Evelyn Matthei, alcaldesa de Providencia: "Descarto total, absoluta y definitivamente ir de candidata a gobernadora, o sea, un no rotundo"

EVELYN-MATTHEI-002-1WEB

La jefa comunal dice que ha recibido mensajes para competir por la Región Metropolitana, pero que aunque el propio Presidente Piñera se lo pidiera, su decisión es respostular al municipio. Para gobernadora, en tanto, entrega su respaldo a Karla Rubilar.


A doce días de que las distintas autoridades de gobierno que quieran competir en las elecciones del próximo año deban renunciar a sus cargos y, por tanto, el mapa de posibles candidatos cuente con mayor nitidez, una de las cartas que se menciona recurrentemente en Chile Vamos para disputar la gobernación metropolitana descarta de plano esa opción.

La alcaldesa de Providencia, Evelyn Matthei (UDI), parece vibrar cuando cuenta los proyectos y políticas que impulsa en esa comuna y, en esta entrevista, explica las razones por las que dice tener decidido buscar la reelección en ese municipio.

Su nombre ha sonado con bastante fuerza en el oficialismo, la UDI ha dado cuenta de su interés por llevarla como candidata a gobernadora en la Región Metropolitana. ¿Cómo está viendo usted este proceso?

Primero quiero señalar que descarto total, absoluta y definitivamente ir de candidata a gobernadora, o sea, un no rotundo.

¿Por qué?

Son varias las razones. Primero, tengo un compromiso muy grande con los vecinos de Providencia; dos, tengo un compromiso muy grande con el equipo municipal que, además, creo que es el mejor equipo municipal que hay en Chile. Tres, la verdad es que desde el municipio uno puede instaurar una visión de lo que es una derecha moderna y eso es lo que estoy tratando de hacer.

¿Y ese tipo de cosas no se pueden hacer desde la gobernación?

Aquí tengo el presupuesto, el equipo, las atribuciones y, por lo tanto, puedo efectivamente instaurar políticas públicas. Yo siento que la centroderecha tiene dos problemas. Uno, que la izquierda siempre está tratando de hacer caricaturas de lo que nosotros realmente pensamos, que defendemos a los ricos, a las empresas, y una y otra vez levantan ese tipo de caricaturas. Por lo menos yo, que estoy en la centroderecha, creo con la misma pasión que puede creer la gente de centroizquierda en la igualdad de oportunidades, en una mayor integración, lo que pasa es que creo en otras recetas. Creo en una economía sana, en el rigor con que se hacen las políticas públicas, creo que despilfarrar recursos es inaceptable, que la demagogia lleva a puros problemas, etc. Yo quiero demostrar que una derecha moderna es tanto o más atractiva que lo que la izquierda se pinta a sí misma y aquí vamos a demostrar que eso es una caricatura estúpida. Además, hace ocho años nosotros descuidamos las municipales y, al perder comunas emblemáticas, entre ellas Providencia y Santiago, perdimos también la presidencial y el Congreso. El otro problema es que, muchas veces, nuestro sector plantea soluciones a problemas que están diseñados en un escritorio por gente que no está en la calle y no se da cuenta de que muchos de los supuestos que sostienen no se dan en la realidad y, por lo tanto, algunas de esas políticas públicas no funcionan. Nosotros acá estamos impulsando muchas políticas públicas modernas, entretenidas, pero que necesitan tiempo y donde estamos también usando con rigor el ensayo y error, la corrección. Y lo que queremos es poder, después, darle al país políticas modernas, que se preocupan de los temas de hoy, pero con respuestas frescas.

¿La UDI o la presidenta del partido, Jacqueline van Rysselberghe, le han pedido que compita por la gobernación metropolitana?

No, no me ha llamado, no me ha hablado del tema. He recibido mensajes.

¿Se ha sentido presionada?

Tengo claro que estoy bien posicionada, que muchos quisieran y que muchos otros no quieren que sea candidata. Eso lo entiendo, me lo ha dicho mucha gente, pero cuando doy las razones de por qué no, la mayoría entiende. Y Jacqueline van Rysselberghe, con quien no era muy cercana, ha sido sumamente cuidadosa y cariñosa en sus expresiones públicas hacia mí, y ha dicho que le encantaría que yo fuera, pero que yo tengo la última palabra. Así que ha sido ella, de verdad, super respetuosa, lo cual agradezco.

Usted ha sido parlamentaria, candidata presidencial, ya tiene experiencia en el municipio y en el oficialismo dicen que tienen que llevar las mejores cartas y que por eso pensaron en usted.

Las personas con mejor posicionamiento de la derecha hoy están todas en el ámbito municipal. Si nosotros estamos pensando en liderazgos, creo muy fuertemente que desde la municipalidad se están construyendo. En el caso de la gobernación, todavía no queda claro qué presupuesto va a tener, qué funciones, qué prerrogativas, qué responsabilidades. No hay nada de eso definido. En cambio, en el ámbito municipal tengo ya proyectos andando que no quiero dejar abandonados. Requiero dos, tres, cuatro años para que ellos estén listos y creo que, al final, le voy a hacer un muchísimo mayor favor a nuestro sector desde la municipalidad que desde la gobernación.

Se sostiene que la elección en la Metropolitana va a ser la gran batalla. Considerando lo emblemático de ese lugar, ¿aun así no quiere competir?

Yo he asumido en mi vida batallas muy duras. Fui a un distrito en San Antonio donde estábamos doblados, lo gané. Me pidieron que fuera por la Cuarta Región, porque dos veces teníamos el riesgo de que nos doblaran, gané ambas veces. Cuando vino la debacle presidencial (en 2013), asumí. He dado muestras de tomar desafíos difíciles de nuestro sector varias veces. Y, en este caso, creo que Karla Rubilar va a ganar y la vamos a apoyar en todo para que gane.

Usted recuerda la presidencial de 2013, en que asumió una candidatura cuando el Presidente Piñera se lo pidió. Si el Mandatario le pidiera ahora que asumiera este nuevo desafío, ¿qué le diría?

El Presidente no me ha llamado, pero yo creo que sabe la tremenda importancia que tiene Providencia como comuna y como un lugar en que se pueden instalar políticas públicas, ideas nuevas. Y, además, creo que el Presidente sabe lo feliz que estoy acá y la importancia que le doy a esto. No creo que me llame y, si me llegase a llamar, creo que va a entender absolutamente que mis razones no son razones caprichosas, sino que de peso.

Sería de las pocas personas que le podría decir que no al Presidente, porque se comenta que cuando él llama, para la mayoría es como una obligación decirle que sí...

El Presidente Piñera me conoce, sabe lo que me mueve. Él es super, super respetuoso de las personas. Hay ocasiones en el pasado en que me han pedido algo y yo he dicho, sin siquiera saber las consecuencias, que cuentan conmigo. En esta ocasión, realmente creo que el aporte que puedo hacer hacia nuestro sector desde Providencia es enorme.

Francisco Vidal planteó que todas las encuestas señalan que él le gana a Karla Rubilar, pero no a usted. ¿No es un factor aún más comprometedor?

Las elecciones son en un año más, por lo tanto, en un año más Karla Rubilar sí le va a ganar a Pancho Vidal.

Y, más allá de la competencia en la Región Metropolitana, ¿cómo ve a Chile Vamos en general para enfrentar ese desafío electoral?

Lo que pasa es que, cuando uno es gobierno, tiene intendentes, gobernadores, seremis, figuras que durante 20 años tuvo la Concertación y, por tanto, tenía candidatos por todos lados. Y ahora Chile Vamos también va a tener. Por eso es tan importante haber ganado el gobierno y, además, el gobierno lo está haciendo bien. Siento que Chile Vamos está muchísimo mejor posicionado ahora de lo que estaba mientras no éramos gobierno.

Algunos analistas han comentado que la elección de gobernadores va a permitir tomar la temperatura electoral, la evaluación real que tiene el gobierno...

De lo que estamos hablando en realidad es de la elección presidencial de dos años más. Ese es el foco. Porque respecto de este gobierno se van teniendo muchas impresiones, vamos a ir viendo cómo evolucionan varios temas que están puestos en el tapete -uno de las más importante es la reforma previsional- y, por lo tanto, de lo que estamos hablando es cuál va a ser el efecto de las elecciones del próximo año en las presidenciales. Y yo, francamente, pienso que el efecto para las próximas presidenciales no va a ser importante. Básicamente, porque tenemos una figura muy bien instalada que es Joaquín Lavín. Por lo tanto, estas cosas van a ser noticia durante una semana, dos o tres, pero después finalmente están los pesos específicos de los candidatos, y la verdad es que a mí me cuesta pensar en algún candidato de la centroizquierda que le pueda hacer el peso a Joaquín Lavín.

Pese a que muchos ponen su nombre como carta para competir en la gobernación, usted lo descarta. En el ámbito presidencial, menciona a Lavín, pero él tampoco ha dicho que vaya a competir…

En las presidenciales, en general, no son las personas las que lo buscan o las que dicen que no, las realidades se imponen. Joaquín está tan disparado en las encuestas que si esto sigue así en un año y medio más, no veo cómo él podría decir que no. Tiene que asumir esa responsabilidad, obviamente.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Jaali, la arquitectura que renace para combatir el cambio climático. A raíz del alto costo de energía que significan los aires acondicionados, los arquitectos están buscando nuevas ideas para mejorar la ventilación.