Sargento del Gope dijo que cortó tarjeta de memoria con una tijera

El fiscal regional Cristián Paredes, realizó pericias al tractor en que se desplazaba Catrillanca.

En su querella, gobierno pidió a la fiscalía realizar diligencias para intentar rescatar “algún otro tipo de respaldo” de la grabación cuando murió Camilo Catrillanca.


Con el objetivo de rescatar una pieza clave en la investigación por presunta obstrucción a la investigación en la muerte del comunero Camilo Catrillanca, el 14 de noviembre pasado, el Ministerio del Interior pidió a la fiscalía que se hagan “diligencias para establecer si de las imágenes obtenidas en la cámara usada por Carabineros existía algún otro tipo de respaldo, aparte de la tarjeta de memoria destruida”.

La solicitud -que se encuentra en una de las tres querellas que presentó el Ejecutivo en el marco de la muerte del comunero- se da luego de que el general director de Carabineros, Hermes Soto, le enviara el 17 de noviembre un oficio al ministro del Interior, Andrés Chadwick, informándole que “el sargento segundo Raúl Ávila Morales habría faltado a la verdad, en el sentido de que sí portaba una cámara al momento del procedimiento y cuya tarjeta de memoria la habría destruido con posterioridad a los hechos”.

Sin embargo, el rastreo de la información sería una difícil tarea para el Ministerio Público y la PDI. Según aseguró el sargento del Gope, Raúl Ávila, en su versión entregada a los investigadores del caso, destruyó la tarjeta de memoria tras cortarla con una tijera. Según trascendió, justificó esto indicando que quería proteger imágenes personales que se encontraban en el dispositivo.

Otra información clave que han podido recabar los investigadores del caso, liderada por la Fiscalía de La Araucanía, es que al menos serían cinco los impactos de bala al tractor en que se desplazaba Catrillanca al momento de recibir el disparo. Aún falta establecer si existen más impactos en la máquina.

Sobre este tema, el gobierno también requirió diligencias en sus querellas: “Realizar pericia balística de trayectoria, a fin de precisar qué presunto tirador podría ser el que efectuó el disparo a la víctima en su cabeza, tomando en especial consideración la trayectoria intracorpórea del proyectil en la víctima, conforme su autopsia”.

“No podemos delimitar posibles responsabilidades. Lo que hacemos es plantear hechos, entregar antecedentes en contra de quienes resulten responsables, en una dinámica que finalmente el Ministerio Público precisará las responsabilidades exactas y serán los tribunales los que se pronuncien”, indicó ayer el abogado Luis Hermosilla, tras sostener una reunión por cerca de tres horas con el fiscal regional de La Araucanía, Cristián Paredes.

Sobre los alcances de las querellas y la eventual participación de efectivos del Alto Mando de Carabineros de la Zona de La Araucanía de Control de Orden Público, Hermosilla dijo que “puede llegar a todos aquellos que tengan conocimiento y participación en la destrucción de estas evidencias”. Agregó que “lo que tenemos concreto es la muerte de Camilo Catrillanca, a consecuencia de una herida en su cabeza y la precisión se producirá en las próximas horas o días, cuando lleguen los informes balísticos y la autopsia que todavía no están en poder del Ministerio Público”.

En tanto, el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) presentará querellas por los delitos de obstrucción a la investigación y el homicidio de Catrillanca. “Estaríamos presentando alguna acción judicial, independiente de las pericias, a más tardar el viernes”, dijo el abogado del organismo, Marcos Rabanal.

A estas acciones legales que presentará el instituto, se suma una ya ingresada por presuntas torturas en contra de M.A.P.C. (15), el menor que se trasladaba en el mismo tractor donde Catrillanca fue baleado. En ese momento, el adolescente fue detenido por la receptación de los vehículos robados a cuatro profesoras. En este último caso, tras una solicitud del INDH para que se le decreten medidas de protección al joven, el Juzgado de Letras y Garantía de Collipulli resolvió ordenar “la prohibición de acercarse en términos violentos a Carabineros de Chile, en especial a Fuerzas Especiales de Pailahueque, a la víctima, el menor M.A.P.C.”.

Al respecto, Rabanal indicó que “estamos muy satisfechos, porque es una medida inédita que da cuenta de la preocupación del tribunal, en cuanto a que estamos frente a un sujeto de derecho que merece doble protección”.

Ayer, La Tercera PM reveló que tras la muerte de Catrillanca, Carabineros instruyó a los oficiales desplegados en La Araucanía y el Biobío disparar solo tras el análisis y la autorización de un superior.

Seguir leyendo