Insulza (PS) y Desbordes (RN) presentan propuesta de acuerdo nacional

Hace tres semanas, los parlamentarios comenzaron a trabajar en un documento donde se proponen tres acuerdos para la crisis sanitaria y 12 compromisos para cuando se supere la pandemia.




“Chile no está en condiciones de enfrentar una tercera crisis sucesiva, pero tampoco está para que nada cambie”.

Esa frase es parte de un documento firmado por el senador José Miguel Insulza (PS) y el diputado y presidente de RN, Mario Desbordes, que se titula “Los contenidos de un acuerdo nacional”.

El texto se da luego de que el gobierno, a comienzos de mayo, instara a los partidos de Chile Vamos a que lleguen a un acuerdo con la oposición para así tener una “hoja de ruta” común cuando pase la crisis desatada por la propagación del coronavirus.

Con ese mandato, Desbordes ha conversado en las últimas semanas con varios dirigentes de oposición, entre ellos, parlamentarios del Frente Amplio y también con dirigentes de la ex Nueva Mayoría, en especial con el senador PS.

Días después del estallido social de octubre, los parlamentarios se reunieron varias veces en la casa del senador para conversar sobre la crisis social. Por eso, hace tres semanas retomaron ese diálogo para analizar lo que viene después de la pandemia. Aseguran que miran con preocupación la poca disposición al diálogo en todos los sectores políticos.

“El documento lo empezamos a trabajar hace unas tres semanas. No es una carta, sino un documento de opinión, espero que todos lo lean y que contribuya a un debate necesario”, comentó el presidente de RN.

Por su parte, Insulza dijo que “el propósito de esta propuesta es saltar el cerco. Todo el mundo dice que debe haber un acuerdo, pero nadie ha indicado cómo. Esto es el comienzo de un debate, de una discusión que debemos hacer pronto”.

Junto con valorar algunos aciertos -como el acuerdo que habilitó el proceso constituyente-, Insulza y Desbordes plantean que “las divisiones persisten y afectan al presente y al futuro de nuestra convivencia. Debemos superarlas ahora, para abordar juntos la actual crisis sanitaria y social y, más tarde, para reconstruir la economía y el tejido social que en los últimos meses se han deteriorado severamente”.

“Esta exigencia hace indispensable un verdadero acuerdo nacional en el que participen no solo actores políticos, sino que integre a gremios, sindicatos, empresas y organizaciones sociales”, subraya el documento.

En su llamado, los parlamentarios advierten sobre los costos de una nueva movilización social pospandemia: “Unos piensan que al despertar de este mal sueño todo volverá a la anterior normalidad, la vida volverá a ser como antes; otros creerán llegado el momento de reanudar las movilizaciones sociales e incluso retornar a la violencia que muchas veces las acompañó. Pero la verdad es otra: Chile no está en condiciones de enfrentar una tercera crisis sucesiva, pero tampoco está para que nada cambie”.

Tres acuerdos

La propuesta de Desbordes e Insulza plantea tres acuerdos nacionales para el actual momento de crisis sanitaria y 12 compromisos para el futuro pospandemia.

Sobre la crisis sanitaria, los parlamentarios llaman a enfrentar la crisis “de manera cooperativa y no conflictiva”. En esa línea, plantean que en materia sanitaria se “acepte la existencia de un mando único en el control sanitario de la pandemia” y que se creen, al mismo tiempo, “mecanismos de consulta con expertos de todos los sectores, con plena transparencia, entrega de la información y disposición a escuchar otras opciones”.

A su vez, en términos económicos, promueven alcanzar un acuerdo entre el gobierno y el Congreso “acerca de la cantidad de recursos efectivamente disponibles para enfrentar la caída de la producción, el desempleo y atención de los trabajadores afectados por la pérdida de sus empleos y de los sectores más vulnerables de la población durante la emergencia”.

Y por último, en materia social, proponen “concordar un tiempo estimado de la crisis y la sucesión en que se irán adjudicando los recursos suficientes para los sectores más vulnerables sin alterar las competencias que corresponden de acuerdo al actual ordenamiento jurídico”.

Los 12 compromisos de futuro

En el documento, además, el senador PS y el diputado RN instan a 12 compromisos para la agenda pospandemia: con la democracia, la dignidad, el crecimiento, los derechos humanos, el orden público, el medioambiente, la igualdad de género, la transparencia, los pueblos originarios, las regiones, la juventud y la infancia, y con América Latina y el mundo.

En relación a la democracia, Insulza y Desbordes señalan “las elecciones libres como la única forma válida para cambiar gobiernos”.

Sobre el crecimiento, hacen hincapié en que “el mercado juega un papel dinámico en la economía, la creación de riqueza y empleos, en el desarrollo de nuevos emprendimientos, pero no es suficiente para resolver desequilibrios económicos en la sociedad, como el desempleo, la distribución y la gestión de las crisis”. En ese punto, agregan que se debe fortalecer la institucionalidad económica y “mantener la plena autonomía del Banco Central”. b

Comenta