Las startups que buscan crecer al alero de la plataforma de Sonda

Omnix se encarga de gestionar de forma eficiente la cadena logística con el uso de inteligencia artificial, para así agilizar los procesos.

El ecosistema, como le llama Sonda, cuenta con 30 startups y quieren llegar a las cien para el primer trimestre de 2023. Además, lanzarán seis iniciativas propias y que pretenden posicionar como empresas independientes.


El futuro de las empresas viene de la mano de la innovación. Y el rubro de las startups es perfecto para encontrar a los próximos aliados tecnológicos. Así lo han comprendido distintas firmas alrededor del globo, pero también a nivel local hay quienes se han atrevido. Eso sí, el equity sigue siendo una de las modalidades más desarrolladas en el área y en este tipo de negocios, pero hoy hay diversas apuestas.

En la búsqueda de poder suplir las necesidades de sus clientes, Sonda es una de las que dio recientemente el salto y apuestan a ser la casa de al menos 100 startups para el primer trimestre de 2023, pero también tienen en la mira ser un laboratorio para otras ya en desarrollo.

Incluir a startups fue uno de los ocho objetivos que definió la compañía en 2021 para este trienio y el scouting de estas partió en enero. Vsass -ex Xompass- es una de ellas, y han desarrollado una plataforma en la que los usuarios pueden habilitar videovigilancia utilizando inteligencia artificial. Lo interesante, dice Francisco Soto, CEO de la compañía, es que su plataforma -que permite realizar aplicaciones escindidas de esta- facilita la conexión de una infraestructura de cámaras ya existente.

“Muchos usuarios y empresas ya tienen una infraestructura con equipos y el desafío que tienen es poner a personas a mirar las cámaras, y se han dado cuenta que no pueden analizar tanta información en tiempo real”, plantea el ejecutivo. Su plataforma conectada a esa estructura, es capaz de conectar la información y desarrollan así aplicaciones de seguridad de videovigilancia.

El modelo, asegura, le ha interesado a algunas compañías y municipalidades porque no tienen “esa malicia de algunas empresas de cámaras que te exigen cambiar las tuyas por las de ellos”. “Se promete mucho con la inteligencia artificial, pero cuando a los clientes les ofrecen eso, el negocio se empieza a caer”, plantea Soto.

Hasta ahora han desarrollado 16 aplicaciones, y con orientaciones hacia diversos sectores. Algunos de ellos son municipios, transportes, seguridad constructora, y actualmente están entrando al sector del retail, con una solución que permite no solo conectar las cámaras, sino también los POS de los vendedores o reponedores y, mediante eso, determinar si hay pérdidas en el lugar de compra.

Con Vsass llevan unos cuatro años en el mercado, y avanzaban rápido, experimentando en el área de transportes. Hacían pilotos de prueba y “una persona de alto rango nos contactó y conocimos directamente al CEO de Sonda”. Como la firma, asegura Soto, quiere sumergirse en el rubro de las smart cities, encontraron a un aliado en su startup.

Con su herramienta, dependiendo de la aplicación y rubro, son capaces de identificar patentes, rostros, ingresos y salidas, hacer seguimiento a través de la misma infraestructura de cámaras, entre otras cosas, y que facilita la gestión y resguardo de incidencias en los diversos sectores.

Hoy, además, armaron una alianza con un fabricante de chips en Estados Unidos y que evaluó su tecnología. “Pudieron conectar cuatro veces más cámaras y están apareciendo, con esto, muchas oportunidades de internacionalizar nuestro producto con ese software”, dice Soto, quien añade que fuera del país tienen clientes en San Francisco, pero “más que empezar a vender allá, nos estamos apalancando con un partner en ese país”.

Tecnología para la eficiencia

Como Sonda es una compañía orientada hacia los servicios de TI, las soluciones estarán orientadas en ese lado. Y el foco en la IA está muy marcado. Aaron Cassorla, CEO de la startup de logística Omnix, ejemplifica. “Si tengo una entrevista agendada a una hora determinada, pero llego tarde o alguna de las variantes se retrasa, todo el plan que sigue después de eso se arruina, no solo para el entrevistado, sino también para el entrevistador”, plantea.

Bajo esa idea pretende explicar lo que hacen hoy día. Omnix es una empresa local con especialización en la automatización de procesos con modelos de inteligencia artificial. ¿Con qué objetivo? Dar fluidez sobre las operaciones. “Todas las compañías, para que existan, deben dar un valor al mercado, pero para lograr eso debemos coordinar a las personas que trabajan al interior, a los proveedores y los sistemas, pero siempre hay fallas en todas partes”, dice Cassorla.

Lo que hacen ellos, en concreto, es conectar Omnix, un software capaz de generar acciones tanto en sistemas como en personas, y comienzan así a orquestar los imprevistos. Como ejemplo, dice que en cadenas productivas un retraso de materiales puede impactar en la planta y la distribución.

“Si una empresa tiene que ir a buscar un container a un puerto, ¿Qué pasa si hay una marejada y el barco no puede llegar? ¿O si tienen problemas en el patio de los containers? Somos capaces de poder leer toda la cadena para saber qué está ocurriendo en la operación para así generar acciones”, explica el CEO de la empresa, que trabaja actualmente con empresas como Casa Ideas, Cenabast, TPS y que tiene presencia en ocho países.

“Nos sorprendió el llamado de Sonda, porque habíamos escuchado que era una compañía anticuada, pero nos encontramos con un equipo humano totalmente distinto, de gran calidad y con confianza en nosotros, y como son compañías grandes, deben buscar a quienes les puedan brindar un servicio”, dice entre risas Cassorla.

El cliente al centro

Sonda lleva 45 años en el mercado y Juan Aristizabal, vicepresidente corporativo de Workplace Service de la empresa, dice que necesitaban “tener este espíritu emprendedor”. “Decidimos entrar, pero no invirtiendo en startups, que termina siendo lo que está más de moda en el mercado”, asegura el ejecutivo. La modalidad, a la que denomina como “ecosistema”, brinda “dinero inteligente” a estos emprendimientos tecnológicos.

Cuando entren a este ecosistema, tendrán presencia inmediata en los 11 países en los que ya está la compañía, con una red de más de 500 ejecutivos comerciales y las espaldas financieras de la firma. Los tres requisitos que piden son: que la startup esté alineada con la estrategia de Sonda, que ya tengan un producto y debe haber un cliente al que le facture ese producto. “Si tenemos de cliente a Sodexo, por ejemplo, y debe controlar los desperdicios de comida, ese es el desafío y debemos apuntar hacia allá”, plantea.

Y así hay otros desafíos de sus clientes a los que buscan respuestas. “En general todos los clientes plantean cómo mejorar y optimizar algunos eslabones de sus cadenas productivas, de sus procesos y ahí entra la logística, con clientes que buscan cómo llegar más rápido a sus clientes”, dice Aristizabal.

Otro de los puntos, dice, es el de la analítica, y en el que se han ido orientando más hacia la videoanalítica -como con Vsass-. Suma también el desafío de clasificar o contar cuántas frutas tienen un problema o hay en un árbol. “Y el común denominados es el de la transformación digital y nosotros queremos estar en esto”, afirma el ejecutivo.

Hoy cuentan con 30 startups en su lista, pero apuestan a tener al menos 80 para fin de año y al alcanzar así las cien para el primer trimestre de 2023. “Es una meta alta, porque tenemos que correr con procesos internos y ver cómo incorporarlos al sistema, y hemos ido aprendiendo cómo simplificar e ido tomando feedback de las startups que hoy están en el ecosistema”, afirma.

Además del proceso de scouting en el que se han sumergido, a la empresa también se le han acercado startups y, en promedio, semanalmente los contactan unas tres iniciativas para presentarse porque se enteraron del ecosistema Sonda.

Y no solamente son startups ya existentes. Otro de los objetivos dentro del proyecto es poder transformar una serie de productos internos en startups. Hasta ahora son cinco y son las que pretender lanzar próximamente, pero no tienen un número definido como objetivo. “Lo que sí tenemos claro, es que siempre queremos tener al cliente al centro y tratar de cubrir al máximo sus problemáticas”, asegura Aristizabal.

En esta lista ya consideran Smart Kitchen, que analiza los desechos alimenticios -como el ejemplo con Sodexo-; Corporate Wellness, orientada al trabajo y salud de las personas al interior de las compañías, apoyados por realidad virtual; Smart Urban Mobility; que monitorea el tráfico de vehículos, la capacidad de tráfico en la vía y posibles daños a la estructura; Fraud Prevention, para el scoring de clientes para la industria financiera; y Sales Advisor, que integra las plataformas de e-commerce con la tienda física, para entregar una mejor experiencia a los usuarios.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Sebastián Moraga -más conocido como Mr. Sebaland- en menos de tres años pasó de ser colaborador de una multinacional a tener su propio estudio de tatuaje. ¿Cómo logró recorrer tan rápido el camino? Aquí, habla del viaje y también de los costos de su decisión.