Los mejores televisores del 2021

Foto: Glenn Carstens Peters.

Como pantalla principal, la TV sigue siendo la reina. Ya sea por sus innovaciones en inteligencia artificial, su acceso al streaming o por el 8K y sus imágenes hiperrealistas, este fue definitivamente un año positivo para esta industria y así lo reflejan estos modelos, los más destacados del año.



El boom de consumo tecnológico durante estos últimos dos años sin duda obligó a que toda la industria se tuviera que reinventar para lograr satisfacer tanto la demanda como las nuevas necesidades de sus usuarios. El mercado de los televisores también se ha visto beneficiado con lo anterior, lo que ha redundado en la entrada de nuevos actores —principalmente chinos— y actualizaciones de sistemas y modos de personalización para todo tipo de persona que guste de tener una buena pantalla frente a sus ojos.

Mal que mal, sigue siendo la principal pantalla de la casa, la que se enciende para los “grandes eventos” y la que, en definitiva, es capaz de reunir a la familia. Es el poder de un aparato que fue capaz de estar prendido siete horas diarias en promedio durante la primera quincena de junio del 2020 —según cifras del Consejo Nacional de Televisión—, época en la que gran parte del país se encontraba en cuarentena.

En términos globales, Samsung, LG y Sony siguen dominando el mercado que, según la consultora Imarc, está hoy valorado en más de 200 mil millones de dólares. La mayoría son pantallas LED, el sistema operativo dominante es Android TV y ya la mitad de los televisores en el mundo tienen la capacidad de reproducir contenidos en 4K o ultra HD.

Mientras, el mercado en Chile se vio renovado con la vuelta de Philips y el debut de nuevos actores, todos de origen chino, lo que tal como ha pasado con otros artículos tecnológicos, ayudan de alguna manera a democratizar el acceso a nuevas tecnologías. En algo han cambiado también las reglas del juego: hace rato que no es solo buena calidad de imagen y sonido lo que se les exige a las TVs, sino que cumplan con su lado smart: asistencia de voz, videollamadas e inteligencia artificial ya son parte común dentro de las funcionalidades de un televisor. La caja dejó de ser idiota.

Este año, en Práctico probamos varios modelos y, por una razón u otra, todos pueden ser recomendables, dependiendo de las necesidades y el presupuesto del comprador. Siguiendo esas variables, acá va una lista con los televisores más destacados que probamos durante este 2021.

El más accesible: Caixun CS43S1USM

Acá tenemos un excelente ejemplo de la democratización del acceso a televisores inteligentes 4K. La marca china arribó a nuestro país poco antes de la pandemia y rápidamente se ha posicionado como una favorita. ¿Por qué? Hasta ahora es la única que ofrece un televisor smart ultra HD por menos de 200 mil pesos y con garantía de dos años.

Quizás no sea la tele más bonita en cuanto a diseño ni mucho menos hace gala de modos y funcionalidades premium, pero el modelo va directo al grano: entregar una gran experiencia 4K sin compromisos, con garantía de buen desempeño y la posibilidad de conectarse a internet para disfrutar de contenidos de streaming —y no depender solo de lo que hay en el cable y la televisión abierta—, por menos de $200 mil (en su versión de 43″).

Como modelo de entrada inteligente para disfrutar de imágenes en ultra HD, esta es probablemente la mejor opción del mercado local.


El más sorprendente: Sony Bravia XR A80J

Independiente de las ventas, por historia la marca japonesa ha estado siempre en la vanguardia, fabricando acaso los más avanzados televisores del mercado. Siguiendo esa herencia, este modelo OLED fue el que más me sorprendió durante este año.

Con una calidad de imagen realmente sorprendente y un avanzado uso de Dolby Vision e inteligencia artificial (a través de un novedoso procesador cognitivo), el Bravia XR A80J entrega un sonido que se reparte por la pantalla e imágenes óptimas de acuerdo a las circunstancias ambientales y de luz. También tiene distintos modos y dinámicas de uso, incluso con la capacidad de escalar cualquier fuente hasta lograr resoluciones en 4K. Por todo eso, este modelo es el televisor de gama alta de esta temporada.

Lo anterior se combina con una interfaz de contenidos en línea comandada por Google TV y asistencia de voz, lo que entrega una experiencia televisiva única. Además, y por razones obvias, es el televisor ideal para usuarios de consolas PlayStation. Bueno, no por nada posee el precio más elevado de esta lista.


El que tiene mejores prestaciones: Samsung Neo QLED QN90A

En términos generales, este es quizás el mejor televisor que haya salido este año. Favorito también en la mayoría de los sitios de reseñas especializadas, esta nueva línea Neo QLED del gigante surcoreano puso en un mismo paquete lo mejor de las últimas innovaciones televisivas y de inteligencia artificial. Un verdadero resumen tecnológico que entrega una pantalla elegante, delgada y casi sin bordes, con una multifuncionalidad asombrosa en términos de modos de visionado, sonido y aplicaciones.

Sus múltiples características van desde un modo salvapantallas (que se mimetiza con el entorno) hasta un excepcional modo gamer (con tasa de refresco de 120 Hz y conexión HDMI 2.1 para una mayor velocidad de transmisión desde la consola), coronado con la guinda de la torta: un control remoto que —al fin— no necesita pilas.

Pero finalmente, un televisor debe ser juzgado por cómo se ve. En ese sentido, la tecnología quantum dot mezclada con mini LEDs retro iluminados hace que, ya de entrada, el impacto visual sea sumamente agradable, con excelentes tasas de contraste y brillo. Una delicia y un dulce para la vista.


Los mejores en relación precio/calidad: TCL Smart TV 55P615 & Hisense ULED U70

Acá tenemos un empate. Y de paso, dos nuevos actores en nuestro mercado. Ambas marcas son de origen chino, tienen vasta experiencia en la fabricación de pantallas y dominan buena parte del mercado asiático con múltiples productos que también incluyen línea blanca. Pero los televisores son quizás su principal línea de negocios.

Se trata de dos modelos que, salvo pequeñas diferencias de diseño, personalización y características, llegan a copar una parte media del mercado con una estupenda relación precio/calidad. Las variantes de ambas marcas poseen excelentes prestaciones y muy buena performance en cuanto a calidad de imágenes, que dejarán satisfechos a aquellos que quieran renovar sus pantallas pero sin sacrificar mucho del bolsillo. Bienvenidas sean.



*Los precios de los productos en este artículo están actualizados al 03 de enero de 2022. Los valores y disponibilidad pueden cambiar.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.