La primera vez que el gobierno no respaldó a Hermes Soto durante el caso Catrillanca

Piñera-SotoWEB

El Presidente Sebastián Piñera coincidió ayer con el general director Hermes Soto en la Escuela de Carabineros, en graduación de los nuevos oficiales.

Chadwick condenó actuar de Carabineros tras conocerse desconocidos registros audiovisuales del operativo que terminó con la muerte de Camilo Catrillanca. "Mañana seguiremos transmitiendo y comunicando las decisiones que se van adoptando", indicó el ministro.




A las 14.49 de este miércoles, Interior anunció que el ministro Andrés Chadwick saldría a abordar los nuevos antecedentes que se habían dado a conocer sobre la muerte del comunero mapuche Camilo Catrillanca.

Por la mañana, en La Moneda habían quedado sorprendidos luego que se revelara la existencia de un video grabado por Patricio Sepúlveda -en aquel entonces suboficial a cargo de la patrulla de funcionarios del Gope que participó en el operativo- que registró el momento del incidente. Un material cuya existencia no estaba en conocimiento de la fiscalía y que este miércoles fue entregado por el abogado Javier Jara, quien representa a otro de los imputados, Raúl Ávila, quien portaba una cámara GoPro cuyo contenido fue destruido.

Junto con esto, se reveló el contenido de otros videos grabados por efectivos policiales -que sí estaban en poder de la fiscalía- donde se revelan los momentos posteriores al ataque a Catrillanca, los primeros auxilios que le prestan los carabineros y los comentarios que realizan éstos al percatarse de la gravedad de la situación.

Con estos antecedentes sobre la mesa, Interior anunció la comparecencia del ministro. Pasadas las 17 horas, sin embargo, se informó que no habría declaraciones de Chadwick , argumentando que no se quería "empañar" la ceremonia en que por la tarde se titularían a los nuevos oficiales de la institución, a la que asistiría el Presidente Sebastián Piñera.

Pero en menos de una hora, y luego de varios análisis internos, La Moneda cambió nuevamente de parecer y se informó que Chadwick sí haría una declaración. El diagnóstico era uno: sería perjudicial para el Ejecutivo y el Mandatario guardar silencio ante revelaciones que ponían nuevamente en entredicho el liderazgo del general director de Carabineros, Hermes Soto, y que indirectamente salpicaban al propio Chadwick, de cuyo ministerio depende la institución uniformada.

Durante la tarde, fueron varias las reuniones entre el Mandatario, el ministro y la vocera de Gobierno, Cecilia Pérez, quien se encargó de monitorear el tema. En esos encuentros, según indicaron en Palacio, se analizaron los registros audiovisuales, donde, entre otras cosas, se ve cómo los funcionarios de Carabineros disparan en dirección a Catrillanca, las instrucciones que provenían desde el helicóptero e, incluso, cuando se acercan a él y se dan cuenta de que sigue con vida e intentan contener la herida en su cabeza.

Entre los análisis que hacían en La Moneda está, por ejemplo, que el video grabado por Sepúlveda "no aportaba nuevos datos" a la causa, pero que Soto quedaba "muy debilitado", pues nuevamente se ponía en evidencia que sus subalternos le habían ocultado información.

Fue en este escenario, y acompañado del subsecretario del Interior, Rodrigo Ubilla, que Chadwick realizó una declaración de dos minutos y 33 segundos. "El gobierno ratifica que ha tomado y seguirá tomando todas las medidas que sean necesarias para el esclarecimiento de los hechos, el conocimiento de la verdad y la sanción de los responsables y, muy especialmente, para que se termine todo intento como hemos visto de ocultamiento de la verdad y de transgresiones a la ley", manifestó.

El secretario de Estado, además, fue enfático en afirmar que "nuestra condena total y absoluta a los hechos y a las conductas abusivas e ilícitas que hemos conocido en la dramática muerte de Camilo Catrillanca".

Chadwick fue consultado si es que Hermes Soto seguía manteniendo el respaldo del gobierno y si es que continuará en su cargo. Ante la consulta, el ministro se limitó a decir que "mañana (jueves) seguiremos transmitiendo y comunicando las decisiones que se van adoptando".

De esta manera, por primera vez desde que se destapó el caso Catrillanca, La Moneda evitó respaldar públicamente a Soto, quien, aseguran en el gobierno, quedó en una situación "delicada". A juicio de distintas fuentes de La Moneda, "las señales de Chadwick fueron claras", y que la continuidad del general director quedó en entredicho.

En La Moneda resentían el nuevo revés en el caso, que se dio justo un día después de que el ministro de Desarrollo Social, Alfredo Moreno, concretara "un avance" en la búsqueda del diálogo, al reunirse con el papá de Camilo, Marcelo Catrillanca. "Hay un compromiso total y absoluto del gobierno con la verdad, con la transparencia y con tomar todas las medidas que correspondan a esa verdad y a lo que se vaya conociendo. En eso creo que se ha sido muy drástico y hay que seguirlo siendo", sostuvo Moreno.

Piñera y Soto en ceremonia

En medio de la crisis que se generó en Palacio, Soto y Piñera coincidieron en la tarde en la ceremonia que se desarrolló en la Escuela de Carabineros. Ambos se saludaron de manera cordial y quedaron sentados juntos. No intercambiaron palabras hasta transcurridos más de 40 minutos de la ceremonia. Luego, ambos fueron a compartir un cóctel y hasta el momento no han dado declaraciones a la prensa.

En Carabineros aseguran que los nuevos antecedentes los tomaron por sorpresa. Según fuentes de la institución, las imágenes grabadas por Sepúlveda eran desconocidas incluso para ellos.

Soto abordó la controversia pasadas las 13 horas. "Por supuesto nos toma por sorpresa, es un video que nadie sabía que existía", aseguró. Además, descartó presentar su renuncia al cargo, agregando que "sistemáticamente (funcionarios de Carabineros) han mentido y le hemos informado al Parlamento" y que "hemos sido reiterativos, hemos entregado todos los antecedentes a la fiscalía y cooperado en todo momento".

Comenta