Claudio Orrego le responde a Pamela Jiles: “Es fácil hablar de las oligarquías o las elites, pero llegado el momento, actúan peor que eso”

Claudio Orrego

El ex intendente estuvo en una entrevista radial abordando el día después de su triunfo en las primarias 2020 que lo consolidaron como la carta del bloque Unidad Constituyente de cara a las próximas elecciones de gobernador regional. Además, destacó que el pacto obtuvo el triple de votos que el Frente Amplio -aunque felicitó a Karina Oliva- y que es clave poner oído "al desencanto de la gente".




“Está bien crujiente la marraqueta”, dijo Claudio Orrego (DC) al iniciar la entrevista esta mañana de lunes en radio Usach. Y claro, si fue uno de los ganadores de las elecciones primarias realizadas durante este domingo, donde se impuso como el candidato para la gobernación regional en el pacto Unidad Constituyente, superando a Helia Molina (PPD) y a Álvaro Erazo (PS).

Orrego señaló que fue una jornada dura, debido a la pandemia y a la -como según aseguró-, poca difusión. De hecho, aseguró que por la mascarilla la gente no lo reconocía, no le recibían los volantes por miedo a contagiarse.

Fue una primaria muy difícil, no solo por la pandemia y la falta de difusión porque es un cargo nuevo, que nunca se ha elegido y la gente no entendía. En ese sentido, lograr que 140 mil personas fueran a expresarse en una elección que no era definitiva...yo siento que es bueno”, manifestó.

Orrego fue crítico con La Moneda, en el sentido de que nunca se publicitó efectivamente esta elección. “Para nadie es un misterio que el ejecutivo nunca ha querido esta reforma [de gobernadores regionales elegidos]...trató 3 veces de postergarla, en consecuencia mucho menos iban a hacer difusión de una primaria del bloqueo opositor, pero es un cargo nuevo, la gente no lo entiende muy bien...fui a las 52 comunas de la región metropolitana, la gente me decía: ‘o sea usted va a se gobernador provincial’, no, no, no, les decía yo”.

Sobre el cargo de gobernador regional, Orrego aseguró que hay que valorarlo, incluso, hizo un paralelo con un cargo que existió en la colonia, el de alcalde mayor (claro que en esos tiempos, era un administrador de justicia). “Es verdad que el gobernador no va a tener más plata que el Intendente, pero tampoco va a tener menos..tampoco minimicemos el papel del gobernador regional...va a tener un rol súper importante, como lo han tenido los alcaldes, tiene que ver con la cercanía con la ciudadanía...yo espero que el gobernador se parezca a un alcalde mayor que a un intendente elegido”.

¿La clave del triunfo para Orrego? Ir a terreno y escuchar el clamor popular. “Hay que poner mucha oreja al desencanto de la gente...si queremos reconquistar la confianza de la gente es muy importante estar en terreno, es ver que uno no es autoridad de escritorio...la gente pudo ver que lo nuestro no era un documento técnico académico, sino que vio la experiencia de haber trabajado en terreno”.

“Donde yo fui, la gente se acordaba de la última vez en que había estado, y los proyectos que habíamos hecho juntos”, agregó el ex edil de Peñalolén.

“Tuvimos el triple de votos que el FA”

Un dato que Orrego no dejó pasar, fue que el pacto Unidad Constituyente prácticamente tuvo el triple de votos que el Frente Amplio (en rigor, 34.042 votos el FA contra 84.215 de UC).

“Nosotros tuvimos el triple de votos populares que el FA en esta región..me imagino que la gente está reconociendo que el esfuerzo unitario es coherente creo que la gente lo reconoce. Creo que hay que asumir que hay mucho resquemor a los partidos, sigue habiendo mucha desconfianza, pero no hay que confiarse en el triunfo de ayer”.

Orrego además contó que tuvo contacto con Karina Oliva, de Comunes, para felicitarla por su triunfo, y recalcó que es importante que sea un opositor quien se siente en el sillón metropolitano. “La llamé para felicitarla, fue una de las sorpresas de la elección de ayer, yo al conocía, para serte franco, en el marco de esta campaña, y tengo una buena opinión de ella, y probablemente vamos a tener un candidato de la UDI -que va a ser Labbé-, y tenemos que tener una propuesta progresista, de cambio en la región Metropolitana, y en eso hay que sumar”.

El exintendente destacó a sus contendores, Helia Molina y Álvaro Erazo, con quienes sostuvo la campaña. “Tuvimos con Helia y Álvaro una campaña bien ejemplar, debatimos con pasión y no con descalificación...por eso cuando terminó la primera, mas allá de la pena que tiene cualquier derrotado, igual estuvieron ahí. Pero no creo que sea suficiente, los partidos son insuficientes para ganar una elección, hay que apelar al mundo social”.

La parte de las críticas

Pero si tuvo palabras correctas para Molina y Erazo, no fue lo mismo con Pamela Jiles. La diputada humanista hizo en su minuto un llamado para no concurrir a votar, y Orrego no comparte estas palabras y disparó contra la “abuela”.

Si hablo en la mañana de primarias, y después me resto de primarias, yo quiero saber los que no participaron ayer, cuánta gente va a elegir su candidato, cuánta gente del Partido Humanista va a elegir su candidato, o de la derecha, porque es fácil hablar de las oligarquías o las elites, pero llegado el momento, actúan igual o peor que eso”, dijo Orrego.

Nadie está obligado a lo imposible, uno quiere la mayor unidad posible -añadió el militante de la DC- pero si sistemáticamente alguien patea el tablero, descalifica a las otras personas, no desea sentarse a la mesa, no desea poner temas en común..el que crea que es dueño de sus votos, y el partido que crea que es dueño de sus votos es porque no entiende el Chile de hoy”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.