Temuco: los efectos económicos en la ciudad tras su tercera cuarentena

TEMUCO: Sistema frontal provoca intensas lluvias en pleno verano en la comuna

FOTOS: MARCOS MALDONADO / AGENCIAUNO

Empresarios, políticos y gremios analizan la compleja realidad de la capital de La Araucanía, donde sobre el 80% de las empresas son micro o pyme relacionadas al comercio o el turismo, los rubros más golpeados. Pese al escenario, las autoridades prevén que el proceso de reactivación será mucho más rápido que otras crisis económicas que ha tenido el país.


Es jueves al mediodía y llueve en pleno verano, algo normal en Temuco. En la avenida Manuel Montt, una de las principales arterias del centro, un par de personas caminan por la calle. Gran parte de las tiendas están cerradas y las micros que se mueven llevan a pocos pasajeros. Al llegar a la Plaza de Armas, una persona dice que desde que volvieron a cuarentena, el 14 de enero y por tercera vez, la ciudad vive en un eterno fin de semana. Por estos días, la localidad vive al límite las consecuencias económicas y sociales del coronavirus, desde que se confirmó el primer caso en la zona el 15 de marzo del año pasado.

La capital de la región de La Araucanía, que exhibe una de las cifras de pobreza más altas del país, fue una de las primeras en vivir los efectos del colapso del sistema hospitalario. Entró a cuarentena a finales de marzo de 2020, controlando la situación a principios de mayo, y retomando cierta normalidad, llegando hasta la fase 4 del plan Paso a Paso tres meses después. Pero la situación se descontroló en octubre, ingresando a su segunda cuarentena, que terminó el 21 de diciembre, para revitalizar el comercio los días previos a Navidad. El escenario actual no muestra mejora y con 396 casos, el pasado 27 de enero la región alcanzó un nuevo récord de contagios diarios, siendo Temuco y Pucón las comunas con mayor alza.

La crisis provocó la baja en un 25% la ocupación de empleos, en comparación a 2019, según cifras del Observatorio Económico y Social de La Araucanía (OES), que la convierte en la región más afectada del país, registrando números que duplican el promedio nacional, perdiendo cerca de 120 mil empleos, relata Patricio Ramírez, coordinador del OES.

Ramírez explica que “el país, como un todo, ha perdido un 12% de ocupados, y se ha venido recuperando en los últimos meses”, pero en el caso local, la reconstrucción económica ha sido más lenta, debido a que los sectores económicos más relevantes son la agricultura, el comercio y el turismo, estos dos últimos afectados por las restricciones sanitarias.

Rodrigo García, empresario gastronómico y dueño de los reconocidos locales “Vicuña Mackenna 530” y “1980 Casa Cervecera”, así como Gohan Sushi -fundado hace 17 años- y Mercato -uno de los mejores restaurantes de la capital regional, famoso por su osobuco con risotto-, mantenía sobre 300 trabajadores entre todos sus locales de la ciudad, más otras sucursales entre Chillán y Valdivia. Al igual que otros empresarios, las restricciones comenzaron a jugarle una mala pasada con la pandemia.

García prefiere no buscar culpables entre el gobierno o las autoridades, asegurando que “se las han intentado de jugar para tratar de que sigamos funcionando”. Sin embargo, reconoce que a esta altura, “ser propietario de cuatro restaurantes en una ciudad bajo condiciones adversas se nos complica mucho”.

Si bien Mercato no contaba con servicio de delivery para mantener un estilo, la pandemia llevó a García a integrarlo a la modalidad, utilizando las aplicaciones más conocidas. Las ventas online ayudan a mantener la situación, pero su alto costo no lo hace rentable para sostener todo lo que significa mantener un restaurante. Hace un par de semanas, tuvo que cerrar dos locales, uno de ellos en el centro de Temuco, despidiendo a 60 personas. Las desvinculaciones podrían aumentar si es que no se logra trabajar con personas en el local por un mínimo de 30 días al regreso de la fase 2, el próximo 15 de febrero, cuenta el empresario.

Una visión similar comparte el gremio del comercio. Gustavo Valenzuela, presidente de la cámara local, afirma que es un error cerrar y no dejar trabajar al comercio menor, debido a que ahí “no están ocurriendo los contagios. El comercio menor atiende pequeños aforos frente a las grandes tiendas, lo que haría más fácil atender frente a los protocolos. El comercio no tendría por qué estar cerrado, pagando la crisis”.

Las cifras del comercio minorista han dado cuenta de una gran caída en las ventas, sumándose al alza de empleo informal. La Araucanía registró en 2019, y por segundo año consecutivo, la mayor tasa de informalidad laboral del país, un 38,5% la más alta del país, superando en casi 10 puntos porcentuales al promedio nacional que llegó a 29,1%, según los últimos datos del OES.

Diferentes realidades

Un 80,7% de las empresas de la región son micro o pymes según un sondeo realizado por la CNC, lo cual deja a este grupo en una situación financiera frágil, frente a empresas que pueden tener un respaldo para sostenerse en la pandemia.

A diferencia de otras regiones, las grandes industrias en La Araucanía representan sólo un 0,6%. Una de ellas es Rosen, fábrica de colchones que dio sus primeros pasos en Temuco, en 1958, para luego consolidarse expandiendo su presencia en ocho países del continente.

Con su fábrica en la salida norte de Temuco, Rosen es reconocida por su conexión regional: los tres mil trabajadores que tiene la marca en el país, 2 mil de estos pertenecen a la ciudad y comunas aledañas. Agustín Alfonso, gerente general de Rosen, relata que desde el inicio de la pandemia adoptaron diversas medidas, tanto sanitarias como de carácter laboral, para cuidar el trabajo de quienes viven en La Araucanía.

El gerente general detalla que al inicio de la pandemia suspendieron voluntariamente sus operaciones a nivel nacional, manteniendo la dotación de personal, y flexibilizando las jornada, para dejar en labores presenciales solamente aquellas funciones imprescindibles, tales como producción y logística. “Decidimos no acogernos a la Ley de Protección del Empleo, en ninguna de sus modalidades y sin disminuciones de sueldo, enfrentando así la grave crisis unidos como compañía”, explica.

Adicionalmente, se mantuvieron presente en la ciudad a través de equipo productivo, desarrollando más de 70.000 mascarillas, buzos quirúrgicos y cortes de espuma, que fueron donadas a la municipalidad, Hospital de Temuco, Carabineros, Ejército y otras instituciones.

Si en el papel, algo alivia tener una fase 1 que no puede extenderse más allá de 4 semanas, todos coinciden que significará un desafío cómo afrontar los próximos meses. La situación también es vista con bajas expectativas por parte de los empresarios, que sitúan un escenario pesimista a gran parte del aparato productivo regional. Desde Rosen saben que es difícil pronosticar la magnitud del impacto. Alfonso cree que es “muy relevante estar atentos y conectados con lo que sucede en la región y colaborar para que esta situación tenga el menor daño posible”.

Patricio Ramírez del Observatorio Económico y Social de La Araucanía cree que el segundo semestre podría verse levemente mejor, pero todo va a estar supeditado a la evolución de las etapas del plan Paso a Paso y el apoyo que exista a los microempresarios.

El alcalde de Temuco, Jaime Salinas, reconoce que las medidas sanitarias, por más necesarias que sean, han devuelto otras “pandemias” en la ciudad. “Estamos en una contradicción. Tenemos que tener los resguardos sanitarios, pero no podemos dejar de lado la pandemia del desempleo, que se está volviendo más complicado de controlar”.

Salinas señala que han buscado flexibilizar puntos en ayuda a la economía local a través de las diferentes direcciones. Algunas de las medidas conocidas son los permisos para el uso de veredas y paseos, para que locales gastronómicos puedan trabajar con terrazas, debido a que al estar en una zona lluviosa son pocos los servicios que cuentan con el espacio. La medida alcanzó a funcionar menos de 15 días, entre diciembre y enero, y tanto el presidente de la Cámara de Comercio como el empresario gastronómico Rodrigo García plantean que la medida no servirá tras el término del verano, debiendo buscar la forma de ampliar el aforo en los locales en fase 2.

A esto se suma la entrega de permisos de desplazamiento para que hortaliceras mapuches puedan llegar a la capital de La Araucanía a comercializar sus productos, y la flexibilización de los pagos de patentes limitadas, que ha significado a la institución dejar de recibir más de 8 mil millones de pesos. “Esperamos la respuesta del contralor, para que no se cobren los meses que no se pudo abrir en pandemia”, complementa.

Planes para reactivar Temuco

Francisco López, seremi de economía de La Araucanía, comparte que el panorama de Temuco y la región es complejo, pero cree que “cuando se controle el virus a través de la política pública de las vacunas, el proceso de reactivación será mucho más rápido que otras crisis económicas que ha tenido el país en el pasado”.

La autoridad de la cartera destaca que en 2020 se entregaron alrededor de 14 mil FOGAPES a través de las instituciones financieras, lo que permitió que el 30% de las empresas de la región hayan tenido un apoyo crediticio. De la cantidad de fondos entregados, 90% llegaron a micro o pyme. “Este año queremos que puedan participar del FOGAPE Reactívate que va a tener dos líneas, nuevos capitales de trabajo con condiciones efectivas que se han visto impedidos de poder pagar los créditos covid 1.0, puedan hacer un crédito de enlace y partir con uno nuevo, con más meses de gracia”, señala.

El seremi también destaca que frente a la crisis, se van a inyectar cerca de US$650 millones extra del presupuesto anterior a la región, específicamente centrado en poder ayudar a la generación de empleo desde el ámbito público. En eso, el Minvu y el MOP tendrán una especial atención en obras que se van a ejecutar en el corto plazo. Además, está el plan Impulsa Araucanía, que va a entregar recursos extras, siendo el gobierno regional de La Araucanía el que tiene el mayor presupuesto a nivel nacional.

Otra de las iniciativas que busca dar vuelta la situación es el programa “Empieza De Nuevo”, creado por la municipalidad de Temuco, enfocado en personas que quebraron, entregando asesoría legal y comercial, con abogados e ingenieros comerciales que ayudarán a los comerciantes a tener una nueva oportunidad. El alcalde Salinas describe al programa como “una iniciativa pionera, porque la gente prácticamente está en la calle, con sus bienes rematados y en DICOM”.

El programa, aún en levantamiento de información, tendrá como uno de sus requisitos prestar la ayuda técnica a emprendedores que no pudieron recibir ayuda bancaria o estatal por su condición social. “Queremos que no se sientan abandonados, porque sabemos que si ellos están bien, no necesitarán ayudas sociales paliativas”, complementa el edil.

Otro de los puntos a largo plazo, que buscará revertir la falta de industria en el sector, es la creación de Invest Araucanía. Lanzado el 18 de octubre de 2019, la iniciativa busca que proyectos grandes puedan encontrar un lugar en la zona para desarrollarse de forma oportuna, siendo apoyado por InvestChile, la agencia nacional de promoción de inversión extranjera.

El seremi Francisco López relata que Invest Araucanía funciona en coordinación con la Oficina de Gestión de Proyectos Sustentables (GPS) del Ministerio de Economía, y que hasta la fecha cuentan con una cartera de US$3 mil millones de iniciativas privadas en distintos rubros, con alta fuerza en el rubro de energías renovables y no convencionales, para atraer capitales a la región pensando en proyectos que ayuden a más lugares del país. “Queremos ayudar a que los grandes proyectos de inversión lleguen a la ciudad”, expresa.

Por su parte, Patricio Ramírez del OES, considera que el plan de proyección busca responder ante “uno de los grandes talones de Aquiles”, y que será un trabajo lento, sobre todo ante las circunstancias por la pandemia y la imagen compleja que vive la región por los hechos de violencia, que pueden ocurrir en ciertas zonas o de manera aislada, pero que a ojos de un inversor ensucian el sentido financiero a toda la región. “Si bien se valora el trabajo, no veo logros a corto plazo”, sentencia Ramírez .

Mientras tanto, el complejo escenario que se vive por los efectos económicos de la pandemia seguirá sintiéndose entre los empresarios y trabajadores de Temuco. Un panorama que ha mostrado con fuerza la fragilidad y la vulnerabilidad social que afecta a la ciudad, y de la que tras el término de la tercera cuarentena a mediados de febrero, muchos esperan salir.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.