La incómoda posición de Yasna Provoste tras el rechazo del cuarto retiro




El camino del proyecto de ley que permite un cuarto retiro de fondos previsionales ha encontrado mucho más obstáculos que los anteriores. La motivación electoral de sus promotores ha estado mucho más expuesta, y sus costos podrían ser también muchos más altos. La senadora demócrata cristiana y candidata presidencial del Nuevo Pacto Social Yasna Provoste vio en el proyecto una oportunidad de demostrar liderazgo y alinearse con una causa popular. Pero el rechazo de la iniciativa en el Senado, el martes pasado, quedó claro que la suya fue una apuesta arriesgada. Sobre todo considerando el voto en contra de su correligionaria Carolina Goic. La senadora por Magallanes ya había adelantado, en una entrevista con La Tercera, su voto en contra. Aún así, Provoste redobló su apuesta e insistió, sin éxito, en intentar persuadirla. No fue lo único que tuvo a su equipo sopesando la dimensión electoral de las votaciones en el Senado: el mismo día el gobierno logró la aprobación de la extensión del Estado de Emergencia en la Macrozona Sur, con votos DC. Además, la acusación constitucional contra el presidente Sebastián Piñera aprobada en la Cámara baja fijó otro evento importante en la votación en el Senado, programada para el próximo martes, que obligará a Yasna Provoste a calcular gestos y discursos con un ojo puesto en las urnas del 21 de noviembre.

¿Cómo impacta lo sucedido el martes en el Senado a Yasna Provoste como candidata presidencial?

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.