Omnix: la solución automática a los problemas de logística

AARON CASSORLA de Omnix

FOTOS: PATRICIO FUENTES Y./ LA TERCERA

Aaron y Edwin viajaron a Nueva York solo para tratar de convencer a su primer cliente. Y lo consiguieron. Hoy, esta startup dedicada a inyectar big data y machine learning en la cadena logística de grandes empresas, facturó US$1,5 millones en 2019 y está presente en cinco países.




El pedido de un cliente para desarrollar un sistema logístico, abrió las puertas a que Aaron Cassorla y Edwin Vargas crearan Omnix, una nueva startup del Grupo Formax, donde ambos eran socios. Sin embargo, la empresa de retail que los contrató en ese momento (2017) dijo que les faltaba para llegar al producto actual, y así, se abrió el servicio que hoy optimiza la cadena de distribución de las compañías y que toma decisiones, para que ante cualquier problema, la continuidad operativa no se vea interrumpida. "Nos dimos cuenta que los gerentes gastan mucho tiempo en resolver los problemas de su compañía, además de las acciones para empujar las ventas y el poco espacio para dedicarle a la gestión", dice Aaron.

Sin embargo, el software tenía en su foco empresas que manejan grandes volúmenes y para los socios eso también era un dolor de cabeza, ya que una compañía que factura cerca de US$100 millones, no vería con mucho interés a un servicio que pone en sus manos el grueso de su negocio. Además, en 2017 el producto estaba recién en una etapa inicial. Pero el convencimiento de esta startup -que este año cerrará con una facturación de US$1,5 millones- era tal, que fueron a buscar ese difícil primer cliente.

La oportunidad estaba en Grupo EFE, un retailer peruano que recién había sido comprado por inversionistas de EEUU y estaban cambiando todos sus sistemas informáticos. De un día para otro partieron a una feria en Nueva York con la esperanza de poder encontrarlos. "No teníamos entradas. Recién ahí supimos que costaban US$2 mil. Era una feria gigante y teníamos solo un día para toparnos con ellos", recuerda el socio fundador.

Afortunadamente los encontraron y quedaron convencidos con su propuesta. Accedieron a venir a Chile para conocer el producto en detalle y, luego de algunas reuniones, las cosas se dieron para la startup, logrando cerrar su primer cliente. De ahí en adelante, Grupo EFE fue refiriendo a otros clientes y así, expandieron su cartera, hasta llegar a 12, con contratos de cinco a 10 años, que han tenido como ahorro mínimo un 20% en sus operaciones y 17% en sus ganancias en ventas, según lo que indican en Omnix.

Más allá del retail

El salto siguiente era adaptar el mismo servicio centrado en el retail, a otras industrias, como a la minería o construcción, segmentos de mucho mayor crecimiento. En un año y medio ya estaban cerrando contratos con las primeras mineras. Otras de las áreas en que trabajan por medio de su sistema de big data y machine learning son las del sector de telecomunicaciones, automotriz, y abastecimientos. "Esta es una startup que partió rentable, manteniéndose al filo en cero", comenta Aaron y agrega que en una primera etapa gastaron cerca de US$800 mil. Esto, financiado con lo que iban generando con los clientes y recursos de las otras startups del Grupo Formax.

Pese a que de los 100 empleados a nivel mundial 30 están en Chile, la idea es reducir este número en el futuro, ya que a nivel local esperan tener solo una sede centrada en lo administrativo. "Partimos como una empresa multinacional ya que el mercado chileno es muy chico para nosotros. Pocas empresas facturan más de US$100 millones y de esas, solo algunas son nuestro target", comenta Aaron. La mitad de los trabajadores están en Colombia, de donde es el otro socio, Edwin, y el resto está repartido entre Argentina y EEUU.

Sobre su competencia, Omnix solo ve un servicio similar entre los pesos pesados de la industria informática que hay en el mundo, como algunos servicios que ofrece Oracle e IBM, entre otros.

Los próximos planes de la startup es seguir expandiéndose y por eso cada oportunidad de actividad, charla o concurso internacional en la que participan, lo ven como una forma de conseguir clientes más que fondos. Sin embargo, próximamente se oficializará la venta de un porcentaje de la empresa para levantar $2.000 millones. Anteriormente, en una venta del 2%, (que no se concretó por un fondo canadiense), la startup había sido valorizada por US$100 millones.

A partir del próximo año "una consultora global" -según Aaron- comenzará a vender su servicio en base al objetivo de expandirse a nivel mundial, donde su pronta visita a Alemania, podría significar el desembarco a Europa por medio de nuevos clientes.

Con respecto al efecto del estallido social para Omnix, según su director, pasó desapercibido y, más que nada se han dedicado a prestar ayuda a sus clientes afectados.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.