Empresa busca reactivar turismo en Valdivia de la mano de la realidad virtual

Desde un celular, computador o dispositivos de realidad virtual, los usuarios pueden recorrer los distintos registros de Valdivia.

Virtual Point es una firma valdiviana orientada a las experiencias en realidad virtual y digitales. Levantó una primera iniciativa alrededor de la ciudad, pero ahora buscan escalar su modelo y sumar otras localidades. Con la tecnología buscan revivir la zona como un lugar de interés de turismo de conferencias.


El recorrido comienza en un casino de Valdivia, pasando por el hall de entrada y luego por sus salones. Y la siguiente estación, de acuerdo a la guía, es en un hotel de la zona y en un campus de la Universidad Austral. Antes de eso, eso sí, la invitación es en una reunión privada, en una mesa con otros usuarios. Pero la situación no es presencial, sino virtual y que forma parte de una de las principales soluciones de Virtual Point, iniciativa local que inició a fines de 2019 pero que tomó mayor impulso en los últimos dos años.

Según comenta Boris González, fundador de Virtual Point, todo comenzó en el contexto de la crisis social, pero qué se fue acrecentando con la llegada de la llegada de la pandemia. Estaban trabajando en el proyecto, cuando notaron que los empresarios del sector comenzaron a cerrar sus negocios. Y la idea llegó a puerto. Él conocía la tecnología de realidad virtual, pero sumado a la posibilidad de instalarla en un lugar físico para que así distintos usuarios pudieran estar presentes en un sitio sin estarlo, era algo que debían intentar.

Empezó entonces a trabajar en un modelo de negocios para generar restoranes virtuales en los que, básicamente, los usuarios podían hacer pedidos vía una imagen en 360°, a hacer solicitudes de delivery y propusieron el proyecto a un negocio de Valdivia. Fue un primer experimento, pero dio resultados. “Y ahí empezamos a enloquecer, porque vimos que era una atractivo para muchos empresarios y decidimos ampliarnos hacia otros nichos”, recuerda González.

Con las vistas aéreas de la ciudad, se permite que los usuarios e interesados conozcan el lugar sin necesidad, como, antes sí lo era, de viajar a la zona para ver la viabilidad para realizar un evento.

E-learning, mercado inmobiliario y turismo fueron sus principales focos. Y fue con este último que impulsó realmente a Virtual Point. Como González es también director de la asociación Los Ríos Convention Bureau, que se encarga de atraer el turismo de reuniones empresariales y congresos hacia la región, se enfocó precisamente en eso. Y con ello nació Valdivia Virtual, que les permite vender el destino de manera remota, haciendo además una contribución al turismo local. Mucho más ahora, con los problemas que existen en la promoción de todos los destinos dada la contingencia sanitaria.

Actualmente la plataforma permite realizar un recorrido por distintas zonas de la ciudad y, a través de vistas aéreas, localizar los principales focos de atracción de Valdivia. Teatro Cervantes, Parque Saval, Castillo de Niebla, distintos hoteles, entre otros, forman parte de las ubicaciones que los usuarios pueden recorrer en 360° y que sirven para promover la ciudad y su utilización, por ejemplo, para distintos eventos. “Es una tecnología que parece nueva para la gente y le tienen mucho miedo, pero es solamente desconocimiento”, dice el ejecutivo. Además, menciona que en muchas ocasiones algunos empresarios, presionados por la digitalización en su entorno, “suman tecnología que no va con ellos, mientras que solo quieren dedicarse a los negocios”. “Y recomendamos que armen equipos con otras personas tecnológicas y así como muchas veces contratas a alguien para que atienda detrás del mostrador, también puedes encontrar a alguien que se encargue de esto”, añade.

El desafío de escalar

La recepción de los proyectos levantados por Virtual Point, y particularmente con Valdivia Virtual, ha sido más que positiva. Ahora, el próximo paso, asegura González, es escalar lo realizado y poder expandir primero que todo lo que ya tienen. Su sitio cuenta incluso con una guía interactiva, voces y textos en español, pero ahora quieren sumar inglés y portugués. Son esos justamente algunos de los principales focos de mercado y podrá reconocerlos según su ubicación geográfica y adaptarse al lenguaje. Pero la idea no es quedarse solo en su localidad.

Lo que sigue es un proyecto que denomina “Ciudades virtuales” y con la que buscan sumar otras localidades, para que puedan contribuir a sus propios destinos entorno a contribuciones económicas, turísticas y que permitan a los usuarios acercarse sin que la situación geográfica sea una limitación. “Es una buena forma de enganchar a los turistas y que preconozcan lo que tenemos, para que luego vengan a conocer en la realidad”, plantea el empresario.

En el modelo ya disponible con Valdivia Virtual, los mismo usuarios pueden recorrer distintas ubicaciones, pero existe también la posibilidad, de acuerdo a una coordinación previa, de realizar una visita guiada en vivo. “Esta plataforma permite venderle a la gente algo de forma experiencial, porque antes ellos tenían que viajar y había que pagarles los pasajes para que pudieran verificar si era posible hacer un evento en Valdivia, por ejemplo” afirma Boris González.

En este sistema, por ejemplo, en el formato de visita guiada González se dirige a uno de los hostales cercanos al centro de la ciudad, y muestra su ingreso, cómo son las habitaciones e incluso los baños. Todo en una vista en 360°. Y puede sobrevolar la ciudad de Valdivia, e incluyen tips históricos para poder así también generar conocimiento entorno a la plataforma y que no sirva meramente como un producto turístico, sino también educativo y de formación a la comunidad.

Los recorridos por algunas de las ubicaciones de Valdivia Virtual son en 360° y que sirven para potenciar el turismo y turismo de conferencias.

Pero en Virtual Point trabajan en dos líneas de negocios. Una de ellas es lo que se puede ver con Valdivia Virtual, con respecto a la digitalización de un entorno geográfico y con el cual los interesados pueden explorar ubicaciones para hacer un evento, por ejemplo. Pero la otra está sostenida en los eventos virtuales. E incluso ambas se pueden combinar. Sobre esta categoría, dice que lo que hacen es contratar diversas licencias a nivel internacional y pueden levantar, por ejemplo, congresos o conferencias en línea. Y lo ejemplifica con una simulación.

Lo que hacen con cada uno de sus clientes, es implementar las plataformas de acuerdo a sus necesidad. Por ejemplo, tienen la posibilidad de levantar un lobby virtual, e incluso implementar un sistema que simula mesas de negocios o reunión, en los que los “invitados” están frente a alguien. Todo de manera virtual, como si de un salón se tratara. En ese en particular, que utilizaron para un encuentro realizado en 2021, podía tener hasta diez mil personas conectadas en simultáneo y con distintas pestañas de herramientas. Speed Networking, para reuniones rápidas; la posibilidad de incluir Stands, en los que había expositores y que podían recibir preguntas sin interrupción alguna; y Salones Sociales, en los que los distintos usuarios conectados al evento, como si de una gran reunión vía Zoom se tratara podían interactuar.

Si bien el modelo es muy interactivo, el próximo desafío vendrá de la mano de la realidad virtual, para así dotar de mayores capacidades a esta línea de negocios. “Esta es una herramienta de promoción, de instrucción, capacitación y de educación, y cuando alguien me dice que esto es difícil, le preciso que no tiene ninguna dificultad y que solo hay que perderle el miedo a apretar un par de botones”, asegura.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.