Convencionales de derecha reaccionan a los dichos de Andrés Cruz y aseguran que han sido “excluidos” de la discusión constitucional

15 de Febrero 2022/SANTIAGO Deliberaciones de las iniciativas de norma constitucional durante la sesion de pleno N° 55 de la Convención Constitucional. FOTO: KARIN POZO /AGENCIAUNO

Los constituyentes oficialistas su sumaron a las palabras del integrante del Colectivo Socialista quien aseguró que al interior de la Convención "no hay diálogo" y que existiría un veto hacia las posturas minoritarias del órgano encargado de redactar la nueva Carta Magna. "Nunca estuvo en los planes de la izquierda más radical debatir con la derecha una Constitución que sea de grandes acuerdos y permita construir la casa de todos”, responde Arturo Zúñiga (UDI).




“No hay diálogo, la derecha ha sido vetada”. Esa fue la frase que dijo el convencional Andrés Cruz (Colectivo Socialista) en entrevista con La Tercera que de inmediato tuvo eco al interior de la Convención Constitucional. En el órgano aseguran que Cruz solamente constató una realidad de la cual varios han sido testigos hace meses.

De hecho fueron los mismos convencionales de derecha quienes reafirman las palabras de Cruz y relatan cómo se han ido armado las dinámicas de poder al interior del órgano encargado de proponer un texto de nueva Constitución.

El vicepresidente adjunto de la mesa Raúl Celis (RN) confirma que lo descrito por Cruz es algo que ellos vienen denunciando hace tiempo. “Corresponde a un hecho de la causa, es cosa de ver la cantidad de iniciativas de normas o de indicaciones que a la centroderecha le son criticadas por eso. Si bien en términos de relaciones personales existe un buen trato, en el momento de discutir el contenido de las normas, de aprobar iniciativas o indicaciones formuladas por la centroderecha, es correcto que prácticamente no se nos considera”, asegura Celis.

La convencional Constanza Hube (UDI) también confirma lo expresado por Cruz. “Uno lo puede ver en las votaciones, en los apoyos a ciertas indicaciones. Muchos convencionales están dispuestos a apoyar indicaciones, pero no lo hacen porque eso significa votar con la derecha. Eso se traduce después en que los otros grupos más radicales les terminan haciendo bullying”, afirma la abogada.

La constituyente Ruth Hurtado (Partido Republicano) cuenta que muchas veces han ido apartados en intervenciones del pleno o de instancias de trabajo en las comisiones: “Nos dicen que tenemos que acostumbrarnos a ser minoría, que nosotros no vamos a escribir nada, que ellos tienen la potestad para aprobar o rechazar lo que ellos quieran”.

La convencional Bárbara Rebolledo (Evópoli) ha sido de las pocas constituyentes que había alertado de esta situación. Esta semana lo hizo en la comisión de Derechos Fundamentales de la cual es parte. Fue ahí cuando Rebolledo contó que dentro de su comisión las personas de izquierda tenían un grupo de WhatsApp del cual ella fue excluida. “El que quiera votar por una norma que venga de la derecha, que se retire de la reunión, porque no se van a considerar normativas de la derecha”, es una de las palabras que Rebolledo dice que ha escuchado en reuniones al interior de la Convención.

La periodista además afirma que ni siquiera ha podido hablar de normas con personas del Frente Amplio, por ejemplo, ya que según ella en ese colectivo “no hay ninguna intención de considerarnos”.

La convencional Carol Bown (UDI) se suma a las palabras de sus compañeros de bancada y añade que a pesar de que a veces sí son incluidos en los diálogos de la Convención, sus ideas no son consideradas “solamente por el hecho de venir de la derecha”. Bown cree que esto solo tendrá efectos negativos: “Es muy malo porque estamos construyendo una Constitución que no busca ser la casa de todos, sino que busca específicamente excluir a ciertos sectores de la sociedad”.

El convencional Arturo Zúñiga (UDI) valora las palabras de Cruz ya que, para él, son reflejo de que existen voces “de la izquierda democrática que se atreven a desafiar a los totalitarios”. El exsubsecretario de Redes Asistenciales comenta que esta situación la viene notando desde el inicio de la Convención. “Nunca estuvo en los planes de la izquierda más radical debatir con la derecha una Constitución que sea de grandes acuerdos y permita construir la casa de todos”, concluye Zúñiga.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.