Encuesta Cadem: 73% respalda política migratoria del gobierno

marcha

Asociaciones de migrantes realizaron ayer una marcha por el centro de Santiago.

El sondeo refleja que el 83% apoya la existencia de restricciones de ingreso, aunque un 64% cree que se debe permitir estadía de migrantes irregulares que cumplan con los requisitos.


La misma semana en que el gobierno flexibilizó su postura respecto del ingreso de venezolanos que se encontraban en la zona fronteriza norte, la encuesta Plaza Pública Cadem da cuenta de que un sector mayoritario de la opinión pública respalda la forma en que el Ejecutivo ha conducido la política migratoria y, en particular, evalúa positivamente la existencia de restricciones frente al ingreso de personas que quieran hacer de Chile su país de residencia.

De acuerdo al sondeo -realizado vía telefónica entre el 17 y 19 de julio pasado en todas las regiones del país-, una amplia mayoría de los encuestados, el 73%, respalda la política migratoria que ha llevado adelante La Moneda, que ha significado el inicio -en abril pasado- de un proceso de regularización de migrantes, además de requisitos de visas de distinto tipo para extranjeros que deseen llegar a residir en Chile.

El estudio refleja que, en términos globales, los chilenos respaldan una política restrictiva para enfrentar el fenómeno migratorio en nuestro país, pues el 83% de los encuestados responde que debe haber requisitos de ingreso, mientras que solo un 15% avala una política de puertas abiertas.

De hecho, el 72% de la muestra afirma que la cantidad de inmigrantes que hay actualmente en Chile es "alta o excesiva", y el 23% la considera "normal o adecuada". Es más, un 44% de los encuestados estima que la llegada de inmigrantes es negativa para el país. En diciembre solo un 31% contestaba así.

Pese a lo anterior, quienes valoran la llegada de extranjeros aumentó de 40 a 43 puntos, diferencia que no resulta estadísticamente significativa de acuerdo al margen de error del estudio (que se ubica en 3,7%) .

En este sentido, el 41% de los encuestados cree que la cantidad de extranjeros residentes en el país debería disminuirse, mientras que el 48% opta por que se mantenga.

Ahora bien, prácticamente un tercio de los encuestados considera que los inmigrantes que han llegado a Chile de manera irregular deberían tener la opción de permanecer en Chile regularizando su situación. Un 34% cree que deberían ser expulsados. En este último grupo, la muestra informa que el 40% de quienes se identifican con la derecha o centroderecha, el 36% de independientes, el 32% de quienes se definen de centro y 27% de centroizquierda responden favorablemente a la expulsión de migrantes irregulares.

Sus derechos

Otro dato revelado por la última encuesta Cadem es el amplio respaldo que los encuestados dan a que los hijos de migrantes radicados en el país reciban salud y educación en igualdad de condiciones que los niños chilenos, pregunta que fue respondida afirmativamente por el 95% de los encuestados.

En menor medida, los encuestados expresaron también su respaldo (82%) a que los extranjeros con situación regular en el país cuenten con los mismos derechos que todos los chilenos.

Desde el punto de vista laboral, un 65% considera que "los inmigrantes fortalecen a nuestro país por su duro trabajo y talento", y un 30% rechaza esa afirmación. Ante la pregunta de si los migrantes "limitan las posibilidades de encontrar trabajo de los chilenos", el 44% coincide con esa idea, mientras que el 53% la rechaza. Y en cuanto a que los migrantes "le han hecho bien a la economía chilena", el 41% responde favorablemente y el 50% lo hace en contra de esa postura.

Situación en la frontera

Cadem también consultó a sus 700 encuestados respecto de la polémica que surgió a mediados de junio en los pasos fronterizos ubicados en las regiones de Arica y Parinacota y de Tarapacá, luego de que Perú cambiara las condiciones de estadía para los inmigrantes que habían llegado a ese país.

Nueve de cada 10 encuestados dijeron estar al tanto de la situación que afectaba a migrantes venezolanos que se encontraban en Tacna o en la frontera con Perú a la espera de una visa para poder ingresar a Chile.

Consultados acerca de si los venezolanos en esa situación debían entrar a nuestro país, pese a no haber obtenido su visa, el 57% de la muestra respondió negativamente y el 39% se mostró favorable a esa opción.

En palabras del gerente de Asuntos Públicos y Estudios Cuantitativos de Cadem, Roberto Izikson, "la inmigración es un tema altamente complejo, que está tensionando y dividiendo a la opinión pública. Es un debate abierto y no zanjado, lleno de matices y aparentes contradicciones".

Al respecto, precisa que el estudio muestra que "los inmigrantes con situación legal deben tener los mismos derechos que los chilenos y fortalecen al país, pero también hay dudas sobre los efectos positivos en la economía y si limitan el acceso al trabajo a chilenos". Con todo, apunta que "el gobierno ha logrado alinear a la ciudadanía con su visión: se valora la inmigración, pero con restricciones y de forma ordena".

Comenta