Piñera anuncia que Chile entra a “fase 4” de la pandemia: fronteras permanecerán cerradas a partir del 18 de marzo

El Ministerio de Salud informó este lunes que hay 155 casos confirmados de personas con Coronavirus, cifra que se duplicó respecto a la informada ayer.


Este lunes, el Presidente Sebastián Piñera anunció que el país entró en “fase 4” de la pandemia por Coronavirus, por lo que las fronteras chilenas permanecerán cerradas a partir del 18 de marzo.

Al día de hoy hay confirmados 155 casos, cifra que se duplicó respecto a la informada ayer domingo. Según explicó el Mandatario, esta es la etapa más compleja, en que se produce circulación viral y dispersión comunitaria de esta enfermedad.

La fase 4 implica un crecimiento exponencial en la población. En este caso, las autoridades sanitarias deben garantizar a la ciudadanía el manejo oportuno de la emergencia y garantizar los recursos disponibles.

“Hemos decidido cerrar todas las fronteras terrestres, marítimas y áreas de nuestro país para el tránsito de personas extranjeras. Esto no afectará la entrada y salida de carga ni de los transportistas, para continuar garantizando un abastecimiento normal de nuestro país. Los nacionales chilenos y los residentes permanentes en Chile, y los que provengan de lugares de alto riesgo, podrán ingresar a nuestro país sometiéndose a la Aduana Sanitaria y a una cuarentena obligatoria de 14 días”, anunció el Presidente.

En esta línea, agregó que se le solicitó a las Fuerzas Armadas colaborar con el control de las fronteras para asegurar que el cierre sea íntegramente respetado.

Para financiar los gastos que implicará el control de esta pandemia, el gobierno aseguró que se está utilizando el fondo especial por 220 mil millones de pesos que fue anunciado el viernes pasado.

Además, los funcionarios públicos mayores de 70 años o que sean parte de un grupo de riesgo, cuando las 3 circunstancias así lo exijan, podrán desarrollar sus labores de trabajo desde su hogar.

En tanto, los jefes de Servicio podrán establecer medidas especiales para adoptar horarios laborales más flexibles y para fomentar el teletrabajo. Se realizarán solamente las ceremonias, eventos o actos públicos que sean estrictamente necesarios y con una participación máxima de 50 personas en cada uno. Junto con esto, se restringirán los viajes al extranjero de los funcionarios públicos a aquellos que sean absolutamente imprescindibles.

“Todas estas medidas son necesarias para proteger la salud de los chilenos. Sin embargo, es absolutamente indispensable, no solo la colaboración de los distintos órganos del Estado, sino muy especialmente la colaboración y responsabilidad de todos los ciudadanos, la que debe manifestarse en el cumplimiento de las normas de cuidado personal, de las normas que dicta la autoridad sanitaria y de evitar todo viaje o desplazamiento que no sea estrictamente necesario, preferenciando la permanencia del hogar”, agregó el Presidente.


Comenta