con el monegasco Charles Leclerc, en Abu Dhabi. A través de ella se tenía la perspectiva del piloto y ver todas sus acciones dentro del monoplaza.

La cámara es ultraligera, resistente y no supone una carga adicional para los jugadores. Además, procesa y edita los mejores momentos a través de inteligencia artificial y los sube a la nube de forma casi automática.

Esto generó sensación entre los fanáticos de la máxima categoría y finalmente la compañía Bell desarrolló pequeñas cámaras de 8 milímetros y 2,5 gramos que podían conectarse a través de dos cables y sumarse a la transmisión en vivo y en 2022 son diez los pilotos que la utilizan. Por lo mismo, la Federación Internacional del Automóvil -que rige la competencia- definió que esta tecnología será obligatoria para la temporada 2023.

No solo eso, pues la misma Mindfly firmó un convenio con EuroLeague, la liga de baloncesto de mayor importancia en el Viejo Continente, para que en la temporada que comienza en octubre los jugadores equipen la IA Bodycam en los partidos y así los clubes puedan publicarlos en sus redes sociales. Pero, además, que este contenido se pueda vender a los fanáticos como NFT.

“Actualmente estamos en negociaciones avanzadas para firmar acuerdos con varios clubes y las principales ligas de fútbol de Europa y con varias emisoras importantes en Europa y Estados Unidos”, señaló el CEO. Uno de ellos es la rama de baloncesto de Bayern Múnich.

Sin embargo, es una tierra desconocida para el fútbol; sobre todo, porque la FIFA no tiene esta tecnología contemplada en las competencias profesionales. Esto, pese a que las innovaciones tecnológicas se han ido incorporando paulatinamente al balompié.

El caso más reciente es el del VAR (árbitro asistente de video), que les permite a los réferis resolver situaciones puntuales en tiempo real a través de pantallas y cámaras estratégicas. Pero no solo existen esas, también se ha incorporado el uso de GPS para monitorear la salud y el rendimiento de los futbolistas, drones para el análisis táctico en los entrenamientos, y botines con sensores que proporcionan datos.

Yehuda Elmaliach (CTO) y Eran Tal (CEO), los fundadores de esta startup israelí fundada en 2021.

¿Y respecto de las transmisiones? “Hace 20 años, cuando teníamos el Zoom Deportivo en TVN, compramos un programa para los análisis de jugadas, se usaban imágenes virtuales para ver las jugadas polémicas o repetir una en especial”, contextualiza Michael Müller, periodista y exproductor general de Deportes de TVN. “Eso nos costaba horas de trabajo, porque era una operación manual había que meter gráficas, etc. Hoy eso está todo automatizado, durante el mismo partido las hacen, se marca un jugador, se miden distancias, la velocidad de la pelota, cuánto corrió aquel futbolista. Todo eso está incluido en las transmisiones de hoy día, que se compran y se pueden analizar a los 22 o más jugadores si se quiere”, añade.

Además, el exdirector de prensa del canal público subraya que muchos de los avances tecnológicos que se han incorporado en las transmisiones hoy pasan desapercibidos porque se han adaptado de forma natural. “En sistemas de transmisión está la súper slow motion, que te muestra una gota de sudor cayendo, un golpe en extrema cámara lenta, o que, como decía, las repeticiones estén listas apenas unos segundos después”, agrega.

Pero ¿por qué no se han desarrollado e incluido tecnologías como la que ofrece Mindfly? Müller argumenta que todo depende de lo novedosas que sean las imágenes que se produzcan dentro del partido. “Por ejemplo, no sirve nada si se mostró una parte del pasto o ninguna acción interesante. En los partidos grandes de fútbol hay 18 o 24 cámaras, y al final se usan 8 o 10, porque muchas veces los directores prescinden de muchas cámaras porque no tienen imágenes interesantes”, señala.

Por ejemplo, las plataformas digitales como DirecTV han adquirido los derechos, tanto en Mundiales como en Eurocopas, de las cámaras áreas, por ejemplo. “Pasa que para un canal tradicional que hace fútbol, no le sirve mucho, salvo para repetir alguna cosa técnica. Ahora, es interesante tener esa opción para ver cómo están reaccionando las bancas, o en el caso de esta bodycam, para ver cómo patea un penal, me parece una opción muy atractiva. Es una nueva manera de ver el fútbol, ahora, no sé si FIFA lo autorice”, explica Müller.

Aun así, esta podría definir la manera de ver los partidos, en especial, por el deseo que tienen los fundadores de esta startup de transmitir juegos completos en vivo.

Sin embargo, por ahora, la posibilidad más grande es poder comercializar estos registros al igual que como se harán en la EuroLeague. De hecho, Michael Müller plantea que estos servicios, que se adquieren a la empresa que transmite el evento deportivo a través de derechos, podrían apostar por tener una bodycam en estrellas como Lionel Messi o Cristiano Ronaldo.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

¿Cómo una persona con una cuenta en Instagram o Tik Tok puede convertirse en un "influencer"? Esta figura, ¿es considerada un emprendimiento? ¿Cómo se manejan en la relación con las marcas? De todo eso hablan la instagramer Francisca Órdenes y el tiktoker Francisco Ackermann en este video.