La Convención Constitucional y la guerra de los dos tercios

FOTO:CRISTOBAL ESCOBAR /AGENCIAUNO




Debía ser un procedimiento, pero se transformó en algo más. El jueves pasado, cuando el pleno de la Convención Constitucional debía discutir y votar en torno a la propuesta del reglamento que regirá su trabajo, todo se vio interrumpido. Los convencionales representantes de los Pueblos Originarios desafiaron a la mesa liderada por Elisa Loncón y el vicepresidente Jaime Bassa. Rechazaban que algunas normas del reglamento de la comisión de participación y consulta indígena se rigieran por un quórum de dos tercios.Con ello, la discusión sobre ese quórum se anticipó y se trasladó a la votación del reglamento de ese órgano. Y la incapacidad de superar esas diferencias, que hicieron postergar la votación del jueves para hoy martes, instala ahora una incertidumbre sobre la capacidad de esa asamblea para avanzar oportunamente a discutir las materias de fondo.

La guerra de los dos tercios ha dividido aguas entre los constituyentes, con algunos advirtiendo sobre la inviabilidad institucional de todo el proceso en la medida en que el quórum no se respete. Ha sido una controversia que también ha marcado distancia entre dos partes de la izquierda, agrupada en el mundo exterior bajo el pacto electoral de Apruebo Dignidad. De paso, ha puesto a la mesa de la Convención en un entredicho.

Con todo esto de fondo, la votación de hoy en la Convención Constitucional puede tener grandes consecuencias.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.