9 variedades diferentes de queso (y sus vinos) para una verdadera tabla de aperitivo

Nada mejor que abrir los fuegos de una comida —o cerrarlos, como los franceses— con la mezcla de estos dos nobles productos. Las combinaciones posibles son más que numerosas y al mismo tiempo exquisitas. Aquí, algunas ideas para maridar.




Porque ya hemos comido demasiadas tablas de queso miserables, esas que traen mucho mantecoso, mucho edam, un trocito apenas de queso azul y el resto puro relleno con frutos secos, galletas de agua y algo de uva. Paremos con ese flagelo y armemos en casa —siempre en la medida de nuestras posibilidades, eso esta claro— una degustación de queso como Dios manda. Es decir, con queso, vino y un trocito de pan. Nada más, pero tampoco nada menos. Si les interesa seguir con la idea, pasen y lean.

Brie

Un queso de origen francés y que en ese país se elabora con leche cruda de vaca. Es blando y pastoso, de color amarillo pálido y muy suave al paladar. Tiene una corteza blanca, producida por el hongo Penicillium candidum, pero que también es comestible.

Queso brie Los Tilos 140 g


En la medida en que el queso madura más se torna menos blando y un poco más intenso, sobre todo en sus aromas. De todas maneras, se trata de un queso suave, que por lo mismo se acompaña muy bien con vinos ligeros como el pinot noir o el syrah.

Vino syrah Villard Expresion Gran Reserva 2017 750 cc


Oveja (semi maduro)

En este caso la recomendación va con nombre y apellido porque me refiero al queso de oveja de la marca Boladero, producido en Coyhaique, pero —afortunadamente— muy fácil de encontrar en el comercio santiaguino y en algunas cadenas de supermercados a lo largo del país.

Queso de de oveja semi maduro Boladero 270 g


Se trata de un queso elaborado exclusivamente con leche de oveja, por lo que posee un gusto y aroma distintivo: suaves pero al mismo tiempo penetrantes, con notas aromáticas más bien cítricas y una ligera pero agradable acidez en boca. Justamante, para no tapar estas delicadas características que posee, es recomendable beberlo con un vino también suave, que puede ser perfectamente blanco y, por qué no, un exquisito semillón.


Vino Semillón Morandé Valle del Maule 2020 750 cc


Feta

Originario de Grecia (pero producido actualmente en todo el mundo, incluso en Chile), este es otro queso a base de leche de oveja, y su particularidad es que se cura sumergido en salmuera. Por esta razón, posee una textura muy blanda y un sabor bastante salado. Funciona muy bien mezclado en ensaladas en base a tomates y pepino, aunque con unas betarragas asadas también combina de maravilla.

Queso feta Boladero 250 g


Y claro, para bajar su nivel de sal es muy recomendable acompañarlo de un vino suave y prácticamente sin astringencia. Por ejemplo, un País Viejo de la viña Bouchon.

Vino País Viejo Bouchon 750 cc


Manchego

Otro queso de oveja más, aunque en este caso corresponde a una denominación de origen española, específicamente de la región de La Mancha.

Queso manchego García Baquero 150 g


Hablamos aquí de un tipo de queso con corteza dura e interior firme, aunque ligeramente harinoso y con una rica acidez, muy leve. Dada su complejidad, es bueno comerlo con un vino simple y fresco, como por ejemplo una mezcla de carignan y país.

Vino Aupa Maitia (80% Pais, 20% Carignan) 2021 750 cc


De cabra

Hasta hace unos quince o veinte años, quienes no éramos de la región de Coquimbo sólo podíamos conseguir queso de cabra en la Ruta 5 Norte, a la altura de Ovalle, todo con medios muy informales y hasta con riesgos sanitarios.

Queso de cabra La Cabresa 200 g


Afortunadamente, la oferta actual de este tipo de queso es más que extensa. Hay queso de cabra para todos los gustos y bolsillos. Sin embargo, los más maduros suelen ofrecer una gama de sabores y aromas más ácidos y complejos, muy agradables de complementar —por ejemplo— con una copa de riesling.

Vino riesling Casa Marín Cartagena 2021 750 cc


Roquefort

Es uno de los quesos más famosos del mundo y desde hace un tiempo se puede conseguir en Chile en su versión original (y no en solo en sus múltiples malas imitaciones).

Queso Roquefort AOP Vernières 100 g


Originario de la región de Aveyron, se produce en base a leche cuajada de oveja y tiene denominación de origen desde 1925. Es un queso azul blando, pastoso, pero de un aroma y gusto fuerte, con notas minerales y picantes muy intensas. Así las cosas, vale la pena acompañarlo con un vino complejo, que aguante toda esa potencia. Por ejemplo, un buen syrah.

Vino Von Siebenthal Carabantes Syrah 2020 750 cc


Comté

No muy conocido aún en Chile, por suerte es cada vez más sencillo de conseguir en el comercio. Este queso alpino tiene denominación de origen francesa, y solo puede llevar su nombre aquellos que se produzcan en esa región y con leche cruda de solo dos tipos de vaca.

Quesó Comté 220 g


Se caracteriza por su aroma levemente floral y un gusto penetrante pero suave, también a flores y con algo de nueces. Queda muy bien acompañado con algún vino blanco suave, como el pinot gris.

Vino pinot gris Apaltagua Reserva 750 cc


Tomme Crayeuse

Un “don” queso francés. De cáscara dura (que no se come) pero con un interior suave, casi cremoso, y un aroma fuerte a hongos y tierra. Su sabor, también intenso, engloba notas de lo mismo, pero además tiene algo de cítricos, lo que crea un conjunto realmente exquisito.

Queso Tomme Crayeuse 150 g


Es elaborado en Francia, en la región Auvernia-Ródano-Alpes, con leche de vaca cruda, y se lleva muy bien con cualquier buen sauvignon blanc.

Vino sauvignon blanc Casa Silva Cool Coast 2020 750 cc


Petit Basque

Este es un queso de oveja, podríamos decir moderno, ya que se elabora desde hace unos veinte años en los Pirineos franceses, aunque con un estilo más liviano que otros quesos producidos con este mismo tipo de leche.

Queso de oveja Petit Basque


De hecho, se hace siempre con leche pasteurizada (cosa no tan común en países europeos), se cura por poco más de dos meses y se envasa de manera que no genere hongos en su exterior. El resultado es un queso de oveja más bien firme, con un aroma algo fuerte, pero con un gusto en boca extremadamente suave, bastante dulzón para ser un queso de oveja. Se disfruta muy bien con algún vino fortificado.

Vino fortificado Calyptra Fort 750 cc


*Los precios de los productos en este artículo están actualizados al 26 de abril de 2022. Los valores y su disponibilidad pueden cambiar.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.