PR y DC se suman a Chile Vamos para impulsar rebaja de parlamentarios

Imagen-Diputados-RN,-UDI,-PR,-DC

Los legisladores se reunieron este jueves en el Congreso para abordar detalles del texto. Foto: Prensa DC

Diputada radical Marcela Hernando presentó un proyecto para volver a 120 diputados y 38 senadores. Señal política había sido buscada por el oficialismo, que requería apoyos para cumplir con compromiso de campaña.




Era la señal política que llevaban meses buscando desde el oficialismo para poder cumplir con uno de los compromisos de campaña del Presidente Sebastián Piñera. Y este jueves se concretó.

Luego de una breve reunión entre los diputados Marcela Hernando (PRSD), Miguel Ángel Calisto (DC), Paulina Núñez (RN) y Jorge Alessandri (UDI), la parlamentaria radical oficializó el ingreso de un proyecto de ley -con las firmas de sus pares- para disminuir el número de parlamentarios, volviendo a 120 diputados y 38 senadores, tal como funcionaba el Congreso hasta marzo de este año.

Actualmente, la Cámara Baja está compuesta por 155 legisladores, mientras que el Senado tiene 43 integrantes, que aumentarían a 50 a contar de 2022. Esto, luego de que el gobierno de Michelle Bachelet impulsara una reforma al sistema político, con el fin de corregir el sistema binominal, y consideró para ello un aumento en la cantidad de parlamentarios. Tal cambio fue férreamente resistido por la UDI y RN, que apelaban principalmente al alto costo que ello supondría, aunque desde la administración Bachelet negaban aquello y aseguraban que el Fisco no desembolsaría más recursos.

Este jueves, sin embargo, fue justamente el factor económico uno de los argumentos que usaron los firmantes del proyecto para explicar las razones por las que decidieron impulsar la rebaja, considerando, asimismo, que el aumento en la cantidad de parlamentarios no ha significado, a su juicio, una mejora en el trabajo legislativo.

"Básicamente, lo que se está haciendo es reparar una reforma mal hecha por el gobierno anterior. El señor Peñailillo dijo que era una reforma de más parlamentarios a cero costo fiscal, y terminó siendo una falacia".

Según explicó la jefa de la bancada radical, "se introduce la idea de bajar el número de parlamentarios a lo que era previamente, o sea, 120 diputados y 38 senadores (...), en razón de austeridad y por la molestia que tiene la ciudadanía con el funcionamiento del Parlamento; es hacer eco de una demanda ciudadana".

En la misma línea, el diputado Calisto añadió que "es fundamental bajar la cantidad de diputados en el Parlamento, porque no tiene sentido el aumento y es un gasto tremendo. Estoy convencido de que se debe caminar a una democracia más sólida", subrayó.

En el texto ingresado este jueves, de hecho, los legisladores sostienen que "el aumento ha significado un mayor gasto del Estado por una labor que puede ser realizada con una estructura organizacional menor".

Además, la iniciativa cuenta con el respaldo en la DC de los diputados Matías Walker, Manuel Matta, Mario Venegas y de los radicales Fernando Meza, José Pérez y Carlos Abel Jarpa.

Respaldo del Ejecutivo

Desde el oficialismo celebraron la decisión de sus pares de la ex Nueva Mayoría, pues -según comentan fuentes de Chile Vamos- el gobierno había insistido en que una modificación de estas características debe contar con respaldo transversal, por lo que, aunque se trataba de un compromiso de campaña, querían asegurar apoyos en la oposición antes de iniciar el trámite legislativo.

En ese sentido, la diputada Núñez enfatizó que "esta es una puerta que se abre para tener votos y poder empujar la rebaja, porque -como todos sabemos- el aumento de parlamentarios no ha significado un mejor trabajo en el Congreso, más eficiente y más eficaz, o una mayor representación en las regiones, solamente más gastos que no existían y que hoy los chilenos están cubriendo".

La diputada RN ha sido una de las principales impulsoras de esta propuesta. Ya en abril de este año, junto al jefe de bancada de la UDI, Javier Macaya, habían ingresado una moción sobre la materia y han hecho reiterados llamados al Ejecutivo para concretar su trámite.

Con la señal política que se concretó, desde el oficialismo explicaron que La Moneda impulsaría esta reforma a partir de enero próximo o, a más tardar, en marzo, tras el receso legislativo de febrero, aunque no está definido si lo hará a través de la urgencia a algunas de las mociones ingresadas o presentando un proyecto nuevo.

En este escenario, el ministro Gonzalo Blumel (Segpres) recibirá a los cuatro parlamentarios firmantes del texto la primera semana de enero, para conocer los alcances de la iniciativa y explorar la posibilidad de acordar una fórmula común.

En lo que no se avanzará, de acuerdo a fuentes oficialistas, es en la segunda propuesta que considera la iniciativa de Hernando, que es reponer el voto obligatorio.

Comenta