Congreso despacha reforma a la Ley de Armas: iniciativa aumenta penas y entrega nueva herramientas a las policías

De esta manera el proyecto -tras 14 años de tramitación- quedó listo para convertirse en ley. Dentro de las modificaciones que introduce el proyecto a la actual legislación está la actualización de los artefactos prohibidos para las armas y la mejora en materia de trazabilidad.




La Cámara de Diputados y el Senado aprobaron este miércoles el informe de la Comisión Mixta respecto al proyecto de reforma a la Ley de Armas, donde se modifican ciertos cuerpos legales para aumentar las penas y los requisitos para el uso de armamento.

De esta manera el proyecto -tras 14 años de tramitación- fue despachado desde el Congreso y quedó listo para convertirse en ley.

En la mañana, los diputados respaldaron las modificaciones realizadas por los integrantes de la Mixta por 102 votos a favor, 18 en contra -la mayoría provinieron de parlamentarios de Chile Vamos y Republicanos- y 7 abstenciones.

Lo mismo hicieron durante la tarde, los senadores quienes visaron de forma unánime el documento emanado por la Mixta.

Durante su intervención en sala de la Cámara de Diputados, el ministro del Interior, Rodrigo Delgado, indicó que “para nosotros es tremendamente importante avanzar en una nueva legislación que se haga cargo y administre la realidad actual”.

“Lamentablemente hoy hay cada vez más armas en las manos equivocadas. Y el origen de las armas puede ser diverso (...) Hay otra realidad que es tremendamente preocupante y que nos hicimos cargo en la tramitación de la ley, a través de una indicación, que es aquellas armas que están ingresando a Chile como armas de fantasía, como juguete, de fogueo. Y que a muy bajo costos las distintas bandas criminales las están adaptando”, agregó.

El jefe de gabinete también afirmó que en la reforma a la Ley de Armas se incluye “una realidad que hasta hace un tiempo atrás parecía prácticamente de algún cuento futurista, pero que es una realidad, que es las armas impresas en 3D. Ya nos está tocando ver en distintos decomisos y operaciones policiales, armas impresas en 3D donde muchas veces los repuestos que requieren los encargan por Internet, fuera de Chile, llegan los resortes y otros tipos de elementos que la van armando y eso genera un arma también con poder letal”.

“Esta legislación nos va a poner al día para poder entregarle a nuestras policías, el Ministerio Público, herramientas que son importantes”, agregó Delgado.

Detalle del proyecto

Dentro de las modificaciones que introduce el proyecto a la actual legislación está la actualización de los artefactos prohibidos para las armas. Es así como se específica la negativa respecto al uso de silenciadores, de los dispositivos que conviertan armas semiautomáticas en automáticas y se incluye las armas de fogueo o de juguete adaptadas para utilizar balas.

Por otro lado, en materia de trazabilidad, se incorpora un registro de ADN balístico cuyo objetivo es permitir identificar el arma desde dónde fue disparada una bala y también se establecen mayores exigencias al momento de internar armas o municiones al país y al registrar armas.

En la reforma también se incluyen artículos que permiten que las policías hagan entregas vigiladas, intercepten comunicaciones o usen agentes encubiertos en procesos investigativos relacionados a armas y se dispongan medidas especiales de protección de testigos.

Uno de los puntos más importantes, es el aumento de penas para los delitos asociados a las armas. Es así como la venta de municiones ano autorizada pasa a ser delito; por otro lado, la pena por entregar armas a menores de edad aumenta a 541 días a hasta 5 años de presidio; además, se crea el delito de adulteración, alteración o destrucción del sistema de trazabilidad de las armas.

En materia de fiscalización, el proyecto incorpora que la PDI pueda cumplir dicha labor (actualmente solo pueden efectuarlo carabineros y FF.AA.). Se permite, también, fiscalizar con mayor exigencia a polígonos, canchas de tiro, depósitos de reparación o fabricación de armas.

Además, la reforma establece el aumento de exigencias para la inscripción de armas, incorporándose la exigencia de la realización de un curso sobre mantenimiento y manejo de armas, además de la exigencia de que un médico psiquiatra deba certificar la actitud física y psíquica del solicitante. Y también se limita el número de armas que las personas pueden poseer.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.