Intendente Mayol dimite tras anuncio de acusación constitucional por muerte de Catrillanca

La ahora exautoridad dijo que se va con la "convicción" de no haber cometido "ninguna falta en el ejercicio de mi cargo, que ejercí éticamente". Además, apuntó sus dardos hacia la ex Nueva Mayoría: "Lamento la mezquindad y la pequeñez política de un sector que fue incapaz cuando fue gobierno de resolver los problemas de la región".


El intendente de La Araucanía, Luis Mayol, renunció al cargo, cinco horas después de que la Democracia Cristiana informara que iba a presentar una acusación constitucional en su contra producto de su actuar tras la muerte por un disparo en la cabeza del comunero mapuche Camilo Catrillanca.

A las 21.13, Mayol realizó un punto de prensa donde hizo el anuncio: “Dejo el cargo con la convicción que la Región de La Araucanía está mucho mejor que en marzo, cuando asumí este desafío”.

En su discurso, la ahora ex autoridad regional apuntó sus dardos a la ex Nueva Mayoría: “Lamento la mezquindad y la pequeñez política de un sector que fue incapaz cuando fue gobierno de resolver los problemas de la región, si no que más bien los profundizó y no tuvo la generosidad de reconocer y contribuir al cambio que estábamos generando con este trabajo transversal y mancomunado que logramos hacer sin miramientos políticos”.

“Me voy tranquilo, por el trabajo realizado y porque creo que hoy La Araucanía está mucho mejor que hace ocho meses atrás y porque tengo la convicción de que no he cometido ninguna falta en el ejercicio de mi cargo, que ejercí éticamente y con estricto apego a lo que la investidura de este cargo amerita”, agregó.

La antesala

El anuncio falangista había supuesto un duro golpe para la autoridad regional. En el gobierno y en el oficialismo aseguraban que al ser la DC la que lideraba la ofensiva opositora, se daba por descontado que el resto de la ex Nueva Mayoría y el Frente Amplio se plegaría a ella, consiguiendo los votos necesarios para avanzar hacia la destitución del ahora exintendente, que además implica la inhabilidad por cinco años para ejercer cargos públicos.

Fue luego del almuerzo de la bancada que los parlamentarios de la DC sellaron el acuerdo. El jefe de los diputados, Matías Walker, fue el encargado de entregar la información en un punto de prensa que se anunció solo minutos antes.

El argumento esgrimido de los diputados para llevar adelante la acción, es que Mayol había cometido una infracción a la Constitución. “Habría vulnerado la obligación del intendente de la región, que es velar por el orden público”, explicó Walker.

Según señalaron en la DC, el respaldo del gobierno al intendente, explicitado en la mañana por el subsecretario del Interior, Rodrigo Ubilla, fue la gota que rebasó el vaso y los empujó a tomar la decisión. Internamente, la determinación también fue analizada como una buena oportunidad como partido para tomar la batuta comunicacional, tomando en cuenta, además, que es la diputada Emilia Nuyado (PS) quien interpelará al ministro del Interior, Andrés Chadwick. Este martes se presentaron las firmas (67) ante la Cámara para impulsar la acción, la que se votará en sala este miércoles.

La opción tomada por la DC había sorprendido a los otros partidos del bloque -incluso al diputado de la misma colectividad por la zona, Mario Venegas, quien tras una molestia inicial por no enterarse de la determinación, finalmente respaldó la decisión-, quienes esperaban conversar en reunión de todos los comités esta decisión, para anunciar la acusación con unidad del bloque. De hecho, algunos acusaron falta de “fair play” del partido falangista, sin embargo, todos coincidieron en que no podían restarse de la acusación.

Según relataron en la DC, la decisión se tomó para presionar al Ejecutivo. El acuerdo en la oposición era viabilizar la interpelación contra Chadwick y pedir la salida de Mayol, pero luego de los respaldos del Ejecutivo al intendente no le habría quedado otra alternativa, manifestaron.

La decisión de La Moneda

La definición de la falange había sido conocida rápidamente por La Moneda en la tarde, remeciendo el tablero de la estrategia sostenida hasta ese momento. Según explicaron fuentes de Palacio, el escenario se tornaba complejo, porque la acusación era liderada por un partido con el que se ha mantenido una buena relación en el último tiempo y se ha conseguido acuerdos en materias legislativas.

El análisis también pasaba por un dilema en los plazos: se consideraba que si Mayol salía pronto de su cargo, la ofensiva opositora puede recrudecer, pidiendo nuevas responsabilidades políticas en otras autoridades. En cambio, si decidían esperar, el conflicto se mantendría en primera línea comunicacional, sin forma de recobrar el control de la agenda.

La jornada en La Moneda había empezado a primera hora. El Presidente Sebastián Piñera se reunió con el ministro del Interior, Andrés Chadwick; la vocera de gobierno, Cecilia Pérez, y el subsecretario Rodrigo Ubilla. Esto, para coordinar las bajadas comunicacionales y hacer un recuento de los hechos en La Araucanía tras la muerte de Catrillanca. Tras eso, fue en Ubilla que se radicó la vocería de este martes, quien al ser consultado, había defendido la permanencia de Mayol en el cargo.

Con todo, en La Moneda aseguraban que hasta la mañana de este martes no estaba en duda la continuidad de Mayol como intendente.

Ya por la tarde, los ministros Chadwick y Pérez se volvieron a reunir, según transmitieron algunas fuentes de Palacio, para analizar el nuevo escenario. En esa cita, aseguran en el Ejecutivo, se zanjó la salida de Mayol con quien estuvieron en contacto durante el encuentro. La renuncia, materializada minutos después, fue aceptada por el Mandatario.

Gestiones RN

Consciente de que la oposición apuntaba sus críticas principalmente a Mayol y que, incluso, desde el oficialismo empezaban a deslizar que podría ser un “fusible” que quemar a la hora de hacer valer las responsabilidades políticas, desde su partido, Renovación Nacional, habían desplegado en los últimos días un fuerte lobby para defenderlo. Esto, además, en medio del análisis en Chile Vamos -que se realizó el lunes en el comité político ampliado de La Moneda- sobre que el escenario para Mayol podía complicarse en caso de prosperar una acusación en su contra.

En ese contexto, el presidente de RN, Mario Desbordes, había expresado el respaldo partidario a Mayol. Fuentes del oficialismo dicen que el diputado había mantenido un contacto permanente con el ahora exjefe regional de La Araucanía, quien -según las mismas fuentes- le había transmitido su interés por permanecer en el cargo. Así, el timonel RN -agregan en el sector- se había comunicado en diversas oportunidades con los ministros Andrés Chadwick (Interior) y Cecilia Pérez (Segegob), y con el subsecretario Rodrigo Ubilla, respaldando la gestión y abogando por la continuidad de Mayol. Además, fuentes oficialistas comentan que Desbordes había explicitado también a las autoridades de La Moneda su molestia por las críticas que, desde su propio sector, habían surgido en contra de la hoy exautoridad regional.

Una de ellas generó una polémica pública entre los diputados Andrés Molina, de Evópoli, y René Manuel García, de RN. Esto, debido a que el primero dijo que a Mayol “le ha faltado” un “mea culpa”, declaraciones que García calificó como “ataques despiadados” con el objetivo de “quedarse” con el cargo de intendente, cupo que, en los equilibrios propios de la coalición, corresponde a RN. Mientras en Evópoli reconocieron que el episodio generó una “tensión innecesaria” y que Molina “se equivocó”, desde RN expresaban su decisión de defender a Mayol “cada vez que sea necesario”. Y así lo hicieron apenas un par de minutos después de anunciada la acusación.

Seguir leyendo