Picoteo: ocho consejos para no comer lo mismo de siempre

Foto: Erik Dungan.

Ad portas del 14 de febrero, día de veladas románticas que este año tendrán que ser puertas adentro, aquí algunas recetas para compartir de a dos, sin complicarse mucho y —lo más importante— poder repetirse.




Melón con jamón

Un clásico para hacer en verano, cuando tenemos melones dulces y jugosos. Esta preparación es muy simple, ya que solo necesita de dos ingredientes: melón cortado en cubos y lonjas de jamón serrano. ¿Algo más? Mondadientes para afirmar cada cubo de melón una vez que lo hemos envuelto con el jamón. Una recomendación más: preparar este plato y luego dejarlo reposar unos diez a quince minutos a temperatura ambiente, de manera que el jamón “sude” un poco su grasa, la que así se mezclará con el dulce de la fruta y producirá en la boca una gran satisfacción. ¿Con qué acompañar esto? Con una copa de jerez, bien fría.

Jerez Tío Pepe


Jamón serrano Trujillo Gran Reserva 180 gr


Higos con queso de cabra

Otra preparación que mezcla sabores dulces y salados es esta, en la que se cortan los higos en finas rebanadas y luego se les pone encima un trozo —también fino— de queso de cabra. Para terminar se le pone encima a cada uno unas gotitas de una reducción de vinagre balsámico. Ahora bien, si quieren hacer aún más interesante este plato, antes de agregar el balsámico pueden llevar al horno caliente los higos con el queso hasta que éste gratine. Luego se sacan, se les agrega la reducción y listo. ¿Con qué sería esto? Un vino blanco, tal vez un riesling, le vendría muy bien.

Vino Casa Marín Riesling 750 cc


Queso de cabra maduro La Cabresa 250 g


Tabla de quesos

Nada mejor que una tabla de quesos para acompañar una buena botella de vino. Pero claro, una tabla de verdad y no esas mugres que suelen presentarse en bares y restobares, las que al final no son más que un par de camembert o mantecosos baratps, más un minúsculo trozo de queso azul o algo por el estilo. El resto: granos de uva, frutos secos y unas galletas saladas.

¿Cómo se hace una tabla de verdad? Se seleccionan varios tipos de quesos, unos seis como mínimo, y se disponen sobre un plato en proporciones ojalá similares. ¿Cuáles pueden ser? Brie, por ejemplo, roquefort, comté, emmental, manchego y un buen mantecoso nacional. Obviamente se pueden agregar frutos secos y hasta una mermelada de cebollas, pero por favor, con moderación. Acá los protagonistas son los quesos. ¿Y el vino? Con los lácteos acá nombrados, un pinot noir.

Vino Tabalí Pinot Noir Reserva Especial 750 ml


Queso mantecoso Ecoesperanza 1 kg


Pan con tomate

El pan con tomate en clave española puede ser una gran alternativa para un aperitivo o una comida liviana e informal. Para esto usaremos un pan más o menos rústico, tomate, ajo, aceite de oliva y jamón serrano. Primero se corta el pan en rebanadas no muy delgadas y se tuesta levemente. Luego, se frota una de sus caras primero con un diente de ajo y luego con un tomate partido a la mitad, el que al mismo tiempo se apretará un poco para que suelte sus jugos y algo de carne. A continuación se le agrega apenas un chorrito de aceite de oliva encima y luego se le pone una fina lonja de jamón serrano. Y listo, con una cerveza el asunto rozará la perfección.

Pan de masa madre Fork 500 g


Cerveza Mahou Cinco estrellas 250 ml


Brochetas

Tranquilos, no se trata de hacer brochetas de carne o pollo a la parrilla, en las que hay que cortar mucho y luego cocinar al calor de las brasas. No, la propuesta acá son unas que se arman con cubos de queso de cabra y tomates cherry de distintos colores. Pero la clave está en que en vez de aliñarlos con sal, pimienta y aceite de oliva, se bañan con un pesto de cilantro. A continuación, la receta del pesto. ¿Y el maridaje? Espumante, qué más.

Pesto de cilantro

—½ atado de cilantro limpio y seco

—¼ taza de almendras peladas

—3 dientes de ajo pelados

—Sal, pimienta y aceite de oliva

Picar gruesamente el cilantro, tallos incluidos y ponerlo en el vaso de una licuadora. Agregar ahí las almendras y los ajos. Aliñar con un toque de sal, pimienta y abundante aceite de oliva. Tapar la licuadora pero dejar abierto el orificio del medio. De esta manera, al ir procesando todo en velocidad lenta, verter poco a poco el aceite de oliva hasta conseguir una consistencia cremosa. Finalmente, bañar las brochetas en el pesto y servir.

Mix tomate cherry Jumbo 500 g


Espumante Viñamar Unique Brut 750 ml


Hummus

Ahora algo rico, contundente, fácil de preparar y apto incluso para veganos. El hummus, esta pasta a base de garbanzos que a todos les gusta y que se puede comer untando en ésta galletas saladas, pan, palitos de verdura o incluso sola, a cucharadas. ¿Cómo se prepara? Acá va la receta. Y como muchos encuentran el hummus algo atorador, es doblemente importante recomendar un maridaje. En este caso: un pinot gris que le viene como anillo al dedo.

Hummus casero (2 a 3 porciones)

—2 tazas de garbanzos cocidos (sin caldo) y fríos

—1 taza de tahini

—3 dientes de ajo

—½ taza de agua fría

—Jugo de un limón

—Aceite de oliva, sal y pimentón dulce

Poner en el vaso de una minipimer los garbanzos con el tahini y los dientes de ajo. Aliñar con una pizca de sal, agregar el tahini, un generoso chorro de aceite de oliva, el agua y al final el jugo de limón. Procesar todo hasta conseguir una textura suave y cremosa. De ser necesario agregar un poco más de agua para hacerla más líquida. Al final, corregir de sal si fuese necesario, y servir con un poco de pimentón dulce y apenas un hilito de aceite de oliva por encima.

Tahina Al Wadi 454 g


Vino Pinot Gris Viña Apaltagua Reserva 750 ml


Pichanga

No nos hagamos, a todos les gusta la pichanga. O mejor dicho, a todes. Así las cosas, es una preparación perfecta para compartir en pareja. Aunque ojo, no hay que ser miserable y conformarse con una triste pichanga de supermercado; hay que preparar una en casa. Acá va una opción de receta que queda perfecta acompañada de un vino País, previamente enfriado.

Pichanga de arrollado (para tres personas)

—300 g de arrollado huaso cortado en cubos

—1 palta pelada y cortada en cubos

—200 g de queso chanco cortado en cubos

—10 cebollas perla en escabeche

—10 pepinillos en escabeche cortados en rodajas gruesas

—15 aceitunas negras

—Sal, aceite de oliva y salsa de ají rojo

Poner todos los ingredientes en un bol grande y aliñar con apenas una pizca de sal, un chorro de aceite de oliva y generosas cucharadas de la salsa de ají. Revolver bien, corregir de sal o picante si fuese necesario y servir.

Arrollado de huaso prensado De León 250 g


Vino pipeño Carignan Viña Maitía Aupa País 750 cc


Boquerones y aceitunas

Más simple imposible, pero no por eso menos sabroso. Hablamos de los boquerones en vinagre, que combinados en un plato con aceitunas verdes y untados en pan, obviamente, son una verdadera delicia. Fáciles a más no poder, porque lo único que requieren es abrir dos envases y cortar un poco de pan. ¿Para beber? Una sidra bien fresca para así lavar la boca en cada trago.

Boquerones Austral Provenzal 140 g


Sidra espumante Quebrada del Chucao Brut (6 un)


*Los precios de todos los productos de este artículo están actualizados al 9 de febrero de 2021. Los valores y disponibilidad pueden cambiar.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.