Ministro Delgado sobre condiciones de Sichel para apoyar a Kast: “La forma de plantear y de responder los nueve puntos se pudo hacer de manera distinta”

Rodrigo Delgado Quilpué Incendio

El secretario de Estado cuestionó la manera en que el exabanderado de Chile Podemos Más impuso los nueve compromisos que el líder republicano debería incluir en su programa para optar por adherirse a su candidatura. "Generó una tensión innecesaria", aseguró el también militante de la UDI.




Este martes se dieron a conocer las condiciones del excandidato a la presidencia de Chile Podemos Más, Sebastián Sichel -quien obtuvo el cuarto lugar en la elección del domingo 21 de noviembre-, para apoyar en segunda vuelta a José Antonio Kast, abanderado del Frente Social Cristiano.

Tras regresar de sus vacaciones en el sur y notar que la coalición que lo respaldó en primera vuelta se pronunció a favor de Kast y oficializó su apoyo, Sichel decidió establecer nueve “compromisos para reforzar la democracia” que el líder de Republicanos deberá cumplir en su programa para que el exaspirante a La Moneda opte por adherirse a su candidatura.

Entre los puntos impuestos se encuentra el “respeto irrestricto a los DD.HH.”, “mantener el Ministerio de la Mujer” y el “respeto total a las minorías y diversidades, y condena a discursos de odio”.

El documento causó molestias al interior del comando de Kast y también fue cuestionado por autoridades de gobierno.

Esta mañana, en conversación con Radio Cooperativa, el ministro del Interior, Rodrigo Delgado, aseguró que la manera en que el exabanderado de Chile Podemos Más impuso sus condiciones se podría haber realizado de otra manera.

“La forma de plantear los nueve puntos y la forma de responder a los nueve puntos creo que pudo haberse hecho de manera distinta”, expresó el secretario de Estado.

En ese sentido, ante la consulta de si está de acuerdo con los nueve puntos establecidos por Sichel, el también militante de la UDI respondió: “Chile Vamos ha cerrado filas con José Antonio Kast, y son ellos los que tienen que definir, el comando y los partidos, si esos nueve puntos son viables o no”.

Sin embargo, hizo énfasis en que “la forma en la cual se hizo, y hasta ahí quiero llegar con mi opinión, generó una tensión innecesaria que a lo mejor pudo haber sido conversada de otra forma”.

Los cuestionamientos de Delgado se suman a las críticas que surgieron por parte de Rojo Edwards y Macarena Santelices, tras conocerse el documento.

El senador electo por la RM y coordinador político de Republicanos, emplazó a Sichel a “abandonar inmediatamente su pretensión de imponer condiciones para la entrega de su apoyo”, agregando que “él debe elegir entre libertad y democracia o comunismo”.

Mientras que la vocera del comando insistió en la idea de que el programa de gobierno de Kast “no está escrito en piedra” y aseguró que “muchos de los puntos que se mencionan (en el documento de Sichel) han sido previamente incluidos”.

Por su parte, el abanderado del Frente Social Cristiano, quien se encuentra realizando una gira a Estados Unidos, se enteró mientras hacía escala en Miami.

“Intervencionismo electoral”

El titular de Interior también se refirió a las acusaciones sobre intervencionismo electoral que surgieron luego de que el ministro de Educación, Raúl Figueroa, admitiera en una entrevista con La Tercera PM que en primera vuelta votó por Kast, ya que representa “representa un ideario de mayor libertad”, y tras el permiso sin goce de sueldo que había solicitado la exsubsecretaria de Salud Pública, Paula Daza, para incorporarse a la campaña del republicano previo a que renunciara a su cargo.

Al respecto, Delgado planteó que “José Antonio Kast es el candidato de Chile Vamos y el Gobierno por supuesto es parte de esa coalición. Tenemos una relación y coordinación con ellos, pero el Gobierno es de todos los chilenos”.

De esta forma, puntualizó en que una cosa “es que un ministro -haciendo caso absoluto a los dictámenes de Contraloría- pueda hacer alguna actividad muy puntual, como se hizo en el pasado, sin recursos públicos y sin considerar los bienes de trabajo. Pero algo muy distinto, y yo creo que es el fondo de la discusión, es si un ministro o ministra tiene una opinión respecto al fondo de una propuesta de un candidato presidencial”, “eso no significa hacer intervención electoral, como muchos lo han querido confundir”, agregó.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.