Blumel y nuevo presidente de la Cámara comprometen un trabajo legislativo "ágil, rápido y efectivo"

9ab398e7-ca27-427e-b28e-02a7b3ab6e01

El ministro de la Segpres y su subsecretario llegaron el jueves 21 hasta las nueva oficina del diputado Iván Flores.


El jueves 21 el ministro de la Segpres, Gonzalo Blumel, y el subsecretario de la cartera, Claudio Alvarado, llegaron hasta la nueva oficina del diputado Iván Flores (DC), quien el martes 19 se convirtió en el presidente de la Cámara de Diputados.

"Estuvimos conversando sobre las prioridades de la agenda legislativa del gobierno y, además de los proyectos que ya están en trámite. Al respecto, hay varios proyectos que el gobierno está interesado en plantear a la cámara con distintos grados de urgencia", señaló Flores.

El diputado reconoció que existe sintonía entre él y Blumel a quien- dijo- conoce hace años, desde la época en que era intendente de la Región de Los Ríos y Blumel trabajaba en la municipalidad de Futrono. Por lo mismo, Flores dijo que entre ambos se generó una conversación "amena y franca", dos cualidades que, en su opinión, facilitarán la búsqueda de soluciones en el Parlamento.

"Las conversaciones francas y abiertas son siempre necesarias cuando se tratan de buscar soluciones rápidas a los proyectos que interesan a Chile y desde ese punto de vista las conversaciones entre el Gobierno y la oposición siempre podrán llegar a un mejor puerto cuando hay voluntad de conversar", afirmó Flores, quien comentó que Blumel se comprometió a enviar un documento con las prioridades legislativas del Ejecutivo. Esto con el fin de "coordinar de la mejor manera los trámites legislativos para que sean ágiles, rápidos y efectivos".

Blumen, por su parte, confirmó que desde ahora en adelante habrá una coordinación permanente con el presidente de la Cámara todas las semanas en Valparaíso.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Recientemente, un conjunto de normas abrió la puerta a las mujeres que deseen dedicarse al boxeo, ya que desde la revolución de Fidel Castro, estaba prohibido que participaran en torneos.