Desde remedios con descuento a hormigón sostenible: Los diez ganadores de AntofaEmprende

El equipo de Seifrei ha desarrollado una app para unir a personas que entregan servicios de limpieza y planchado de ropa con quienes necesitan este servicio.

A una década de su desde su nacimiento, este concurso que estimula la innovación en la Región de Antofagasta premió a una decena de proyectos entre los cuales repartió un total de $115 millones en las categorías de consolidación y expansión. Aquí, revisamos algunas de las soluciones que fueron reconocidas.


70 proyectos de emprendimiento e innovación han recibido financiamiento del concurso AntofaEmprende durante las siete versiones que se han celebrado desde su creación hace una década. Los últimos en sumarse a ese listado fueron las diez iniciativas premiadas de su más reciente edición, que dan cuenta del amplio abanico de soluciones que apoya el certamen.

AntofaEmprende cuenta con dos categorías, Consolidación y Expansión. En la primera, dirigida a innovaciones en procesos de prototipado, se repartieron $8 millones por proyecto. Los ganadores fueron Dropit, Dekos, Seifrei, Aictive y Turshop. En la segunda, destinada a iniciativas en etapa de crecimiento, el premio ascendía a $15 millones y lo obtuvieron FarmaLoop, AMAIA, Marketgreen, EducaSwitch y Reembolso Seguro.

“Apoyamos ideas disruptivas e innovadoras que buscan resolver los principales desafío del territorio. Por ello este año buscamos propuestas en las áreas de educación, economía circular y acción climática, salud, turismo, bienestar y equidad”, explica José Antonio Díaz, director de Fundación Minera Escondida, entidad detrás del concurso.

Los proyectos seleccionados poseen un alto potencial y un robusto plan de implementación, con sentido de pertenencia que impactarán positivamente a los y las habitantes de la Región de Antofagasta”, agrega el ejecutivo.

10 proyectos fueron los que el concurso premió este año, en dos categorías que entregaban premios de 8 y 15 millones de pesos.

En sus 10 años de historia, AntofaEmprende ha recibido la postulación de más de 2.000 proyectos. De los 70 beneficiados, la mitad siguen activos. “Para avanzar hacia una sociedad más justa es importante el compromiso de todos y todas. El sector privado es un actor relevante que debe sumarse a esta tarea, donde la innovación social se convierte en una oportunidad concreta para disminuir las brechas que existen”, dice Díaz.

Contra el desperdicio de medicamentos

La idea de FarmaLoop nació en 2018 cuando dos de sus fundadores, Claudio Cea y Felipe Díaz, trabajan en un laboratorio farmacéutico. Ahí se impresionaron con la cantidad de medicamentos expirados que se destruían mensualmente y decidieron buscar una solución a ese desperdicio.

En ese momento entraron en contacto con Michel Tesmer, el tercer fundador, que trabajaba en una startup que se dedicaba al monitoreo remoto de pacientes crónicos. Así, los tres juntaron su experiencia profesional e idearon una farmacia online que ofrece medicamentos cerca de su fecha de expiración, con descuentos de hasta un 90%, con el foco puesto en pacientes que tengan enfermedades crónicas.

“Nos enamoramos del problema. Había un círculo virtuoso en el que evitamos que estos medicamentos se destruyan o expiren y se los hacemos llegar a los pacientes mucho más baratos. Por un lado, gana el medioambiente porque no se destruyen y no contaminan, pero sobre todo ganan todos los pacientes crónicos, que es el 30% de la población de Chile, y sobre todo personas mayores”, señala Tesmer.

FarmaLoop ofrece hasta 90% de descuento en medicamentos para enfermos crónicos.

Uno de los principales desafíos fue diseñar una logística de despachos que llegara a regiones y que resolviera de forma rápida el traslado entre laboratorio, farmacia y consumidor final, sobre todo considerando que se trata de remedios que están cerca de su fecha de expiración. “Actualmente, entre 24 y 48 horas podemos llegar a Puerto Montt o Antofagasta. Y si un paciente se ahorra 40 mil pesos en sus medicamentos y paga 5 mil pesos de despacho a Puerto Montt, por ejemplo, se termina ahorrando igualmente 35 mil pesos. Entonces sigue siendo una tremenda solución”, dice Tesmer.

Otra de sus estrategias ha sido ir a buscar directamente a sus potenciales pacientes, haciendo convenios con clínicas, centros médicos y residencias para la tercera edad. Por lo mismo, Tesmer asegura que el apoyo de AntofaEmprende es un impulso para poder consolidarse en la Región de Antofagasta. De hecho, será en ese sector donde esperan consolidar su servicio y donde esperan poder seguir creciendo en regiones y luego en el resto de Latinoamérica, con México como principal objetivo.

Un marketplace de servicios domésticos

Todo comenzó como un mal rato que pasó Jonathan Hill en un viaje de trabajo. Luego de una semana agotadora, buscó un lugar donde lavar su ropa un viernes a las 20:00 y no encontró ninguna lavandería abierta.

Mientras limpiaba sus prendas en el baño del hotel pensó en una solución. Tal como en ámbitos como alojamientos, traslados y compras, donde hay particulares que cubren esos servicios (Airbnb, Uber, Cornershop, etc.), Hill pensó que la lavandería también podía ser confiada en personas que dispusieran del equipo necesario y quisieran ganar dinero.

Junto con Daniela Godoy, comenzaron tanteando las posibilidades del servicio a través de redes sociales como Instagram y Facebook, donde unían a personas que querían lavar con otras que se ofrecían para hacerlo en sus casas bajo un servicio llamado Seifrei.

“Recibimos un feedback muy positivo de las personas que trabajaban con nosotros y finalmente pasamos a una aplicación móvil que hemos estado desarrollando a full y adaptando a las necesidades de los clientes”, explica Hill.

Según él, la buena acogida de su modelo radica en la oportunidad de hacer dinero con herramientas muy al alcance de la mano y, por el otro lado, de precios más accesibles. “Cualquier persona con una lavadora, plancha y tiempo puede generar ingresos con nosotros, además para los clientes entregamos una solución 40% más económico, una entrega super rápida de máximo 24 horas y, lo más importante, funcionamos 24/7″, señala Hill.

Los insumos de recolección y entrega de Seifrei también son sostenibles y reutilizables.

El fundador agrega que el corazón de su propuesta es un modelo de negocio eficiente, ambientalmente amigable y sustentable. “Al aprovechar la capacidad de lavado ya existente en los hogares, evitamos la necesidad de construir y operar lavanderías industriales que consumen mucha agua y energía. Ademas de fomentar el uso de detergente biodegradables y teniendo insumos de recolección y entrega de cero plástico”, dice.

Hill cuenta que con el apoyo de AntofaEmprende esperan poder aumentar sus ventas y generar alianzas y colaboraciones con otras empresas para ayudar a fortalecer el ecosistema de innovación. En el corto plazo, esperan poder consolidarse en la Región de Antofagasta para luego seguir expandiéndose por Chile.

Construcción sustentable

Dekos también nació a partir de una necesidad personal. Felipe Dorich y su pareja, Isabel Montero, perdieron sus trabajos y decidieron comenzar a fabricar muebles. “Aunque eventualmente regresamos a nuestros trabajos anteriores, la chispa emprendedora ya estaba encendida en nosotros. Pero queríamos crear algo más que un negocio, aspirábamos a generar un impacto significativo en la sociedad”, cuenta Dorich.

Así fue cómo idearon Dekos, donde usaron su experiencia en construcción para combatir la contaminación por plásticos. Su solución fue desarrollar una fórmula de hormigón que incorpora plástico triturado como un agregado, permitiendo crear piezas de revestimiento decorativo con texturas realistas, como piedra pizarra, madera petrificada y adoquines de caliza.

“Tras un año de investigación y desarrollo, lanzamos nuestro primer prototipo al mercado. La respuesta de la comunidad de Calama fue abrumadoramente positiva. Desde 2022, hemos estado refinando nuestro modelo de negocio y ampliando nuestra visión. Ahora, nuestros objetivos son ambiciosos: queremos desarrollar nuevos productos y soluciones que contribuyan de manera significativa a la sostenibilidad de la industria de la construcción”, adelanta Dorich.

La fórmula de Dekos permite crear piezas de revestimiento a partir de botellas de plástico triturado.

Hasta la fecha, han reciclado más de 300.000 botellas de PET, utilizando en cada metro cuadrado de su producto aproximadamente 200 botellas.

Dorich dice que el apoyo de AntofaEmprende es fundamental para su avance, en el que esperan establecer nuevos centro de transformación de residuos plásticos en distintos puntos de Chile, incluido Santiago. También están colaborando activamente con otros emprendedores de diferentes regiones para codesarrollar una gama de productos nuevos y mejorados que sean sostenibles.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

La disrupción digital es aquella transformación radical y profunda de los modelos de negocio de una empresa. Es un proceso muy beneficioso, pero no es sencillo. En esta entrevista, Juan José de la Torre, CEO de Raven y especialista en disrupción, explica los fundamentos de este proceso y cómo abordarlo.