30 años de la Concertación: El debate entre el fax y el módem y las peleas diarias

"Bueno y ¿por qué no hubo fiesta, así como tampoco discursos para la fiesta del No? ¡Porque eran 17 partidos! ¡y quién hablaba? Esa es la verdad, no había acuerdo", recuerda Ricardo Lagos.



Los preparativos para el plebiscito obligaron a una ardua tarea de organización, llena de anécdotas.

Luis Maira: "Me acuerdo que un día estaba muy acalorado porque en el comité político estaban divididos pero como pocas veces he visto, entre los partidarios del módem y los del fax. ¿Puedes imaginar lo que era explicarle a don Patricio Aylwin elegir entre el módem y el fax?¡Nadie nunca en su vida había visto un fax! No existían en Chile, eran de punta en Europa.

Genaro Arriagada: "Cuando nos organizábamos en el Comando del NO para definir cómo sacábamos a Pinochet decíamos: 'hay dos maneras de hacer esto, la manera normal y la milagrosa. La manera normal es que un grupo de ángeles y arcángeles bajen del cielo, rodeen a Pinochet y a su mujer y lo convenzan de que deje el poder... la vía del milagro es que ustedes se pongan de acuerdo'. La unidad es muy bonita de decirla, pero por Dios que cuesta trabajarla. Trabajamos mucho en eso con Enrique Correa y Ricardo Solari. Siempre decíamos lo siguiente: 'a las 10 de la mañana uno llega aquí y se encuentra con que la Concertación y el Comando del NO está quebrado y entonces hay que empezar a trabajar. A las tres de la tarde, la cosa vislumbra que se va a arreglar y a las cinco está de nuevo unida para que al día siguiente a las diez de la mañana se quiebre'".

Ricardo Lagos: "Bueno y ¿por qué no hubo fiesta, así como tampoco discursos para la fiesta del No? ¡Porque eran 17 partidos! ¡y quién hablaba? Esa es la verdad, no había acuerdo".

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Imperdibles