La plataforma que busca simplificar la edición de videos

El griego Anastasis Germanidis junto a los chilenos Alejandro Matamalsa y Cristóbal Valenzuela, fundadores de Runway.

Mediante el uso de inteligencia artificial, Runway propone simplificar los procesos de creación de material audiovisual para los usuarios, con una plataforma que se utiliza a través del navegador y que no exige mayor conocimiento técnico. Creada por dos chilenos y un griego, a fines del año pasado la statup consiguió US$35 millones con Coatue, la empresa que antes apostó por Tesla y Spotify.


Son las 14:00 horas en Manhattan y la ciudad no se detiene. Y tampoco el ritmo de Runway, startup fundada por dos chilenos y un griego a fines de 2018, y que hoy crece a pasos agigantados. Sin detener la marcha. A pesar de eso, Cristóbal Valenzuela, CEO de la plataforma de edición profesional de videos, dice que están “recién comenzando”.

La iniciativa nació hace unos años atrás, cuando los tres se conocieron en la Universidad Nueva York, mientras hacían un programa de posgrado. La idea del proyecto surgió, explica Valenzuela, luego de darse cuenta que en la investigación que estaban haciendo en el área de machine learning o inteligencia artificial aplicada al mundo de la creatividad, había un nicho en el cual podían más que indagar, centrado en la edición de imágenes y video.

La idea fue, desde el comienzo, tomar esa tecnología para construir una nueva clase de software creativo para el mundo profesional. Premiere y Photoshop son herramientas muy utilizadas en la industria para editar y crear imágenes, pero su aproximación fue siempre repensar e imaginar esas “primitivas de software”.

Dentro de la última década, plantea el ingeniero, han habido bastantes cambios fundamentales en investigación aplicada a la creación y edición de imágenes utilizando inteligencia artificial, y la gran diferencia de Runway, y que es su valor agregado, es tomar eso y aplicarlo a diversos productos. “Tenemos un equipo de investigación totalmente dedicado a profundizar en esas áreas de investigación y después aplicarlas y eso te permite, a nivel comercial, reducir los costos de producción y ahorrar”, plantea el chileno, desde Estados Unidos.

Con “ahorrar” se refiere a que, como su plataforma tiene integrados una serie de motores con inteligencia artificial, los tiempos de producción y montaje de un video se reducen y se limitan aquellas partes de un proceso de edición que “son muy manuales y tediosas”.

“Como las grandes productoras, como HBO y aquellas que se dedican al cine y la TV, e incluso los más pequeños, necesitan las mismas técnicas y esos procesos que toman mucho tiempo siguen siendo fundamentales... Nuestra idea fue ver cómo podíamos simplificarlos y ayudarlos a automatizarlos. Nuestra respuesta la vimos en los algoritmos que están dentro de este sistema de videos”, dice el creativo.

Por ejemplo, el Late show with Stephen Colbert, que se transmite a través de CBS, es uno de los productos conocidos que es editado con Runway. Y con su herramienta han podido reducir horas de trabajo a tan solo segundos. “Si tienes un video que puedes demorar hasta seis horas en editar, hemos trabajado para que con nuestro sistema eso demore solamente cinco segundos, y esa velocidad de edición es fundamental y radicalmente transformativa en todo el proceso de creación y edición”, afirma.

Crecimiento orgánico

El “boca en boca” ha sido clave. “Como los editores de video pasan mucho tiempo frente a un computador, y con nosotros han reducido esa exposición, se enamoran de un producto y hemos sabido que le cuentan a su entorno, y entonces tiene una emoción y un crecimiento viral, con el que hay algunas firmas más pequeñas, pero también otras más grandes que han decidido usar Runway”, dice Valenzuela.

En pandemia eso también se ha visto reflejado. Con el crecimiento de la comunicación a través de videos, sea a través de TikTok e incluso e incremento de la biblioteca de YouTube, la necesidad por este tipo de herramientas se ha encumbrado. “La gente se está grabando más y es el reflejo de que hay más necesidad por comunicación asincrónica”, dice como primer punto.

Luego, otro de los factores que incidió en el incremento de sus usuarios -han crecido 3x año a año con respecto a los registros-, es el trabajo remoto. No porque lo hayan aplicado en su oficina, sino porque las diversas empresas, incluso las grandes productoras, no podían trabajar de forma presencial junto a todo su equipo. “Muchos de nuestros clientes tuvieron que ingeniárselas para encontrar formas de continuar con su trabajo de forma remota”, afirma. Y, de hecho, una de las ventajas que tiene Runway es que permite acceder a los proyectos desde cualquier navegador y no se necesita tener los archivos de forma local. Eso permite a los editores trabajar en un mismo proyecto desde cualquier parte del mundo. “El trabajo colaborativo pospandemia ha seguido creciendo, y ha beneficiado a nuestra plataforma de sobremanera, porque es súper colaborativa”, añade.

Otro de los puntos que han notado en el equipo son las necesidades de sus usuarios. “El sistema te permite hacer videos de principios a fin y gran parte de la diferencia es que cada proceso que requiere mucho tiempo, como poner subtítulos, editar sonido o remover el fondo u objetos, está totalmente automatizado, y son justamente las partes más usadas”, asegura.

Además, afirma que parte de lo que hacen es relevante para subirse a “la nueva revolución”. A mediados de los noventa el CGI se presentó como una de las grandes innovaciones y muchos títulos con esta tecnología destacaron. Si bien en los ochenta ya se habían visto algunos intentos, fue una década después que se volvió más recurrente con películas como Toy story.

“Hace veinte años nadie pensaba que se podría hacer un mundo tan real que como espectador de ese contenido no podrías distinguir si era o no real, y lo que está pasando es que estamos entrando en una nueva fase de esa revolución”, dice Valenzuela.

Democratizando herramientas

Bajo su mirada, no solamente se podrá hacer contenidos de forma más barata y fácil porque ahora se estén automatizados algunos procesos de generación, sino porque permitirá a creadores audiovisuales tener un software que no es extremadamente complejo, a diferencia de otros ya existentes en la industria.

Otra de las perspectivas, dice el CEO de Runway, es que se está entrando en un periodo de democratización de las herramientas de edición. “Cualquier persona con acceso a un computador podrá generar películas o efectos visuales, o producciones que hoy día tenemos asociadas a grandes estudios, y nosotros estamos trabajando en ayudar a las personas y empresas a contar sus historias, que deben ser fáciles de realizar a través de un software simple”, argumenta.

El camino aún es largo, dice Valenzuela. A fines del año pasado la statup consiguió US$35 millones con Coatue, la empresa que antes apostó por Tesla y Spotify, y entre sus planes está seguir creciendo con el producto, la empresa y la cantidad de clientes que tienen. Hoy día Runway está compuesta por 31 trabajadores, y cuentan con equipo en Estados Unidos, Chile, Canadá, Nueva Zelanda o Suiza. “Estamos creciendo por todo el mundo, buscando a ese talento, porque nos queda mucho por desarrollar y seguir inventando”, asegura. Y buscan miradas desde los distintos sectores. Como cada semana “es muy diferente”, y tienen bastantes proyectos de investigación que han estado explorando, buscan constantemente generar una cultura organización muy rica en cuanto a diversidad.

“Tenemos PhD con especialidades muy concretas en Computer Vision y, a la vez, están con artistas visuales y test de videos todos trabajando en un mismo proyecto, y eso genera una sinergia bastante interesante, que es difícil de encontrar en otras empresas”, afirma Valenzuela, y sentencia: “Todo eso es súper necesario para nosotros”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

El periodista Alejandro Alaluf tuvo como invitados a Flavio Salazar, Ministro de Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación de Chile; Cristián Allendes, presidente de la Sociedad Nacional de Agricultura; Andrea Ramos, directora de ClimaTech y country manager de Kilimo; y Eduardo Leiva, académico UC de Ingeniería Hidráulica y Ambiental