Banco Central anuncia inyección de liquidez en dólares en medio de nuevo máximo del tipo de cambio

Mario Marcel

Mario Marcel, presidente del Banco Central FOTO: PABLO OVALLE ISASMENDI/AGENCIAUNO

La paridad cerró en $795,5 ayer tras subir $11. Algunos actores indican que inversionistas locales y extranjeros están retirando flujos del país. En medio de este cuadro, el instituto emisor anunció un programa de inyección en dólares por hasta US$4.000 millones para apoyar liquidez del sistema.




Tras la intervención verbal que realizó el Banco Central el martes por la fuerte alza que ha experimentado el dólar desde que estalló la crisis social, ayer el instituto emisor anunció que pasará a la acción.

Lo anterior, luego de que el cruce entre el dólar americano y el peso chileno se elevara $11 y cerrara en $795,5, registrando un nuevo nivel máximo histórico.

En concreto, el instituto emisor informó que el consejo decidió "implementar un programa preventivo destinado a facilitar la gestión de liquidez en dólares y pesos del sistema financiero. Esta es una medida que tiene por objeto mitigar eventuales tensiones que pudieran producirse en los mercados financieros, al combinarse los acontecimientos sociales recientes con la menor liquidez que usualmente se observa en la última etapa del año".

Esto se implementará a través de dos medidas. Por un lado, el BC ofrecerá un programa de inyección en dólares por hasta US$4.000 millones mediante licitaciones de compra de swap de divisas a 30 y 90 días plazo y a un premio mínimo de postulación de Libor más 200 puntos base. En paralelo, ofrecerá un programa de operaciones de recompra (REPO) a través de prenda por ventanilla a Tasa de Política Monetaria (TPM) flotante y plazos de 30 días.

Ambas medidas se aplicarán a partir de hoy y durarán hasta el próximo 9 de enero de 2020.

¿Intervención cambiaria?

En rigor, no. El objetivo es garantizar liquidez. El ente rector entregará un financiamiento o préstamo en dólares al sistema financiero, en otras palabras, operará en el mercado cambiario vendiendo dólares spot y recomprándolos a futuro. Esta operación no es comparable a las intervenciones que realizó el Banco Central en 2001, 2002, 2008 y 2011, ya que en esa ocasión alteró su posición neta en moneda extranjera, comprando o vendiendo reservas internacionales con diferentes instrumentos y recibiendo o entregando a cambio pesos. El BC explicó que es comparable con las medidas implementadas en noviembre de 2012 y diciembre de 2017. La última vez que el BC realizó una acción como esta fue el 15 de diciembre de 2017, dos días antes de la elección presidencial de segunda vuelta entre Sebastián Piñera y Alejandro Guillier.

Con todo, en el mercado hay matices sobre esta operación. El economista de EuroAmerica, Felipe Alarcón, califican la operación como una intervención indirecta, pues "esta acción tendrá un efecto bajista, aunque no muy potente en el tipo de cambio. Es una intervención indirecta al tipo de cambio, porque se hace a través de la tasa en dólares".

Sergio Lehmann, economista jefe de Bci, afirmó que con esta medida "el Banco Central busca aliviar la liquidez en dólares, que se encuentra muy apretada. Probablemente descomprima también la presión en el mercado spot". A su juicio, "la acción se entiende como un mecanismo de provisión de liquidez. No se reconoce como intervención porque no involucra reservas". El economista jefe de Banco de Chile, Rodrigo Aravena, afirmó que "esta acción tiene un carácter preventivo y tiene como objetivo apoyar la liquidez del mercado cambiario, porque hemos visto un ajuste en portafolios de mercado de algunos inversionistas locales como las AFP que ha sacado flujos debido a la incertidumbre".

"US$4.000 millones para menos de dos meses no es un monto importante, pero es una señal que da el Banco Central en el sentido de que no le gusta el nivel actual del dólar", sostuvo Miguel Inzunza, gerente de mesa institucionales de MBI Corredor de Bolsa.

De todos modos, acotó que la evolución del tipo de cambio dependerá más de cómo continúe la crisis social del país.

Salida de capitales

Uno de los factores generados por la crisis y que estaría impulsando al alza al dólar está relacionado con la venta de activos financieros chilenos en general por parte de inversionistas locales y extranjeros, según comentaron algunos actores del mercado. De hecho, la bolsa chilena se contrajo ayer otro 2,9%, mientras que las tasas de interés de los papeles del Banco Central (BCU-10) continuaron su senda alcista hasta 0,79%. Daniel Velandia, economista jefe de Credicorp Capital, señaló que "es posible que el aumento del dólar esté dado por salida de extranjeros del mercado chileno, incluyendo liquidación de posiciones de bonos. Cuando ocurre eso suben la tasas y al convertir los pesos a dólares se ve un incremento en el tipo de cambio". Una visión similar entregó Miguel Inzunza, de MBI, aunque atribuyó la salida principalmente a los inversores locales. "Algunos inversionistas locales sienten más pánico que los extranjeros ante la crisis social, por lo que están liquidando sus posiciones en acciones y renta fija para irse al extranjero a fondos en dólares, derechamente a dólares o a depósitos. Todo esto, a su vez, ha hecho subir las tasas en la renta fija", explicó.

Comenta