Diputada socialista no vacunada da positivo a Covid y obliga a su bancada y al presidente PS a entrar en cuarentena

28 DE ABRIL DEL 2021 ACTIVIDADES CAMARA DE DIPUTADOS. EN LA FOTOGRAFÍA, LA DIPUTADA JENNY ALVAREZ, EN EL HEMICICLO. FOTO: DEDVI MISSENE

Si bien las normas del Pase de Movilidad se aplican para todos los ciudadanos, el presidente de la Cámara, Diego Paulsen dijo que “lamentablemente hay una diferencia tremenda” en el caso de los parlamentarios, porque la Constitución les garantiza “el derecho constitucional” de votar en la Sala.




Un almuerzo entre la bancada de diputados del PS y el senador y presidente del partido, Álvaro Elizalde, realizado el miércoles de la semana pasada, se transformó en el principal foco de preocupación del Congreso.

El lunes en la tarde, llegó el aviso a la mesa de la Cámara de que la diputada socialista Jenny Álvarez, quien no tenía el esquema de vacunación completo, había dado positivo a Covid. Ella fue una de las asistentes de ese almuerzo, por lo que a todos los comensales se les aplicará el protocolo de emergencia por ser eventuales contactos estrechos y deberán cumplir una cuarentena.

El confinamiento, además de afectar al timonel y senador socialista, obligará a que los quince integrantes de la bancada PS entren en aislamiento preventivo a la espera de exámenes para detectar si hay más contagiados.

Adicionalmente, un diputado de la UDI también dio positivo. No obstante, su caso estaría más acotado, por lo que solo cuatro personas de su entorno serán puestas en cuarentena.

Ambos hechos fueron revelados al término de la sesión de este lunes en la tarde, lo que generó una inmediata respuesta de las autoridades. De hecho, en los pasillos se Congreso, se vio al presidente de la Cámara, Diego Paulsen (RN), realizando llamadas telefónicas y conversando con el secretario de la corporación Miguel Landeros. Ambos finalmente acordaron entregar una versión oficial, pero sin revelar nombres ni individualizar a la bancada afectada en cumplimiento a la Ley de Derechos y Deberes de los Pacientes.

“Hay dos diputados con casos activos. El primero de ellos fue notificado durante el fin de semana y (por ese caso) tenemos en cuarentena a cuatro personas como contactos estrechos. Y el día de hoy (lunes), hemos sido notificados de una diputada que dio positivo de coronavirus y hemos hecho seguimiento inmediatamente”, informó.

Paulsen añadió que el comité emergencia de la Cámara dispuso que, por el caso de la parlamentaria, “una bancada va a quedar en cuarentena hasta el miércoles” a la espera de los exámenes correspondientes.

Ambos casos generaron un problema adicional, ya que el martes estaba previsto votar dos reformas de quórum especial: una que protege a denunciantes de delitos administrativos y otra que crea un departamento para tratar ciertos delitos en Rapa Nui. No obstante, debido a la gran cantidad de diputados que no podrá participar de la sesión, ya no bastaban los simples pareos, por lo que las votaciones serán pospuestas para el miércoles a la espera de que puedan retornar algunos legisladores.

Diputada sin vacunas

El caso de la diputada Álvarez, sin embargo, abrió un debate más profundo. Su situación había sido manejada con sigilo por las autoridades de la corporación en vista de que la Ley de Derechos y Deberes de los Pacientes y su mismo fuero parlamentario la protegen. No podía ser obligada a vacunarse y menos podía prohibírsele ejercer su derecho de votar y participar de las sesiones de la Cámara.

No obstante, a fines de septiembre, cuando terminaron los estados de excepción constitucional y el Congreso se vio obligado a retomar las sesiones presenciales, la mesa de la corporación había pedido a las bancadas informar si algún legislador no se estaba sometiendo al régimen de vacunas.

Consultado por su situación particular, Paulsen dijo que “prefiero no dar nombres”, sin embargo, confirmó que era “una parlamentaria que no tenía su esquema completo de vacunas”.

Si bien las normas del Pase de Movilidad se aplican para todos los ciudadanos, el presidente de la Cámara dijo que “lamentablemente hay una diferencia tremenda” en el caso de los parlamentarios, porque la Constitución les garantiza “el derecho constitucional” de votar en la Sala. “Lamentablemente si fuera por mí que ningún parlamentario (viniera a votar sin sus vacunas), pero no estamos en dictadura, estamos en un régimen democrático”.

Frente a la objeción particular de la diputada Álvarez, que estaba en conocimiento de la mesa, las autoridades de la Cámara habían acordado exigirle que cada semana presentara un examen de PCR para actuar frente a una emergencia. Esa medida habría sido clave para alertar su caso positivo.

El expresidente del Colegio Médico y diputado socialista Juan Luis Castro, admitió que el caso de su compañera de bancada “ha sido complejo”. “Ella ha tenido una convicción propia que en su momento yo mismo y varios parlamentarios, y la mesa le hizo ver lo improcedente que era mantenerse al margen de la vacunación, entendiendo que la ley hoy no exige obligatoriedad. Pero sí exige a los funcionarios tener Pase de Movilidad y esa regla no se cumplió ahí. Lo hicimos ver”, dijo.

Castro agregó que “esto terminó siendo una profecía autocumplida. Yo tuve enormes discusiones con la Jenny. Tucapel (Jiménez) también (habló con ella). Somos sus compañeros de asiento”.

¿Qué explicación ha dado para no vacunarse?

“Nos dio argumentaciones propias de filosofía, de creencias y de ideas muy particulares respecto del virus y la pandemia. No podría ser intérprete de ella en este caso”, comentó Castro.

La parlamentaria socialista no respondió los llamados de La Tercera.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.