Monsalve defiende estrategia de diálogo del gobierno tras ataque incendiario en Contulmo y critica uso del estado de Excepción: “Querer levantar un modelo fracasado me parece un profundo error”

El subsecretario del Interior se reunió de manera extraordinaria con fuerzas policiales, con el propósito de revisar medidas de seguridad en la Macrozona Sur, tras el ataque incendiario registrado en Contulmo. Luego de la reunión, aseguró que "mañana el gobierno va a responder si presenta querella" y también afirmó que mantendrán la estrategia por una "salida política" al conflicto, pero que "no dialogamos con quienes amenazan y hacen uso de la violencia".




A primera hora de este domingo, el subsecretario del Interior, Manuel Monsalve, se reunió de manera extraordinaria junto a Carabineros y a la Policía de Investigaciones (PDI), en el marco del ataque incendiario registrado el viernes en la noche en la comuna de Contulmo -al sur de la Región del Biobío- con el propósito de revisar medidas de prevención y seguridad en la zona.

A través de un comunicado difundido el sábado, la organización Resistencia Mapuche Lavkenche (RML) se atribuyó el siniestro iniciado por alrededor de 40 encapuchados, que finalizó con 15 viviendas quemadas en total. El hecho ha generado tensión debido a que los ataques se han mantenido, a pesar de la decisión del gobierno de dar fin al Estado de Excepción Constitucional en la Macrozona Sur.

Tras esto, la delegada presidencial de la Región de Biobío, Daniela Dresdner, aseguró que si bien desde el gobierno han “abierto las puertas del diálogo”, “eso no nos resta de poder presentar querellas en los casos que así lo consideremos necesario”.

Además, desde la cartera del Interior anunciaron que este domingo se realizaría una reunión extraordinaria con las fuerzas policiales en La Moneda. Tras la realización de esta, el subsecretario del Interior aseguró que “mañana (lunes) el gobierno va a responder si presenta querella y, si presenta, qué querella presenta bajo la ley”.

“Hoy, en el marco de comité policial, hemos tomado una serie de medidas y de acuerdos que van a regir de manera inmediata para seguir fortaleciendo las capacidades de la policía, para un mandato que ningún gobierno puede abandonar: la seguridad pública, proteger la integridad de las personas que viven en Chile”, expresó Monsalve.

Asimismo, defendió la cuestionada estrategia de diálogo que ha mantenido el gobierno hasta el momento y criticó el modelo de Estado de Excepción que se mantenía hasta hace una semana: “No hay modelo perfecto para enfrentar el conflicto más severo que enfrenta la sociedad chilena hoy día, el querer levantar un modelo fracasado me parece un profundo error”, enmarcando que mientras regía la medida se registraban de igual modo ataques a inmuebles y que, hasta el momento, ningún plan “ha podido garantizar la seguridad”.

“Hubo 97 ataques a inmuebles durante el Estado de Excepción, el más grande incluso en la comuna de Contulmo en diciembre -en el marco de su vigencia- que afectó a 31 casas y cabañas afectadas”, afirmó Monsalve.

En ese sentido, insistió en que se mantendrá la estrategia actual y en una “salida política”: “Queremos insistir en que nuestra caracterización del conflicto es que aquí hay un conflicto entre el Estado Chileno y una primera nación que es el pueblo mapuche y eso requiere una salida política. ¿Con quién vamos a dialogar? Con todos aquellos que estén disponibles a alcanzar la paz y la tranquilidad (...) con ellos podemos llegar a acuerdos. Bajo amenaza y bajo hechos de violencia no hay posibilidad ni de diálogo ni de acuerdo con el gobierno”.

“No dialogamos con quienes amenazan y hacen uso de la violencia”

La misiva publicada el sábado por el grupo RML, en donde se atribuyen el ataque incendiario, comienza refiriéndose a un “desconocimiento absoluto del conflicto territorial que se vive en Wallmapu” que ha “quedado de manifiesto a menos de 20 días de asumir el gobierno de Boric”.

Precisan que para “lograr un esclarecimiento histórico y avanzar hacia la anhelada paz al sur del Biobío”, es necesario “hacer gestos reales más allá de los simbolismos ineficaces que ha mostrado en estas primeras semanas de gobierno”. De esta forma, apuntan cuatro exigencias a cumplir por parte del gobierno en un plazo de 48 horas; indicando que de lo contrario, “se articularán nuevas movilizaciones en todos los territorios”.

A raíz de este “ultimátum”, como se le ha referido a la lista de requerimientos, el subsecretario del Interior remarcó que “primero decir, no dialogamos con quienes amenazan y hacen uso de la violencia”, asegurando que “nosotros nos tomamos en serio cualquier comunicado que coloque una amenaza sobre la seguridad de la población”

“No lo menospreciamos, lo tomamos en serio, por eso hemos tenido un comité policial hoy, justamente para tomar medidas que permitan anticipar las capacidades del Estado para proteger a la población”, agregó.

Sobre la posibilidad de reunirse con grupos de resistencia mapuche, no lo descartó, pero marcó la necesidad de dejar a un costado “las amenazas”: “Si hay una organización que esté dispuesta a deponer las amenazas y la violencia para buscar una salida política, sin duda vamos a estar disponibles a conversar”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.