Senador Huenchumilla pide recurrir a la ONU para resolver conflicto en La Araucanía y dice que violencia “demuestra el fracaso de la clase política en Chile”

huenchumilla-foto

El exintendente de la novena región expresó que todos los actores involucrados se deben sentar a la mesa y sincerar sus posiciones: “cuando hablamos de tierras, de qué tierras estamos hablando, cuál es la recuperación posible hoy después de 140 años. Los agricultores tienen que entender que esa es la realidad, en la vida hay que enfrentar la realidad. La realidad es que ellos están en un territorio de conflicto".




Es un conflicto que está en escalada. Así al menos lo reconoció el senador DC Francisco Huenchumilla que aseguró que la “temperatura” en La Araucanía -y macrozona sur- “ha subido un poco en relación con el ambiente, el escenario y lo que ha pasado en los últimos meses. Esa es la impresión que uno tiene sin conocer los antecedentes que puede tener el gobierno con información de las policías”.

Para el parlamentario y exintendente de la novena región, la responsabilidad de los hechos de violencia en la zona es del Estado y que esto “demuestra el fracaso de la clase política en Chile para enfrentar este tema, de todos los gobiernos”. Así, manifestó en Tele13 Radio que “yo creo que el que tuvo más visión fue el gobierno de patricio Aylwin. Pero a partir de ahí hemos tenido gobiernos de los distintos signos y nunca se ha querido ir al fondo del tema”.

“El fondo del tema es muy simple. Los mapuche lo que están pidiendo es que se les restituya sus tierras. A raíz de ahí viene una secuela de cosas donde todo se torna más complejo y, a río revuelto, ganancia de pescadores. Con esto quiero decir que suceden muchas cosas aledañas. Hoy, después de 140 años las tierras están en poder de particulares, de empresas, entonces eso complejiza mucho más la respuesta política, pero ningún gobierno ha querido entrar a eso y eso se resuelve dialogando. Los problemas políticos en Chile y el mundo se resuelven dialogando”, dijo.

Respecto de los coordinadores que designó el gobierno para dedicarse a los conflictos en las distintas regiones del sur del país, Huenchumilla expresó que “yo digo ¿van a coordinar qué? ¿va a coordinar un civil que no es experto en materia policial? va a coordinar a dos instituciones que saben lo que tienen que hacer. Si aquí Carabineros y la PDI se ha visto envuelta en un tema cuando no les corresponde resolver problemas políticos, entonces ellos han sufrido el desprestigio y están como están. Metieron a esto a la PDI a una cosa frustrada que no tiene sentido por culta de los políticos. Esta es responsabilidad de los políticos, me incluyo en ellos porque también soy político y formé parte de un gobierno”.

Por este motivo, el falangista indicó que se deben sentar a la mesa todos los actores -dirigentes mapuche, agricultores, forestales y el Estado- sincerar sus posiciones y con una posible intervención de Naciones Unidas: “cuando hablamos de tierras, de qué tierras estamos hablando, cuál es la recuperación posible hoy después de 140 años y los agricultores tienen que entender que esa es la realidad, en la vida hay que enfrentar la realidad. La realidad es que ellos están en un territorio de conflicto y por lo tanto tienen que aceptar de que es difícil la vida no más”.

“Tal vez podríamos pedirle a las Naciones Unidas que nos mande negociadores de alto nivel. Que junto a rectores de universidades, gente que tenga mucha calidad moral, pueda sentar a la mesa al Estado, a los mapuche, a agricultores y forestales y colocar las cosas encima de la mesa y decir de qué estamos hablando, de cuántas hectáreas estamos hablando”, agregó.

Además, manifestó que “aquí se han visto a los camioneros que les queman los camiones, y están metidos en todos los temas, hacen marchas y van a La Moneda, en una cosa repetida de hace años cuando ellos no tienen arte ni parte en este conflicto y están ahí afectados por responsabilidad del Estado que no hace su trabajo”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.