7 claves para saber el plan de internet que necesitas en casa

¿Debo adquirir un gran plan de datos si solo ocupo internet para enviar correos y pequeños documentos? ¿O basta con compartirme internet desde el celular? Entre preguntas y respuestas despejamos las inquietudes básicas al momento de firmar un contrato para abastecer tu casa de internet en tiempos de cuarentena.


Con la emergencia sanitaria a nivel mundial, muchas las empresas han decidido implementar el teletrabajo como opción. Sin embargo, una de las dificultades de trabajar a distancia es no tener una conexión a internet con la capacidad necesaria para desempeñar las funciones. Para resolver este problema, debes responder algunas preguntas que podrían ayudarte a revelar la interrogante más relevante de todas en la era digital: ¿Qué plan de internet necesito?

1. Breve introducción al internet, ¿cuál es la diferencia entre kilo, megas, gigas, tera y otras unidades?

Misael Bustamante, gerente de proyectos estratégicos y regulación de Silica Networks, una empresa dedicada al desarrollo de fibra óptica, explica que las palabras mencionadas en esta pregunta son prefijos que se anteponen a una unidad de medida y hacen referencia al múltiplo de esta (10 elevado a n). Estos prefijos forman parte del Sistema Internacional fijados por la Oficina Internacional de Pesas.

“Para el caso de internet y las redes de comunicaciones, la unidad de medida utilizada se conoce como bit por segundo (b/s o bps) que permite expresar la velocidad de transmisión de datos a través de un medio alámbrico o inalámbrico. Por ejemplo, si en nuestros hogares tenemos una conexión a internet de 100 Megabit por segundo (100Mbps o 100Mb/s), también podemos decir que tenemos 100.000 Kilobit por segundo (100.000Kbps o 100.000Kb/s) y podemos mirar tranquilamente un video en 4K y solo estaríamos utilizando 25Mbps (el 20% de nuestra conexión a internet).

2. ¿Qué es la velocidad de carga y de descarga?

Nicolás Silva, director de Tecnología de Asimov Consultores, especialistas en desarrollo de software, visualización de datos e inteligencia artificial, enseña que estos conceptos que frecuentemente se escuchan en las empresas de telecomunicaciones se explican de la siguiente manera: la velocidad de descarga es la velocidad con que bajas información. Es lo más usado, ya que normalmente los usuarios consumen contenidos más que proveerlo.

La velocidad de descarga es clave si uno usa servicios de streaming, por ejemplo. La velocidad de carga es la velocidad con que subimos información. Por ejemplo, si estamos haciendo una videoconferencia, allí esta velocidad es importante porque determina la calidad con que se va a transmitir el video que estamos enviando.

3. ¿Cómo se asocian la velocidad con las cantidades (kilo, megas, giga etc)?

Comercialmente, algunos operadores de telecomunicaciones tienen planes que permiten una velocidad de carga y descarga determinada, con una cuota (cantidad) de información que se puede traficar durante un mes. Es decir, una vez terminada dicha cuota de tráfico antes que se termine el mes respectivo, se requerirá comprar una nueva cuota de trafico y/o las velocidades de carga y descarga disminuirán notoriamente, impactando en la percepción de la calidad de servicio del usuario, explica Bustamante.

“En la práctica, supongamos que tenemos una un plan de datos móvil de 25 gigas (lo que hace referencia a la cantidad medida en bytes) y quisiera ver una película en HD desde alguna página en línea. El video se intentaría descargar a una velocidad de 4 a 5 Mbps, lo que hace referencia a la velocidad promedio de un plan de datos móvil medida en bit (un Byte equivale a 8 bit y son unidades de medida diferentes). Una vez que hayas terminado de ver el video, habrás consumido 4 gigas, por lo tanto a tu plan de datos le quedaría una cantidad de 21 gigas y así sucesivamente hasta acabar la cantidad de gigas. Cuando esto ocurre tu velocidad de internet disminuye a 32 kbps, lo que restringe la visualización de contenido ya que se crea un cuello de botella para evitar el consumo desenfrenado de cantidad de gigas”, ejemplifica.

4. ¿Cómo puedo saber qué plan o cantidad de datos necesito para trabajar desde casa, si solo ocupo correo o si ocupo muchas otras herramientas, como en el caso de un diseñador o un desarrollador audiovisual, por ejemplo?

Dentro de las distintas alternativas que ofrece el mercado asociado a planes de internet Hogar y/o empresarial, la selección de estos será en función del tipo de información que se requerirá traficar y la calidad de servicio requerida, la cual podrá variar caso a caso.

Por ejemplo, dice Bustamante, “si solo ocupas el correo electrónico no necesitas una conexión a internet robusta, con unos 4Mbps es justo y necesario, por lo que podrías compartir internet desde tu celular hacia la computadora. Ahora, si requieres utilizar sistemas internos de tu organización necesitas una conexión más estable y rápida, ya que debes ingresar mediante una conexión VPN desde tu computadora a los sistemas de tu organización, para esto recomendamos utilizar una conexión de internet Hogar utilizando un cable de red conectado entre nuestro modem y computador para asegurar una conexión estable, ya que una conexión VPN es afectada por las intermitencias que puede provocar una conexión inalámbrica”.

Otros ejemplos:

Si eres un profesional que se desempeña en el ámbito de la informática y estás ejerciendo teletrabajo, con una conexión de 50 a 100Mbps puedes ejercer tus funciones -considerado la actual oferta de los servicios internet Hogar.

Si eres un profesional que se desempeña en el rubro administrativo y tus funciones son trabajar con documentos en línea, responder correos y ocupar programas instalados en tu computador, podrías ejercer tus funciones fácilmente compartiendo internet desde tu celular.

Si eres un profesional que trabaja en finanzas y debes acceder a sistemas internos de tu organización, se recomienda una conexión internet hogar de 20 a 50Mbps, ya que debes acceder por VPN y asegurar estabilidad y rapidez en tu conexión.

“Actualmente las compañías de telecomunicaciones ofrecen servicios de internet hogar desde los 100Mbps hasta 1 Gbps, si tienes algún servicio contratado de este tiempo puedes ejercer teletrabajo sin complicaciones”, dice Bustamante.

Al respecto, Silva detalla que si tu trabajo implica estar enviando archivos grandes por correo o hacer videoconferencias, será importante que tengas un plan con alta velocidad de subida. “En general, los proveedores de internet no mencionan mucho las velocidades de subida de sus planes, por lo que hay que hacer un esfuerzo en averiguar bien. Una velocidad de subida recomendable debería ser de al menos 10 megabytes por segundo”.

Aparte, dice Silva, si tienes una fijación con las plataformas de streaming, como Netflix, deberás tener una alta velocidad de descarga (bajada). “Para obtener una calidad óptima de reproducción se recomienda que la velocidad de bajada supere los 20 megabytes por segundo”.

5. ¿Qué plan necesito si en casa tengo varios equipos conectados a internet simultáneamente, como celulares, computadores, televisores, etcétera?

En ese caso, además, de tener un plan de banda ancha aceptable,  lo principal es tener un buen router, explica Silva. El router va a ser la pieza encargada de distribuir la conexión entre los distintos equipos, por lo que si el router es de mala calidad, pueden ocurrir caídas del wifi y, además, los equipos lejanos al aparato podrían experimentar una pobre conexión”.

Por lo mismo, Bustamante acota que es necesario “escoger siempre un proveedor que nos pueda entregar nuestro servicio de internet en fibra óptica o FTTH (Fiber to the Home), ya que este medio a diferencia del tradicional cable coaxial o peor aún, conexiones ASDL, nos proporciona mayores beneficios de conectividad”.

Sobre el plan de datos, enseña que las personas deben buscar un plan que se ajuste totalmente a los costos en base a las necesidades requeridas. Por ejemplo, en una casa de 4 o 5 personas, que desean ver Netflix en distintas pantallas y al mismo tiempo, considerando que la velocidad de descarga para este tipo de formatos es de 25 megabytes por segundo -según Netflix-, una velocidad de 100 megabytes por segundo sería bastante acotado, por lo que ya se debería analizar la adquisición de un plan con una velocidad mayor a la mencionada.

6. ¿Es verdad que si pongo el router de internet en altura la señal de WiFi mejora?

“Es totalmente cierto”, dice Bustamante. “Recordemos que los router, son equipos que transmiten ondas de forma omnidireccional, es decir, operan en un radio de 360°. Es algo similar a las torres de telecomunicaciones que instalan los operadores móviles que para tener una buena cobertura buscan instalar torres de varios metros de altura”.

Estas recomendaciones te ayudarán a mejorar la señal WiFi dentro del hogar:

Es importante ubicar el router al centro de nuestro hogar, efectivamente en un lugar con algo de altura, que nos permita llegar a los distintos rincones de casa.

Evitar poner el router en locaciones donde existan electrodomésticos como Microondas, o aparatos tecnológicos como teléfonos inalámbricos o bien dispositivos bluetooth que también trabajan en la banda 2.4Ghz.

7. ¿Cuándo es recomendable tener repetidores de señal? 

Los repetidores son aparatos que canalizan la señal del WiFi y la difunden con mayor fuerza en los puntos más críticos de una casa.  “Se vuelve recomendable cuando la casa es muy grande y se nota que la señal está debilitada en los sectores más alejados del espacio. Otro caso en el que se recomienda su adquisición es en departamentos pequeños cuando la señal se ve afectada por el gran número de señales wifi simultáneas que se encuentran en el edificio. Esto provoca interferencia de la señal”, comenta Silva.En este sentido, Bustamante acota que “al momento de adquirir estos dispositivos es necesario tener en cuenta su diseño, facilidad de conexión, estándares de seguridad y lo más importante que sea compatible con ambas bandas que posee nuestro Router 2.4Ghz y 5Ghz”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.