José Antonio Kast tras inscripción de nuevo partido: "¿Qué sentido tiene entrar a Chile Vamos si vamos a estar discutiendo las cosas más esenciales?"

En medio de los emplazamientos de algunos colectividades oficialistas, el ex candidato presidencial conversó con La Tercera TV y descartó, por el momento, su ingreso a la coalición.



El excandidato presidencial, José Antonio Kast, visitó La Tercera TV tras inscribir su nuevo partido político en el Servicio Electoral. El exdiputado abordó sus críticas a la conducción del gobierno del Presidente Sebastián Piñera, su relación con Chile Vamos y despejó las inquietudes de si el partido ingresará a la coalición oficialista una vez que esté constituido formalmente. Además aseguró que no es de extrema derecha.

¿Cómo se ha sentido respecto a la recepción de Chile Vamos? ¿Ha sido afectiva, miedosa, todas las anteriores?

Hay un poco de nervio instalado. Pero yo estoy feliz, trabajando por un proyecto que nos llena el espíritu, pero sabíamos que esto iba a generar reacciones por parte de la coalición gobernante porque aparece un nuevo actor institucionalizado (...) Es entendible el desajuste que se produce en no saber cómo enfrentar algo que es nuevo y esperamos que en el transcurso de la semana el ambiente vaya cambiando.

Manuel José Ossandón le dijo bienvenido y Jacqueline Van Rysselberghe pone en duda que usted sea capaz de constituir un partido

Es una duda legítima que puede tener la presidenta de la UDI y para nosotros va a ser un gran esfuerzo juntar las cerca de 17 mil firmas a lo largo de todo Chile. Dijeron lo mismo cuando planteamos la idea de juntar las firmas para la candidatura presidencial que nso exigían cerca de 30 mil y validadas juntamos más 35 mil. Es difícil, pero no imposible y con mística y con ganas yo creo que lo vamos a lograr antes de que termine el plazo legal.

¿Le sorprendió la bienvenida de Ossandón?

Siempre es bueno que los actores políticos que han manifestado intención de ser candidatos presidenciales, acojan con un llamado como ese a los que estamos partiendo en algo, así que le agradezco la buena onda.

¿Quiere entrar a Chile Vamos?

Lo he dicho varias veces, que lo que llamo Chile Vamos es a cumplir con el programa de gobierno, porque qué sentido tiene entrar a Chile Vamos si vamos a estar discutiendo las cosas más esenciales y para mí es esencial el tema de los impuestos, esencial es el tema de la previsión, son temas esenciales, entonces para qué voy a entrar hoy día si ni siquiera dentro de Chile Vamos hay claridad de cómo se va a enfrentar el tema.

Cuando me dicen: para entrar a Chile Vamos hay que firmar un formulario, yo les digo que lo que yo firmé o ratifiqué fue un programa de gobierno. El día que ese programa de gobierno se empiece a practicar completo de nuevo, conversemos, pero antes de eso yo les digo que el gobierno salió electo con un 55% de los votos. Nosotros colaboramos, no fuimos la única razón para salir electos, pero colaboramos. Hoy día el 55% viene a la baja y está cerca del 30%. Ese 25% no se ha ido a la izquierda, ese 25% está desencantado de ciertas políticas públicas que han llevado adelante y lo que nosotros planteamos es volver al eje que nos hizo salir electos.

¿Lo interpreto bien si uno señala que usted no quiere entrar en este minuto a Chile Vamos?

No tendría sentido que nosotros hoy día diéramos ese paso porque Chile Vamos tiene que calificar primero cuál es la línea de acción que va a seguir hacia adelante: se van a atener al programa de gobierno o van a seguir zizagueando. Hay algunas materias en las que nosotros estamos muy conformes con lo que está haciendo el gobierno, como educación -y lo he repetido en varias instancias- porque la ministra Cubillos entendió muy bien cuál es el trabajo que tiene que hacer como ministra y es defender la libertad de enseñanza, defender a los profesores, defender a los apoderados de quienes no quieren que haya una educación de calidad en base al mérito. Ojalá más ministros tomaran esa bandera que es decir las cosas por su nombre.

¿Está esperando una invitación formal del conglomerado, una declaración de principios, cómo decanta esto?

Primero nosotros nos tenemos que constituir como partido, entonces los siete meses que vienen por delante van a ser muy intensos para recorrer Chile entero, con la directiva, esta es una directiva de diez personas (...) que nos vamos a esforzar al máximo. Entonces vamos a estar ocupados en estos 7 meses como para la discusión política clásica.

O sea estos 7 meses este es su objetivo ¿Y usted no se sienta a conversar si forma parte del conglomerado?

Claro, porque me van a plantear: "Para invitarlo tiene que ser partido" y si hay tantas dudas existenciales como las de Jacqueline Van Rysselberghe, si nos vamos a conformar o no, bueno aclaremosle las dudas primero al conglomerado y logremos las firmas como Partido Republicano y después iremos viendo cómo se desenvuelve. Hoy día hay rumores de cambio de gabinete y alomejor ese cambio de gabinete es para retomar la línea y el Presidente enmienda la plana y dice que en esto del ente estatal voy a imponer lo que dije en la cuenta pública, así que "señores ministros muchas gracias".

Me da la impresión que usted es un oficialista. Un oficialista enojado, pero oficialista al fin y al cabo

Yo voté por Sebastián Piñera. Hice planteamientos concretos en la campaña, que se recogieron algunos en la campaña, y claro soy de ese 25% que está hoy día desencantado, pero no nos hemos movido de nuestra ubicación.

El que esté en proceso de constitución de su partido ¿Cambia en algo su relación con el gobierno?

Va a depender de ellos porque hasta ahora, como movimiento, para el gobierno no existíamos. Todas las políticas públicas que se llevaron adelante en infancia, en delincuencia, Elige Vivir ain Drogas, nosotros nunca fuimos convocados a dar una opinión.

¿Le hubiese gustado participar, deduzco?

Nosotros tenemos opinión. Tenemos opinión en materia tributaria, en temas PYME, tenemos opinión en temas medioambientales, tenemos opinión en pensiones, y creo que representamos un sector de la ciudadanía importante como para habernos considerado al menos para emitir un juicio, una opinión.

¿Nunca más tuvo una conversación con el Presidente Piñera después de la elección?

Una vez, cuando fui agredido en Iquique, ahí el Presidente manifestó su preocupación y me llamó para decirme que lamentaba mucho los hechos ocurridos. Y cuando solicité ser invitado a la charla de Fukuyama y me invitaron y ahí el Presidente me dijo: '¿Ve que las puertas no estaban cerradas?'

¿Cómo se explica este cambio de actitud del Presidente?

No sabría decirlo después de que la Primera Dama dijo que no era la sensibilidad que a ella la interpretaba. Yo creo que ahí pudo haberse producido un cambio, pero no sabría explicar el por qué.

El Presidente se sumó a esa crítica en una entrevista posterior

Espero que hayan ido dándose cuenta que nosotros representamos el sentido común del chileno medio

¿En qué este minuto cree usted que este gobierno perdió el 'sentido común' y comenzó a gobernar con ideas de izquierda? ¿Y a qué se refiere a las ideas de izquierda?

Habían dos programas en la segunda vuelta, el de Sebastián Piñera y el de Alejandro Guillier y en muchas partes se dijo que Chile tenía que elegir entre dos caminos: un camino que llevaba a una cosa similar con la de Venezuela u otro camino que se encaminaba a la libertad y el desarrollo. En el programa de Alejandro Guillier se hablaba de más impuestos, de No+AFP, de identidad de género. En el programa de Sebastián Piñera decía que se iban a bajar los impuestos, se iba a respetar la elección de las personas sobre su previsión y se iba a respetar la familia. Los proyectos de ley que se levantan estaban en el programa de Alejandro Guillier, no en el programa de Sebastián Piñera ¿Cómo no voy a decir hoy día que se está gobernando con ideas de izquierda.

¿Se considera de extrema derecha?, ¿Está a la derecha de la UDI?

No, yo estoy a la derecha de la izquierda, claramente, y soy una persona pragmática y de mucho sentido común. El sentido común no tiene sector político y eso es lo que tiene desesperada a la izquierda: que por mucho tiempo y con un bloqueo comunicacional de silencio por la violencia física y verbal iban ganando terreno (...)

Si no es de extrema derecha ¿Cómo se explica que su primera reunión en el extranjero sea con Santiago Abascal el líder de Vox?

¿Y quién dice que Santiago Abascal es de extrema derecha?

Todo el mundo ...

Pero él no y yo tampoco

¿No se ubica en ese espectro entonces?

No, para nada.

Comenta

Imperdibles