José Antonio Kast: "Espero que el Presidente nos diga quién es el responsable político del caso Catrillanca"

JOSE-ANTONIO-KAST012

Foto: Patricio Fuentes Y.

Expresidenciable critica a La Moneda por la remoción de Hermes Soto, responde a Cecilia Morel y Sebastián Piñera, y cuestiona a quienes en la derecha reniegan de la figura de Pinochet.




José Antonio Kast muestra con orgullo la aplicación Twitter de su celular, donde el hashtag #estoyconJAK lleva varias horas este viernes en el primer lugar del listado. El mensaje de apoyo hace referencia a la crítica que recibió en la víspera el expresidenciable de parte del Presidente Sebastián Piñera, quien aseguró que las ideas que representa Kast no son "el camino" que el quiere para Chile.

Paradójicamente, el ex UDI cree que son justamente las redes sociales una de las razones que explican los errores que le adjudica a la administración piñerista. Kast responsabiliza a los "asesores" que le muestran al Mandatario un "Chile virtual" alejado de la realidad. Además, subraya sus críticas al manejo del gobierno en el caso Catrillanca, cuestionando la decisión de destituir al general director de Carabineros, Hermes Soto, y demandando que en La Moneda asuman las responsabilidades políticas derivadas de la crisis.

Usted ha sido muy crítico de la decisión del Gobierno de pedir la renuncia de Soto. ¿Qué otro camino tenía el gobierno?

Aquí no hay una crisis generalizada de Carabineros. Los mismos videos -que ojalá hubiesen salido el primer día- muestran el actuar de Carabineros en todo el procedimiento. Lo que uno tiene que preguntarse y preguntarle al gobierno es ¿por qué Carabineros ingresó a Temucuicui ese día? ¿Por qué se desencadena esta tragedia? Porque hubo asaltos terroristas a tres profesoras que dedican su vida a la docencia rural. Ahí parte. Y lo que se desencadena después es una consecuencia de algo que vive la gente en Ercilla, en Pidima, todos los días. Eso es terrorismo y el Gobierno tiene que tener un actitud distinta frente al terrorismo. El Gobierno lo que debiera haber hecho es haber decretado en casos como este el Estado de Emergencia, porque la crisis no se soluciona sacando a dos generales, a cinco oficiales, a diez carabineros. Aquí habían algunas personas que ocultaron información y tiene que ser sometidas a proceso, sí. Pero de ahí a decir que la institución está en crisis por lo que ocurrió ahí... no hay una crisis por los videos.

Hubo ocultamiento de información y obstrucción a la justicia...

Y eso está en los tribunales y son los tribunales los que tienen que resolver.

¿A su juicio, después de todo lo conocido el último mes, Hermes Soto tenía el liderazgo necesario para conducir a Carabineros?

Estaba haciendo todo lo que estaba a su alcance. El problema es que si el gobierno todos los días habla en contra de Carabineros, qué espacio le deja al director general. Cuando sale el ministro, sale el presidente diciendo que él no va a permitir que Carabineros mienta, eso es un error, porque no es que la institución mienta, son algunos funcionaros que mintieron, yo no puedo decir como presidente de la República 'Carabineros miente', son personas que mintieron. El ministro del Interior no puede salir todos los días a decir 'me voy a querellar' y 'aquí los responsables son los carabineros'. ¿Y dónde está la responsabilidad del ministro del Interior para el control del terrorismo en la zona?. La primera decisión que toma el gobierno es sacar al intendente y yo también defendí al intendente.

¿Usted cree que hay responsabilidad política del ministro Chadwick?

Yo espero que así como está diciendo que tiene que haber responsabilidad del mando en Carabineros, el Presidente también nos diga quién es el responsable político de esto. Porque, curiosamente, en todas las decisiones del gobierno, lo que se hace es apuntar a las Fuerzas Armadas y de Orden. Tenemos al ministro Espina que por Twitter le exige al comandante en Jefe del Ejército una información de lo que ocurre en la Escuela Militar y después de eso destituyen al director de la Escuela Militar. Para mí, eso es inaceptable. Después tenemos al Presidente de la República que critica a la Fach por pasar los aviones en la despedida del comandante en Jefe; si los aviones tienen que volar igual, tienen que cumplir horas de vuelo, ¿qué le importa que los aviones vuelen el día de la despedida o para el 18 de septiembre si tiene que volar igual? ¿Cuál es el sentido de estar permanentemente criticando la institucionalidad de las Fuerzas Armadas y de Orden?

Los comentarios que se han hecho respecto al actuar de Carabineros responden también a un debate que hay respecto al grado de subordinación de las Fuerzas Armadas al poder político...

Y están subordinadas, si el General Director lo que dice es 'yo me voy a ir, pero cuando se cumpla el procedimiento' y yo valoro y felicito la actitud del director de Carabineros.

¿Usted está de acuerdo con que no haya presentado su renuncia?

Pero si es que él estaba diciendo que se cumpla la ley y la ley la llevaron adelante los senadores Chadwick, Espina y Larraín, que son hoy día ministros de Estado y, ¿se quieren saltar la ley? No. Si aquí basta de pasar a llevar a las autoridades y la institucionalidad.

Pero usted mismo está planteando que hay una responsabilidad política que no estaba asumiendo el Gobierno todavía...

Lo que digo es que el Gobierno no enfrentó la situación como tenía que enfrentarla y está tratando de cortar solo por Carabineros. Si ya entró en el juego, bueno, va a tener que aceptar que la izquierda le siga cuestionando ahora a su ministro del Interior, porque esto va a parar ahí, la izquierda no va a parar. La izquierda no tiene límite en la politización de los temas.

Insisto. Usted plantea un tema de responsabilidad política de La Moneda, que no se ha asumido...

Hoy día sí, porque el daño que se la hecho a la institucionalidad de Carabineros es grande. ¿Quién va a responder por eso daño?

El debate por el pinochetismo

La diputada Camila Flores hizo un discurso donde reivindicó el pinochetismo. ¿Comparte sus dichos?

Nunca me he declarado pinochetista, siempre he dicho que soy defensor de la obra del gobierno militar. Yo defiendo ideas, valores que en algunos momentos a algunas personas les toca liderar, en ese caso fue Pinochet, pero no tengo ningún problema en que alguien se pueda declarar pinochetista así como también hay gente que se declara allendista, guevarista, fidelista. Hay un grado de libertad en lo que uno quiera manifestar.

A la diputada nadie le preguntó por Pinochet, hizo una reivindicación del pinochetismo que congrega, según ella, a una mayoría en RN.

Sí, pero no sale porque sí, sale porque la izquierda más dura está levantando el tema de la ley mordaza, que no solamente apunta a lo que es el gobierno militar, sino que apunta a la libertad de pensamiento en el tema de culto, en el tema de los valores y principios.

Perdón, pero Camila Flores habló antes de que se discutiera el proyecto de negacionismo.

No, el proyecto ya estaba presentado. Esta semana se levanta el tema más político, pero Carmen Hertz, desde que llegó al Parlamento, viene insistiendo que va a poner en tabla el proyecto del negacionismo.

Pero Flores no habla del negacionismo, reivindica el pinochetismo. Y con eso divide a la centroderecha. ¿Ese es el camino?

La mayoría de las personas que tuvieron cargos de liderazgo en RN por muchos años reivindicaron la figura de Pinochet y se fueron alejando. Cuando algunos se dan cuenta que no es tan conveniente mantener algunas líneas de acción política que estaban, se desmarcan. Pero muchos que hoy día plantean que no son tan cercanos, estuvieron en Londres, se manifestaron a favor de Pinochet. Llama la atención que algunos que fueron partidarios y trabajaron algunos de ellos en el gobierno militar, hoy día miren con distancia lo que hicieron en ese momento.

Usted siempre habla de defender las ideas de derecha. ¿Pinochet es el símbolo de esas ideas?

Lo que se planteó en la Constitución del 80 es lo que yo defiendo y el modelo económico que se instaló en distintas áreas, son ideas de derecha que permiten el progreso y el desarrollo del país. El modelo que se estableció durante ese gobierno es lo que sigue vigente, con algunas modificaciones, adecuaciones, pero básicamente sigue siendo el mismo modelo y es un modelo que es reconocido a nivel mundial.

¿Es separable lo que usted plantea, los beneficios que en su opinión tuvo el gobierno militar, de las violaciones a los DD.HH.?

Es totalmente separable y es lo que hace la izquierda con el Ché Guevara, con Fidel Castro, con Maduro. Lo increíble es que la izquierda puede distinguir y la derecha no. Yo nunca he negado que se dieron violaciones a los derechos humanos durante el gobierno militar, hay personas cumpliendo condena por eso.

Cecilia Morel dijo que usted "representa una sensibilidad que no quisiera que siguiera agrandándose". ¿Cómo tomó esa crítica?

La recibí con sorpresa, pero siempre he dicho que a uno no le tienen que doler ni molestar las afirmaciones políticas que pueda realizar alguien, eso está dentro de la libertad de cada una de las personas. Valoro lo que ha realizado la Primera Dama en su rol social, de cercanía de las personas, el modelo de "Elige Vivir Sano", hoy día la veo muy interesada en el área de los adultos mayores, que es un área que está bastante abandonada por el gobierno. Ella le da una sensibilidad social al gobierno importante. Creo que esto no ayuda a potenciar esa figura del gobierno, no sé si valía la pena que ella emitiera juicios políticos, porque tiene un rol que debiera convocar más a la unidad de aquellos que creemos en una sociedad libre.

En esa casa la opinión es unánime, porque el Presidente Sebastián Piñera el jueves dijo que lo que usted representa "no es el camino" que él quiere para Chile.

El Presidente también tiene libertad de emitir juicios. Yo soy de compromisos más permanentes, yo no creo en esto de alabar algo un día y criticarlo al día siguiente. La actitud que yo vi en ellos el día de la elección, cuando había sensación de derrota en el comando de Sebastián Piñera y llegué a darle el apoyo es absolutamente distinta a la que veo hoy día.

¿Por qué cree que cambió de actitud?

Porque en el Presidente han influido mucho algunos asesores que tienen una mirada más de un Chile virtual que de un Chile real. A nivel de redes sociales, el Presidente tiene un asesor, que es Jorge Selume (jefe de la Secom), que hace una interpretación de lo que es el día a día de la sociedad, y a nivel de consultas, tiene un asesor que se llama Roberto Izikson. Ellos le muestran al gobierno una realidad que no es la que se vive en la calle y que a mí me toca conocer en las giras que estoy haciendo. Yo no me he movido ni un centímetro de lo que planteé en la campaña, al gobierno lo he apoyado en todas las iniciativas que dicen relación con lo que se planteó en la campaña. Sí salgo a marcar la diferencia cuando se saca adelante una ley de identidad de género, que va en la línea de la ideología de género; salgo a marcar diferencias cuando se dice que no se van a bajar los impuestos. Si la gente hubiera querido ideología de género, habría votado por Guillier y si hubiese querido alza de impuesto, habría votado por Sánchez. Nosotros ganamos, y con una diferencia importante, porque levantamos ciertas banderas que reflejan lo que nosotros queremos: un Chile que respeta la autoridad, que promueve el emprendimiento, que respeta la institucionalidad. Y hoy día el gobierno se ha movido hacia la centroizquierda y yo me he mantenido en el mismo lugar en el que estaba.

Lavín, el contrincante

¿Usted se siente una persona de extrema derecha?

Para nada. Ese es el cartel que instala la izquierda y que lamentablemente algunos líderes de esa "derecha light" compran.

Usted ha dicho que esa derecha light está en La Moneda...

Bueno, Selume, es parte de la derecha light.

¿Gonzalo Blumel?

También.

¿Qué quiere decir con ese concepto?

Es una derecha que actúa sin convicciones, en temas que para mí son relevante. Es una derecha de elite política que mira el país en torno a las redes sociales, a las encuestas, y que no está preocupado de los problemas reales.

¿Piñera es parte de la derecha light, según usted?

Hoy día está muy influenciado por esa derecha y por eso le digo que tiene que cambiar algunos asesores. El discurso de él, en campaña, no era el estilo de Gobierno que está llevando adelante hoy día.

Su figura ha empezado a generar creciente incomodidad en Chile Vamos. El jefe de bancada de Evópoli, Luciano Cruz-Coke...

(Interrumpe) que también cambió de opinión, porque él también aplaudió mi respaldo al presidente Piñera entre la primera y la segunda vuelta, entonces, yo no soy el que está dividiendo a la derecha, porque yo no me he movido del lugar en el que estaba, son otros los que están dividiendo las opiniones, si esto es bien curioso, si a mí un día me invitan a las primarias y al otro día me desinvitan.

¿Cómo piensa llevar adelante su relación con Chile Vamos? Usted nunca ha negado la posibilidad de que pueda volver a ser candidato presidencial...

No sólo lo he negado, lo afirmé, que voy a estar en la papeleta. Y soy el único que se ha atrevido a decir que quiere estar en la papeleta, porque hay varios candidatos que hacen campaña con fondos públicos y no dicen nada.

¿Como quiénes?

Joaquín Lavín. ¿Alguien tiene alguna duda que Joaquín Lavín va a ser candidato? Y yo me alegro que sea candidato, pero que lo diga, porque lo que no puede pasar es que él nos diga durante dos años que no quiere ser candidato y esté usando los fondos públicos municipales para aparecer todos los días haciendo propuestas que no se pueden repetir en otras comunas porque no tienen los recursos e ilusiona a todas las personas que las soluciones populistas que plantea, con recursos de los vecinos de Las Condes y que después de dos años, cuando ya esté instalado en la opinión pública, diga ahora sí voy a ser candidato. Que lo diga hoy día.

Ya se plantea si usted va a participar o no en las primarias...

Sí, pero primero tienen que ponerse de acuerdo quiénes quieren aceptarme.

¿Qué condiciones pide usted para participar en las primarias?

O sea, lo primero es que yo no voy a ir a una primaria de mentira como fue la anterior. Yo no voy a ir a una primaria si tengo el veto del presidente de la República. Porque qué sentido tiene ir a la primaria si todos los funcionarios públicos van a estar trabajando en contra mía, porque van a obedecer una instrucción presidencial que dice que no quiere que crezca esta sensibilidad. Bueno, en ese tipo de circunstancias yo no puedo participar en una primaria.

Comenta