La discusión por la inhabilidad de Jorge Abbott y las otras reuniones por Penta

fiscalAbbottWEB

El fiscal nacional, Jorge Abbott.

La inhabilidad que el propio fiscal nacional ha asumido frente al caso Penta -por su vínculo familiar con Alfredo Moreno, quien entonces estaba ligado al grupo Penta-, además de la limitante legal de que son los fiscales regionales ejecutores autónomos de sus respectivas causas, decantó en un debate respecto del interés que pudo haber tenido en reunirse con interesados en una causa donde no posee potestad para interferir.




Desde la Fiscalía Nacional señalan que Jorge Abbott recibe a todo el mundo. Lo dicen en relación a las reuniones que la máxima autoridad del Ministerio Pública sostuvo con abogados intervinientes del caso Penta y con el exsenador UDI, Hernán Larraín (con quien abordó la sitiuación de Iván Moreira), pese a estar inhabilitado del caso Penta,

En el portal de Transparencia de la fiscalía, aparte de publicar su reunión con Larraín -junto a la materia que se trató e informado que lo acompañó la jefa de la Unidad Anticorrupción, Marta Herrera-, figuran otras audiencias con intervinientes del caso. Entre ellos, el abogado Rodrigo Zegers, representante del exadministrador electoral de Sebastián Piñera, Santiago Valdés, y quien está formalizado en la causa. Zegers -según el portal de la fiscalía- acudía para exponer que su representado estaba siendo afectado en sus derechos, argumentando que estaba siendo investigado tanto en Penta como en SQM.

A su vez, los abogados Cristián Muga, Luis Ortiz y Rodrigo Aldoney, en representación del empresario Enrique Yarur -quien prestó declaración en el caso Penta por facturas vinculadas a Laurence Golborne- se reunieron en forma separada con el fiscal entre mayo y agosto del 2016.

La inhabilidad que el propio fiscal Abbott ha asumido frente al caso Penta -por su vínculo familiar con Alfredo Moreno, quien entonces estaba ligado al grupo Penta-, además de la limitante legal de que son los fiscales regionales ejecutores autónomos de sus respectivas causas, decantó en un debate respecto del interés que pudo haber tenido el fiscal nacional en reunirse con interesados en una causa donde no posee potestad para interferir.

El abogado penalista y académico de la UDP Cristián Riego opina que, en virtud de estas reuniones, "se requiere una explicación detallada". Además, dijo que se necesita saber "si tuvo reuniones posteriores con los fiscales del caso".

"Tiene que dar una explicación muy importante el fiscal nacional. Él tiene mucha influencia sobre los fiscales regionales", dice Riego.

Por su parte, el director ejecutivo de Chile Transparente, Alberto Precht, dijo, en relación a la reunión de Abbott y Larraín por la situación del senador Iván Moreira, que el fiscal nacional cumplió con lo que debía: "Hacer que esta reunión fuera pública, invitar a otro funcionario". "Haber conocido de esta reunión de manera pública es lo que nosotros buscamos", explicó.

Esta opinión respecto de la reunión de Abbott con el exsenador Larraín fue retrucada, sin embargo, por el exfiscal Carlos Gajardo. En Twitter señaló: "Estaba inhabilitado en el caso Penta. Larraín no era interviniente. Debió rechazar esa solicitud de audiencia", dijo el exfiscal.

Desde el otro frente, el fiscal regional a cargo del caso Penta, Manuel Guerra, descartó que su superior le haya instruido alguna gestión en torno a Moreira: "A mí no me llamó ni Larraín ni ninguna autoridad, ni nunca él (Abbott) me ha instruido, pedido ni ordenado nada respecto de la decisión de Moreira", dijo.

Por su parte, la excandidata presidencial del frente Amplio, Beatriz Sánchez, expresó: ¿Cuántas personas en Chile acusadas por la justicia tienen la posibilidad de que sus amigos o parientes se reúnan con el fiscal nacional? Ahora entiendo por qué el fiscal Abbott pidió diligencia para algunos casos".

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.