Instrucciones para limpiar tu sucio notebook

Ilustración: César Mejías.

Como cualquier otro aparato que usamos diariamente, nuestros computadores personales acumulan mugre, pelos, grasa de nuestra piel y quizá qué otras suciedades. Aquí los pasos para asearlos correctamente.




Es tu herramienta de trabajo, quizá uno de los objetos más valiosos y útiles que guardas en tu hogar, y, desde el año pasado, seguramente lo usas todos los días para producir, para comunicarte y además para entretenerte. Un aparato indispensable, por estos días irremplazable, pero que muy probablemente está hecho un asco.

Y no estamos hablando de la basura digital que debe estar guardada entre tus carpetas, aplicaciones y documentos, todos esos archivos maliciosos descargados de oscuros sitios con alfabetos indescifrables; no, se trata de esa mugre visible desde lejos, las manchas en tu pantalla, la aureola de grasa en el trackpad, las migas de pan tostado que duermen bajo las letras del teclado.

¿Cuándo fue la última vez que lo limpiaste? Quizá nunca. Y aunque parezca que esas marcas que quedaron de la última vez que mandaste mails comiendo ramitas de queso no alteran el rendimiento de tu equipo, lo cierto es que la suciedad acumulada —de semanas, meses o años— puede obstaculizar la ventilación del notebook y provocar que éste se sobrecaliente, como también obligarte a apretar más fuerte las teclas, lo que terminará gastándolas más rápido.

No se trata de obsesionarse con la limpieza y la higiene, sino de mejorar la vida útil de tu computador y revivir, por qué no, ese cálido placer de ver y usar un notebook que parece como nuevo, brillante, suave y olorocito.

“El hábito de limpieza es súper personal y depende totalmente de la persona que está usando el computador”, nos dice Pedro Segura, cofundador de Pisapapeles, sitio chileno especializado en tecnología. “De todas formas, deberíamos dedicarle al menos una hora al mes para asegurarnos de que se mantenga limpio”.

Materiales

Según un artículo del New York Times, con el que también coincide un texto de Xataka —el sitio de tecnología más visitado de España—, para limpiar con profundidad tu computador portátil no hace falta comprar ni usar líquidos especializados en computadores o pantallas, que además suelen ser caros. “Hay varios productos que efectivamente están super sobrevalorados”, confirma Segura. “En mi experiencia, no es caro mantener limpio un notebook”.

De hecho, según estos medios se necesitan solo cuatro cosas —que pueden ser cinco, si necesitas abrir el notebook con un atornillador para asearlo bien—, ninguna muy específica ni tan difícil de conseguir.

1. Paño de microfibra

Muchos laptops vienen con uno en sus empaques, aunque probablemente lo hayas perdido debajo de tu cama o en el bolsillo de un bolso que jamás volviste a usar. No importa: los pañitos para limpiar anteojos son del mismo material, y si no tienes uno, tampoco son tan caros, se pueden reutilizar y duran mucho tiempo.

Estos paños, por sí solos, sin mucho más que un poco de agua —o el alcohol, si es que las manchas son insistentes—, pueden limpiar completamente la pantalla y la superficie, sin dejar pelusas ni rayas. “Son clave para la pantalla”, dice el cofundador de Pisapapeles, “además de un poco de paciencia. Personalmente, evito usar líquidos en la pantalla, así que la limpio solo pasando el pañito hasta que salgan las manchas”.

Paño de limpieza de microfibra NiSi


2. Alcohol isopropílico o propanol

Es muy importante que sea un alcohol isopropílico —o propanol—, ya que el alcohol etílico —que es el más común, usado para desinfectar heridas— puede ser muy corrosivo para las delicadas partes de tu computador. Esta versión, en cambio, ojalá a un 90%, no daña los componentes del notebook pero sí arrasa con las cochinadas que se han impregnado en él. Solo necesitarás un poquito en cada uso, e incluso lo puedes diluir en agua si tu laptop no está tan sucio.

Alcohol isopropílico Química Universal 1 lt


3. Cotonitos

Internacionalmente conocidos como hisopos, también serán muy útiles para limpiar entre las teclas y ranuras, que de seguro necesitan más la ayuda de estos bastoncitos que tus orejas.

Varillas de algodón Simond’s 200 unidades


4. Aire comprimido

Por último, la herramienta menos común pero también la que marcará más diferencias: un tarro de aire comprimido. Con él podrás soplar hasta los rincones más recónditos del notebook pero sin dejar rastros de baba, sacando con seguridad y pulcritud la mugre que permanece parapetada entre toda esa tecnología. Incluso Apple sugiere utilizarlo para limpiar los MacBook.

Lata de aire comprimido Air Duster 400 ml


De adentro hacia afuera

Con todo a mano, la mejor idea es limpiar de adentro hacia afuera. Es tentador empezar por la pantalla y el teclado, donde la inmundicia es notoria, pero cuando toque removerla de las partes internas, el polvo subirá —sobre todo si se usa el aire comprimido— y volverá a ensuciarlos.

Lo primero es apagar el computador, desenchufarlo y sacar la batería, si es que esta es desmontable: así nos aseguramos de no sufrir ninguna descarga eléctrica. Luego rociarlo con aire comprimido por el teclado, los puertos USB, SD, ethernet y de energía o audio, para sacar pelos, migas de pan, polvo, pedacitos de papas fritas, caspa o lo que sea que haya caído entre sus rendijas. Siempre inclinado, para que todo caiga hacia fuera.

Es recomendable hacerlo con descargas cortas de aire, ya que las más largas pueden hacer que la humedad se acumule dentro del computador y entorpezca el trabajo de los ventiladores, provocando que estos giren más rápido y se sobrecalienten.

Si se puede, y parece necesario, conviene de vez en cuando abrir la tapa del notebook —que usualmente está en la parte inferior— y limpiar con aire comprimido los elementos que se vean sucios. “Un pincel también sirve”, dice Pedro Segura. Los fumadores y dueños de mascotas deberían hacer estas limpiezas internas con más frecuencia, al ser más probable que, por el humo y los pelos, la suciedad se les junte más rápido.

Sácale brillo

Lo más importante al limpiar un computador, dicen en el New York Times, es no aplicar directamente el líquido de limpieza en el notebook. Siempre hacerlo primero sobre el paño, ya que así se evitan derrames o sobre exposición.

Como decíamos, el alcohol isopropílico es el producto más indicado. Algunas marcas, como Dell y Lenovo, sugieren diluirlo antes en partes iguales de agua. Si las manchas son más profundas —el yogur es bastante terco—, lo mejor es usarlo solo. Nunca, jamás, se debe ocupar productos para el hogar, como limpiavidrios. Estos seguramente tienen químicos muy dañinos, como amoníaco o fosfatasa alcalina.

Con el paño de microfibra, rociado con algunas gotas de este alcohol, repasa toda la superficie del notebook, ayudándote con cotonitos en los espacios más estrechos, como la separación entre las teclas.

Para la pantalla, el paño de microfibra seco debería ser suficiente para quitarle las manchas. Considerando que es más delicada, no es aconsejable usar líquidos sobre ella, pero en el caso de que la suciedad sea persistente, mojando la microfibra con unas ínfimas gotas de agua, toda marca debería salir.

“Cuesta sacarse la costumbre, pero lo principal para que una pantalla no se ensucie es no tocarla con los dedos, ya que eso es causa inmediata de una mancha”, dice Pedro Segura. “Por otro lado, es un poco obvio, pero evitemos comer arriba del computador. Todas esas migas que caen en el teclado terminan siendo una pesadilla, sobretodo las más pequeñas, que alcanzan a pasar por el espacio del borde de cada tecla. Los más puristas también aconsejan lavarse las manos siempre antes de usar el computador”.

Se vienen semanas difíciles y seguramente confinadas en gran parte de las ciudades de Chile. Puede que tu laptop sea la única ventana al exterior que tengas, tanto para trabajar como para comunicarte e informarte. Quiérela. Cuídala. ¡Y límpiala, por favor!


*Los precios de los productos que aparecen en este artículo están actualizados al 15 de enero de 2021. Los valores y disponibilidad pueden cambiar.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.