Identidad de género: Larraín dice que gobierno no quiere "generar conflictos" en el oficialismo

Consejo UDI

El Presidente Sebastián Piñera junto a los principales dirigentes de la UDI. Foto: Andrés Pérez

Presidenta de la UDI, Jacqueline van Rysselberghe, aumentó presión el martes para que Ejecutivo no presente indicaciones respecto de adolescentes.




A primera hora del martes, la presidenta de la UDI, Jacqueline van Rysselberghe, aumentó la presión para que el gobierno no tome postura respecto de la legislación de identidad de género, cuya discusión en comisión mixta se inicia el próximo lunes. "Me parece poco prudente que el gobierno, dado que no es un proyecto de ellos, que no está en el programa, tome como bandera cosas que dividen al conglomerado", dijo la senadora a T13 Radio.

El fin de semana, en entrevista con La Tercera, la senadora había sugerido que el Ejecutivo se restara de tomar postura en la mixta e incluso dijo que ya tenía avanzado el informe para recurrir al Tribunal Constitucional en caso de que los menores estén incorporados en la legislación.

Así, tras la reunión de La Moneda que sostuvieron parlamentarios oficialistas que integrarán la mixta -Luciano Cruz-Coke (Evópoli), Jaime Bellolio (UDI), Diego Schalper (RN) y la propia Van Rysselberghe- con el ministro de Justicia, Hernán Larraín, la senadora decidió insistir en su postura.

En esa cita -y en el comité político- el gobierno mostró un borrador para socializar su postura, la que sí contemplaría permitir a adolescentes el cambio de sexo registral, con autorización de los padres y con posibilidad de retracto en caso de que un adulto se arrepienta de la decisión tomada al ser menor de edad.

La idea en esa reunión, no obstante, no tuvo eco unánime en los partidos. Por eso, hoy, el ministro Larraín salió a poner paños fríos a la situación.

"Esta es una materia que está en estudio del gobierno y de nuevo: nosotros conversamos con nuestros parlamentarios y partidos políticos, incluso, con gente de la oposición para fijar las posturas. Y una vez que hayamos escuchado, luego resolvemos", dijo Larraín, al tiempo que afirmó que, como gobierno, buscan fijar una postura que logre interpretar la voluntad de Chile Vamos. "Estas son materias complejas, no queremos anticipar (un juicio) para generar un conflicto, un debate, sino buscar soluciones", precisó Larraín, quien se reunió el martes por más de dos horas con el Presidente Sebastián Piñera, aunque, desde su entorno, dicen que en la cita no se habría abordado el tema.

Una idea transmitida por los partidos -y que, dicen, ha entrampado que el gobierno tome una postura oficial- es que, dada la falta de respaldo del sector a legislar entre menores de 14 a 18 años, y la posición liberal de los otros integrantes opositores de la mixta -que abogarían por legislar para menores sin restricción de edad-, el gobierno perdería total peso en su eventual postura.

El martes, en tanto, el senador Felipe Kast, de Evópoli, partido que se ha mostrado a favor de la idea de legislar para menores de edad con autorización de sus padres, dijo el martes a La Tercera PM que a la senadora Van Rysselberghe "le iba a ir mal en el TC, porque en la Constitución se establece que los padres tienen la autoridad sobre los hijos".

En la bancada de RN, por su parte, extraoficialmente, han contado que, de los 36 diputados, 24 estarían en contra de legislar para menores y 12 a favor. Diez del total, además, son reconocidos como "conservadores" e incluso dudarían de permitir cambio de sexo registral para mayores de 18 años. Eso sí, en la bancada aún falta socializar la idea del Ejecutivo de permitir retracto de cambio de sexo registral en caso de que un adulto se arrepienta de la decisión tomada cuando era menor de edad.

Comenta