Boric se desmarca del PC y de la izquierda latinoamericana al firmar declaración en Cumbre por Ucrania

El Presidente cerró la Cumbre por la Paz en Ucrania con una declaración en Suiza.

El Presidente firmó el compromiso junto a la mayoría de los países que participaron del encuentro. Sin embargo, hubo 13 que no lo hicieron, entre ellos, Brasil, México y Colombia. El timonel de los comunistas, Lautaro Carmona, bregó por una instancia en la que participe Rusia.


Para el Presidente Gabriel Boric y su equipo fue uno de los hitos más significativos en sus giras internacionales.

Este domingo, en Suiza, en el cierre de la cumbre por La Paz en Ucrania, fue nominado para ser uno de los cuatros líderes mundiales que entregarían una declaración con reflexiones del encuentro. Además lo hicieron Justin Trudeau, de Canadá; Nana Akufo-Addo, de Ghana; y los anfitriones del evento, el presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, y la presidenta de Suiza, Viola Amherd.

En ese espacio, Boric se desmarcó de aquellos sectores que criticaron su presencia en la cumbre -principalmente el Partido Comunista- y respondió a quienes plantean que es un espacio de apoyo a la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN).

Así lo dijeron diputados del PC y también figuras de la izquierda latinoamericana, como el expresidente de Bolvia Evo Morales, quien cuestionó la cumbre en su cuenta de X con dos fotografías de Zelensky: una junto al Mandatario de Argentina, Javier Milei, y otra con Boric.

“Nos preocupa mucho que líderes de nuestra región se sumen a la lógica guerrerista de la OTAN. Esa alianza militar es una amenaza para la paz y la seguridad internacional. Tienen un largo historial de crímenes en todo el mundo. La Patria Grande se construye defendiendo la independencia, soberanía y la unidad nuestros pueblos”, escribió Morales.

Pero Boric en su discurso se distanció de esas críticas. “Esta cumbre, y estas convicciones, no se trata de la OTAN, no se tratan de ideas políticas de izquierda o de derecha, no se trata de países de norte o del sur. Esto se trata de respetar el derecho internacional y los derechos humanos, esos son los principios rectores para poder vivir juntos”, aseguró.

De hecho, el Presidente firmó el compromiso junto a la mayoría de los países que participaron en la instancia. Sin embargo, hubo 13 que no lo hicieron, entre ellos, Brasil, México y Colombia. Es decir, Chile optó por un camino diferente al de la mayoría de los países de la izquierda latinoamericana, que tienen una postura más cercana al PC nacional.

Este domingo, Lautaro Carmona, líder del PC, se sumó a los cuestionamientos y bregó por una instancia en la que participe Rusia. “Nos parece que es incompleto el ejercicio que se ha hecho, porque hay que bregar por una cumbre a favor de la paz, y una cumbre a favor de la paz no es una cosa parcial o unilateral. Deben estar las partes incumbentes. Qué avances va a haber hacia la paz si está ausente una de las partes”, dijo el timonel del PC.

Esa colectividad además publicó una declaración pública sobre la participación de Chile en el encuentro.

“Una iniciativa parcial puede ser una actividad solidaria con una de las partes, pero no obligatoriamente tendrá la eficacia del proceso para construir un acuerdo político que resuelva la paz (...). Es urgente desde una posición independiente, establecer la Cumbre que con la participación de las partes incumbentes, aporte a una solución política para establecer la Paz”, dice la declaración del PC.

En todo caso, no fue la primera vez que el Mandatario marcó una diferencia en política exterior con respecto a los comunistas. Ante los cuestionamientos por su participación en la cumbre y sus críticas a las instituciones de Venezuela, el Mandatario respondió que “la política exterior de Chile la define el Presidente de la República” y aseguró que no se “amilana” ante las críticas.

Almuerzo con Macron

Durante la tarde de este domingo el Presidente aterrizó en París, Francia, donde participará a primera hora del lunes, junto a la directora general de Unesco, Audrey Azoulay, de una reunión privada con 28 miembros del Mecanismo de Alto Nivel del OSD 4 (Objetivo de Desarrollo Sostenible vinculado a la educación). Y luego estará en el plenario de la Unesco.

Más tarde, el Mandatario cerrará su gira por Europa con un almuerzo con el presidente de Francia, Emmanuel Macron, en el Palais de l’Élysée.

“Yo estuve presente en un almuerzo anterior y la verdad es que el diálogo fue extraordinariamente rico. El presidente Macron es una figura intelectualmente muy exigente y se sintió muy a gusto con el Presidente Boric”, sostuvo el canciller Alberto van Klaveren en la antesala del encuentro.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbete aquí.