Proyecto Moms: la plataforma que conecta a mujeres en el mercado laboral

Ilustración: César Mejías.

La plataforma utiliza machine learning para conectar las habilidades y experiencia de mujeres con empresas de primer nivel, entregando diversas opciones de flexibilidad, desde proyectos a tiempo completo. Una startup creada para resignificar el talento de quienes buscan combinar su tiempo personal con lo laboral.


María Paz Merani se tituló de ingeniera comercial a inicios del año 2000, y tras aumentar su experiencia con diplomados, tanto fuera como dentro del país, comenzó a trabajar en una conocida aerolínea. Ahí desarrolló su carrera hasta escalar a una buena posición como jefa de recursos humanos. Una vez que se vio enfrentada a la idea de querer ser madre, en una época donde el mercado requería una presencialidad total y existía poca regulación para apoyar el proceso de acompañar a la guagua tras el parto, María Paz decidió hacer una pausa, asumiendo que era difícil conciliar el trabajo con su vida familiar, como le pasa a muchas mujeres, según revelan los índices existentes en el país.

Tras el nacimiento de su primer hijo llegaron dos más de manera seguida, por lo que decidió emprender y armar su propio jardín infantil, que tras el inicio de la crisis sanitaria cerró. Habían pasado 10 años desde esa “pausa” para dedicarse a la maternidad, hasta que sintió “un bichito dando vuelta”, un llamado para ocupar toda la experiencia que aún soñaba con buscar algo más. En ese minuto no sabía por dónde partir, ni siquiera había activado su cuenta de LinkedIn como para dar el primer paso. Motivada por una amiga, le hablaron de una plataforma creada por chilenas que mostraba las actuales tendencias en el mundo laboral, encontrando opciones flexibles que permitieran desarrollar la carrera profesional.

Una historia similar que se repite con María Teresa Anguita, quien comenzó a trabajar como periodista desde que se tituló, para terminar profesionalizándose en comunicaciones corporativas con nuevos estudios y experiencias en diversas empresas internacionales. Hoy ejerce en su cuarta multinacional, pero antes de llegar ahí quedó embarazada de su primera hija, momento en que tomó la decisión familiar de dejar su antiguo trabajo, enfocándose en su crianza para ver luego buscar una opción.

Seis meses después del parto, cuando ya estaba lista para partir esa búsqueda, María Teresa quedó embarazada de su segundo hijo, extendiendo su período de maternidad, sabiendo la dificultad que significa buscar un puesto tras ser madre. “Es súper difícil que a una mujer la contraten con niños muy pequeños. Estuve sin trabajar de forma dependiente alrededor de 4 años”, relata la periodista, quien se mantuvo haciendo pequeñas asesorías, hasta que apareció la posibilidad de postular al Proyecto Moms.

Creado por María Belén Muñoz y Cristina Muñoz, la plataforma funciona como centro de reclutamiento para mujeres que buscan retomar sus profesiones, quienes se inscriben en la página indicando sus antecedentes y deseos de trabajo, para que organizaciones que buscan generar cambios culturales al interior de las compañías se encuentren con diversas postulantes, siendo ellas la prioridad al encontrarse con opciones que pueden ser trabajo a tiempo completo, media jornada, freelance o incluso a cargos de proyectos específicos.

Proyecto Moms parte en enero de 2019 como una idea sin grandes anuncios publicitarios, pero se ha ido desarrollando desde el punto de vista tecnológico, al ser una organización que usa el machine learning para hacer dos “match”. El primero identifica a la mayor cantidad de candidatas para cada cargo.”Tratamos de abrir las opciones, no cerrar. Se les invita a participar a quienes se inscriben” explica Cristina Muñoz, quien agrega que el segundo match se llama “smart questions”, dudas que se generan para cada cargo y, en base a las respuestas que dan las candidatas, se hace una selección corta, donde además se identifican cuáles son las mejores para el cargo. Las empresas reciben esa información, acortando los procesos y apostando por la inclusión de género.

Mujeres en trabajos flexibles

María Paz Merani y María Teresa Anguita comenzaron a trabajar a distancia en medio de la pandemia. Mientras que la ingeniera llegó en febrero a liderar un proyecto en Mujeres Empresarias, organización que trabaja por la inserción de las mujeres en cargos directivos, Anguita consiguió a través de Proyecto Moms un reemplazo como especialista en comunicaciones para Kimberly-Clark, multinacional dedicada a venta de productos de higiene, donde por su desempeño fue ascendida al mismo cargo pero a nivel latinoamericano.

Cecilia Baquedano también consiguió un puesto como People Manager en Pago Fácil, quien no tenía hijos pequeños, y que desde 2017, fecha en que quedó desempleada cuando se acercaba a cumplir 50 años, comenzó a notar que a cada trabajo que postulaba no la llamaban, ni alcanzaba a avanzar hasta el proceso de entrevistas. Preocupada y con una casa que mantener, el contexto le hacía más urgente encontrar un trabajo de media jornada que combine con sus clases en universidades, labor que no estaba dando sustento para todas las deudas.

La psicóloga organizacional recibía los correos de la plataforma, hasta que decidió ingresar sus datos a la espera de una oferta. “El plus que tiene el Proyecto Moms es que te acompañan durante todo el proceso” relata la profesional, indicando que en medio de los matchs van recibiendo pequeñas encuestas para conocer las percepciones de cada etapa, desde sus sentimientos a opiniones frente a las propuestas. En caso de quedar seleccionada, siguen atentas y, en caso de no estar interesadas en el cargo, las vuelven a incluir en nuevos procesos. “Hay muchas mujeres talentosas que no están trabajando en este momento y que realmente le agregan valor a las organizaciones en las cuales se insertan. Proyecto Moms te da esa posibilidad”, asegura Baquedano, quien acaba de cumplir ocho meses en la empresa de pagos online.

Todas estas historias para Cristina Muñoz, actual CEO de la plataforma, son muestra de las cifras que la motivaron a dar forma a la iniciativa. De acuerdo al estudio publicado por el Harvard Business Review, un 43% de las mujeres dejan la vida profesional cuando son madres, aunque el 75% regresaría con algún tipo de flexibilidad. Muñoz enfatiza que la inclusión de género es la trinchera que defiende, pero es un camino que puede generar otros tipos de inclusión, desde personas en situación de discapacidad a gente con edades que no son consideradas en grandes empresas.

Actualmente ya son más de 12 mil usuarias en la plataforma, cifra que Muñoz traduce en casos de mujeres que quieren reinsertarse laboralmente, y que frente a la crisis provocada por la pandemia, la que retrasó en 10 años la presencia femenina en empresas, se hace imperante nuevos métodos de flexibilidad. “El tener esta flexibilidad obviamente cambia las condiciones del juego y hace que muchas mujeres puedan retomar su carrera y puedan volver a insertarse laboralmente, que es lo que nosotros buscamos”, manifiesta.

Nuevos pasos

La inclusión de mujeres en mejores condiciones se transforma en un círculo virtuoso generando un impacto social que, de acuerdo a cifras de la OCDE, si la participación de mujeres a nivel laboral sigue creciendo, el PIB mundial podría llegar a ser hasta de 27 mil trillones de dólares. A eso, Cristina Muñoz le agrega que cada vez que una mujer se incorpora al mundo laboral logra un impacto directo en tres mujeres más, generando una cadena que también repercute en grandes empresas que entregan oportunidades.

A principios de año, Proyecto Moms realizó un levantamiento de financiamiento vía crowdfunding, consiguiendo que 70 inversionistas participaran de una ronda que cerró en tres semanas desde que salió publicada, logrando un 28% más de las expectativas con 212 millones de pesos, monto con el que buscan mejorar el algoritmo y seguir repercutiendo favorablemente en las postulantes.

Lo recolectado también servirá para expandir la iniciativa en otros países dentro de Iberoamérica, con foco en México y España, siendo este último país el que más ha digerido la problemática de género, distinto al proceso de evangelización que se genera en otros mercados, al explicarle al empresariado por qué es importante la contratación de mujeres.

Las empresas tienen un rol crítico en cómo aportan en la incorporación laboral femenina y en cómo se benefician también de ello. La CEO de Proyecto Moms concluye afirmando que las compañías que contratan mujeres pueden ser un 15% más rentable, y logran llegar mejor a sus consumidores dependiendo del rol que están haciendo. “La invitación a las empresas es que se la jueguen por esto. Incorporemos a las mujeres, demos la oportunidad de demostrar lo que pueden hacer”, finaliza.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.