Cómo prepara Servel el conteo de votos para los dos días de elecciones

27- servel elecciones

ILUSTRACIÓN: CÉSAR MEJÍAS.

El 15 y 16 de mayo habrá cuatro papeletas, lo que significa para el Servicio Electoral levantar infraestructura y sistemas digitales para obtener los resultados con rapidez, como ha venido siendo en la última década. ¿Por qué en Chile se cuentan más rápido los votos que en otros países?


El domingo 25 de octubre, los chilenos en el país y en otros lugares del mundo participaron del histórico plebiscito que decidía si se escribía o no una nueva Constitución. Tras el cierre de mesas a las 20 horas de esa jornada, no pasaron muchos minutos para conocer algunos resultados de la elección proporcionados por el Servel, que terminó congregando al 50,9% del padrón total en las urnas, convirtiéndose en la elección con mayor votación desde la instauración del voto voluntario en el año 2012.

Si algo destacó en esa jornada, junto con la alta participación, fue la inmediatez de los resultados electorales. El sistema de votaciones de Chile ha sido aplaudido por liderar procesos seguros y con información oportuna, situación que espera repetirse el próximo 15 y 16 de mayo para las elecciones municipales, regionales y de los constituyentes que redactarán la nueva Constitución, previstas inicialmente para el 10 y 11 de abril, debido al agravamiento de la pandemia, donde se desplegará infraestructura y softwares para proveer estadísticas y resultados tras el cierre de mesas.

En cuanto a la infraestructura necesaria para llevar a cabo el proceso, Rodrigo Lizana, jefe de División de Tecnologías de la Información del Servel, señala que es desafío, dado que en estas elecciones serán de “procesamiento más lento”, ya que se trata de varias elecciones masivas, siendo 4 papeletas que cada votante tendrá que marcar. “Sin ir más lejos, se trata de 744 cédulas electorales diferentes, las que ya están puestas a disposición del electorado en nuestro sitio web”, señala.

Tras el cierre de mesas el próximo 16 de mayo, el proceso de conteo de votos tendrá un orden estricto, partiendo por los convencionales constituyentes generales de los distritos, luego los convencionales constituyentes de pueblos originarios, para seguir con gobernadores regionales, alcaldes y finalmente concejales. La información de cada mesa y local de votación es depositada en una plataforma web de Servel especialmente diseñada para recoger los datos a lo largo del territorio.

En específico, los representantes del Servel dispondrán los resultados en actas de escrutinio, que luego son subidas a la Red de Transmisión de Datos (RTD), que según Lizana funciona como una red totalmente privada y con enlaces dedicados solo a estos servicios. La red es encriptada y validada a nivel de conectividad para cada local de votación, y ella trabajan más de 2.500 personas aproximadamente a nivel nacional en los temas técnicos.

La RTD abarca los 2731 locales de votación, recibiendo y validando los datos que formarán parte de los cómputos, y luego los disponibiliza públicamente a través de un Protocolo de Transferencia de Archivos (FTP), donde tanto la ciudadanía como los medios de comunicación podrán adquirir los datos del momento para ir generando estadísticas.

Cristóbal Huneeus, director de Data Science de Unholster y uno de los fundadores de DecideChile, plataforma de inteligencia electoral que informa en tiempo real los resultados de las elecciones, y que ha estado presente en todos los procesos desde 2012 viendo de cerca el avance tecnológico de la entrega de resultados, califica que Servel “hace un muy buen trabajo en organizar el día de las elecciones y disponibilizar públicamente la información”.

Huneeus destaca el ciclo de pruebas de transmisión de resultados que ha hecho el servicio electoral semanas antes del día clave, que comenzaron durante marzo y que, tras el cambio de fechas, se retomaron en los últimos días. “Es muy importante que plataformas de software que van a ser estresadas se aseguren que se puede acceder a los archivos en diferentes circunstancias”, señala el creador de DecideChile, pensando que como usuario final de los datos, durante el conteo realizarán análisis minuto a minuto, para responder a “las miles de aristas que influyen en transmitir al final lo que la gente quiere saber: quién ganó y por qué”.

Frente al proceso que se vivirá en mayo, Huneeus visualiza que el proceso puede ralentizarse ante la cantidad de votos, aunque compara lo que se vivirá en mayo próximo con las elecciones del 2017, año en que regiones impares también votaron por senadores. “No es la primera vez que hay cuatro votos en disputa, lo que pasa es que ahora hay muchos más candidatos para cada uno de los votos nuevos”, dice, siendo las 1.373 candidaturas de constituyentes las que harán más complejo tener un panorama absoluto tras el cierre de mesas, junto con las aristas de escaños reservados y paridad de género. “Probablemente la noche del 16 mayo vamos a recibir primero los resultados del distrito 18, que tiene la menor cantidad de candidatos, y al final vamos a recibir los votos del Distrito 10, que es el que tiene junto con el 7, la mayor cantidad de candidatos”.

Rodrigo Lizana también ve que el conteo de votos será más complejo, porque el volumen de datos a procesar aumenta significativamente y, por lo mismo, el tiempo para la entrega de los resultados. Si consideramos que muchos votantes pueden llegar minutos antes del cierre de mesas, las expectativas están en simplificar el proceso, y quienes vayan a votar lleguen con la decisión tomada al local de votación. Por esto, el Servel desarrolló herramientas como la Consulta de Candidatos, así como La Tercera también disponibilizó un interactivo para que cada usuario pueda saber por qué candidatos podría votar y su ubicación en la cédula respectiva. “Es esencial que las personas cuenten con esta información y lleguen a votar con su decisión tomada, el 15 o el 16 de mayo, para que voten rápido y evitemos aglomeraciones”, enfatiza.

Agilidad del proceso

En el Plebiscito del 25 de octubre, cada 10 minutos la página web arrojaba nueva información, siendo utilizada inmediatamente por medios de comunicación, autoridades y la ciudadanía en general, recibiendo elogios por la rapidez y transparencia del proceso.

Entre las características que hacen que Chile tenga un ágil sistema de conteo de votos radica en los diseños y arquitecturas implementados, junto con la optimización de los procesamientos de cada elección. El jefe de División de Tecnologías de la Información de Servel manifiesta que todo lo anterior es “diseño de ingeniería nacional y de profesionales de muy buen nivel técnico”.

La base tecnológica, que comenzó a aplicarse con más fuerza desde 2015 con el desarrollo de los procesos y análisis involucrados en la entrega de estos datos, es tan relevante como el conteo de votos, que realizan en cada mesa los vocales, siendo un trabajo compartido entre el compromiso de quienes participan activamente en cada local como el desarrollo digital que conlleva. “Su labor es la que permite que contemos con los datos de cada rincón del país”, enfatiza Lizana.

Cristóbal Huneeus cree que la agilidad en el conteo de votos chilenos, frente a otros países como Estados Unidos, donde demoraron hasta 4 días en conocer el resultado oficial de los escrutinios, radica en que las mesas cierran a la misma hora. “En países donde las mesas abren y cierran casi a la misma hora, como Alemania, Inglaterra o Francia, el conteo voto es bien rápido, quizás no al mismo nivel que acá porque somos un país más pequeño, pero siento que el sistema de conteo de votos de mesa está bien pensado”, explica el ingeniero, agregando que en ninguna elección se han hackeado los sistemas ni han existido problemas informáticos, lo que da confianza al sistema que permite visualizar los resultados que la noche de la elección entregará nuevas perspectivas sobre nuestra sociedad.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.