Flor de mamá: consejos y recomendaciones para regalarle un ramo en su día

Foto: Anton Mislowsky.

¿Otro Día de la Madre en cuarentena? Para evitar riesgos y seguir cuidándose, una buena idea es obsequiarle un ramo de flores: un presente simple pero significativo que puede darle otra vida a su casa. Aquí algunas sugerencias para comprar el indicado.




Incluso las mamás que piden que por favor no se molesten, que no les regalen nada, que no hace falta que gasten un peso por ella en este Día de la Madre, seguro que igual recibirán con buena cara un ramo de flores el próximo domingo 8 de mayo. Especialmente aquellas que, por las cuarentenas o las distancias —o la distancia que exige la cuarentena—, no podrán ver ni abrazar a sus hijos e hijas.

Pero no cualquier flor es un buen regalo, y la idea es que una linda sorpresa no se transforme en una triste decepción: un ramo de rosas rojas, por ejemplo, es más propio para un Día de los Enamorados —o un apasionado romance que comienza— que para demostrar el amor filial, que es más bien tierno y piadoso.

¿Qué especies y colores funcionan mejor para las mamás? Dos experimentadas floristas explican las flores que están en temporada, cuáles duran más tiempo, en qué debería uno fijarse antes de comprar un ramo y cómo hacer para que se mantengan lindas por más días.

Salirse de las convenciones

Sí: dijimos que probablemente no sea buena idea mandarle a tu mamá un ramo de rosas rojas envueltas en celofán. Pero tampoco hay que apegarse a todas las convenciones y prejuicios que existen sobre las flores: la sociedad avanza y la valoración de los pétalos también.

“Hace muchos años que esas ideas ya no funcionan”, dice Iris Aragón, emprendedora detrás de Puravida Flores, una florería boutique empeñada en transformar la experiencia floral en algo más que oler los ramos y luego ponerlos en agua.

Ahí, por ejemplo, usan mucho los claveles, a pesar de que en Chile siguen teniendo más fama de cementerio y funeral que de cariño o decoración. “Pero aquí”, cuenta Aragón, “la gente nos compra claveles porque bien elegidos y arreglados son muy bonitos”.

Ellas trabajan con productos frescos que varían según el día y la estación, por lo tanto sus ramos están siempre cambiando para garantizar color, fragancia y armonía. Por eso, a quienes quieran regalarle a sus madres flores a la distancia, les recomienda elegir florerías que tengan este oficio, en las cuales se pueda confiar, más que obsesionarse con un tipo de flor.

Puravida tendrá un Cucurucho del Día de la Madre, que incluye 12 varas de flores frescas —que pueden tener tulipanes, verónicas, escabiosas, lisianthus, rosas de jardín inglesas, craspedias, crisantemos y muchas más—, además del follaje y una envoltura de papel blanco, todo dentro de una sobria caja diseñada por ellas ($18.990). Ideal para madres no tan tradicionales pero de gustos elegantes.

La tienda Las Varas Flores, en esa línea menos convencional, tiene tres ramos distintos para el Día de la Madre. El primero se llama Mamá Taquilla, tiene 20 varas de tonos fuertes y alegres y cuesta $22 mil más despacho. El segundo es Mamá Dulce, y cuenta con 30 varas de flores de colores cálidos, como los rosados, fucsias, burdeos y damascos; cuesta $30 mil. Y el tercero es Mamá Energética, con 30 varas de tonos cítricos, o sea naranjos, amarillos y corales.

Ramo Mamá Taquilla de Las Varas Flores.

En Azahar Flores no tienen un ramo especial para esta fecha, pero en su catálogo hay una pequeña Caja de Flores ($30 mil), por ejemplo —de 15 x 15 cms—, enfocada en los tonos naranjas, que calza muy bien con el ambiente otoñal, o sino un Ramo del Día ($35 mil), más sorpresivo, que se arma con flores frescas de la estación.

Ramo del Día de Azahar Flores.

Pero si nunca jamás has regalado flores, y además crees que tu mamá es más bien tradicional, Vilma Cáceres —florista desde hace varias décadas y dueña de Florexótica— sugiere inclinarse por las flores “blancas, o color pastel”.

“No tanto rojo”, dice, y mejor que sea un ramo —que luego ella pueda poner en uno o más floreros de su casa— y no un arreglo rígido que no permita intervenirlo. “No recomiendo corazones ni figuras”, agrega. “El ramo de mano es mucho más versátil, más que una canasta o el florero, ya que la mamá lo puede adaptar a su casa, ya sea en su mesa o arrimo”.

El ramo surtido que tienen para el Día de la Madre cuesta $35 mil (más envío), y se puede pedir por las aplicaciones de delivery Rappi, Pedidos Ya y Cornershop. Otro ejemplo es el ramo Pink Lady ($43 mil), que tiene margaritas y gerberas rosadas, e incluye el florero.

Uno de los ramos de Florexótica.

Algo de esas características tiene Nos Gustan Las Flores, florería online a la que le quedan pocas opciones para el domingo 8 de mayo. Pero uno de sus ramos es el Proteas Pink Ice, que incluye 5 de estas exuberantes flores a $18 mil.

Proteas Pink Ice, de Nos Gustan Las Flores.

Cuidados y advertencias

Si se tiene la posibilidad de ver las flores antes de comprarlas, hay algunos detalles que delatan si éstas están frescas o ya pasadas, y por lo tanto anticipan cuánto tiempo pueden llegar a durar en buenas condiciones.

Una es que los botones estén un poco cerrados. “Si las flores están muy abiertas”, dice Iris Aragón, “es porque ya está avanzado el proceso de floración”. Por lo tanto, entre más cerradas, más frescas estarán.

En cuanto a las hojas, chequear que no estén negras y que el tallo tampoco tenga una apariencia babosa. “También cuidar de que no les llegue agua directamente a los pétalos, ya que ésta, cuando cae de arriba, las mancha, especialmente a las rosas”, explica.

Y si las flores, antes de llegar a las manos de tu santa madre, pasarán antes un tiempo por tu casa, hay algunas medidas que tomar para que se mantengan frescas y no aparezcan marchitas ese día.

La primera es que, al recibirlas, hay que “hacerles un corte recto o diagonal en la punta del tallo y ponerlas en agua”, dice Aragón. “No demasiada, solo unos cinco centímetros, no más que eso, pero cambiarla todos los días y volver a cortarlas día por medio”.

Dice la florista de Puravida que “hay muchas teorías respecto al agua, como echarle cloro o paracetamol, pero no creo que sea necesario: si tu florero está limpio, le cambias el agua diariamente y las podas bien, te van a durar mucho más”.

Vilma Cáceres sugiere que “ojalá el agua esté bien helada, con hielo. Así duran más las flores”. Pero sí recomienda ponerle una cucharadita de cloro: “te mantiene el agua transparente y le da más durabilidad”.

Si las flores son gerberas, “solo necesitan dos dedos de agua, porque el tallo absorbe mucho, y si es demasiado se puede pudrir”, algo que también ocurre con los lilium o azucenas. “Igual”, agrega, “si las flores se regalan con cariño y buenas intenciones, el gesto está hecho. Las mamás son felices con poco”.


*Los precios de los productos en este artículo están actualizados al 1 de mayo de 2021. Los valores y disponibilidad pueden cambiar.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.