TC declara inconstitucional el reglamento de objeción de conciencia de la ley de aborto

Por ocho votos contra dos, los ministros de la instancia optaron por acoger el requerimiento presentado por diputados y senadores de Chile Vamos en contra de la citada normativa.


El pleno del Tribunal Constitucional (TC) determinó declarar inconstitucional el reglamento de objeción de conciencia en el marco de la ley de aborto en tres causales.

Por ocho votos contra dos, los ministros de la instancia optaron por acoger el requerimiento presentado por diputados y senadores de Chile Vamos para que se declarara inconstitucional el citado reglamento.

Los ministros Iván Aróstica, Domingo Hernández, María Luisa Brahm, Juan José Romero, Cristián Letelier, José Ignacio Vásquez, Pía Silva y Miguel Ángel Fernández, fueron los que votaron a favor de lo planteado por los parlamentarios de Chile Vamos, mientras que Gonzalo García y Nelson Pozo votaron en contra.

En el escrito, los diputados oficialistas argumentaban que “ninguna ley puede disponer de las personas como un medio, forzándolas a enajenar sus propias convicciones a través de la imposición de determinadas conductas para satisfacer los deseos, apetencia o necesidades de otros. Lo anterior, pues ello implicaría despojar al destinatario de dicha norma de su calidad de persona, imponiéndole la obediencia ciega a una ley que desconoce su derecho a ampararse en sus íntimas convicciones, precisamente para no llevar a cabo un acto que violente su conciencia”.

Durante los alegatos en el TC -desarrollados esta mañana- el abogado Camilo Mirosevic, en representación de la Contraloría General de la República, cuestionó al gobierno y lo acusó de asumir una posición “cómoda” al no asistir a la sesión a defender la constitucionalidad de “su propio reglamento”.

Mirosevic, acusó, además, una “maquinación” en vista de que, a su juicio, los requirentes no están realmente impugnando el reglamento, sino el dictamen de Contraloría que estableció que las entidades privadas se suscriben convenios por DFL 36 “sustituyen al Estado” en sus funciones públicas. Cuestionando la competencia del tribunal para emitir opinión respecto del requerimiento oficilista y dijo que los parlamentarios debieron acudir a tribunales ordinarios.

Con esta resolución, el gobierno podría volver al texto original respecto al reglamento de objeción de conciencia, el cual había sido objetado a mitad de año por el organismo fiscalizador.

Cabe recordar que durante la mañana la ministra vocera Cecilia Pérez consultada lo que ocurría en el Tribunal Constitucional (TC) indicó que “nosotros somos un gobierno que está comprometido con los chilenos, somos un gobierno que ha valorizado el valor y la virtud de la República y eso significa respetar las instituciones que existen en nuestro país, por lo tanto, vamos a esperar cuál es la decisión final del TC para cumplir esa resolución, que es lo que le corresponde a un gobierno democrático”.

Seguir leyendo