Bci estima un dólar volátil para el corto plazo y que descendería hasta $750 hacia fin de año

El departamento de estudios de la entidad estima que el riesgo de carácter político de corto plazo y el plebiscito por una Nueva Constitución mantendrán bajo presión al tipo de cambio en el primer semestre.




Después de que el dólar escaló con fuerza hasta su máximo histórico de $828 a fines de noviembre acompañado de una elevada volatilidad, producto de la incertidumbre generada por la crisis social, posteriormente ha descendido tanto en nivel como en volatilidad gracias a la intervención cambiaria que realizó el Banco Central.

Dicha intervención fue interrumpida por el instituto emisor el pasado 3 de enero.

"La menor volatilidad evidenciada para el peso chileno da cuenta que los factores de mercado comienzan a internalizar en mayor medida los fundamentos económicos. La evolución del tipo de cambio, en tanto, estará sujeto al desarrollo de los eventos sociales y políticos y los riesgos permanecen elevados a nivel local. En este ámbito, el Banco Central da cuenta de una mayor preocupación por la volatilidad cambiaria, más que por un nivel específico", explica Bci Estudios en su informe cambiario del primer mes del año.

En ese sentido, enfatiza que, si bien la volatilidad del tipo de cambio ha bajado desde diciembre, todavía se ubica por sobre los indicadores pre estallido.

"El riesgo de carácter político de corto plazo y el plebiscito por una Nueva Constitución mantendría bajo presión el mercado cambiario durante el primer semestre. Cabe mencionar que, ante cualquier brote de volatilidad, el Banco Central reanudaría su proceso de intervención cambiaria", anticipa la entidad financiera.

De todos modos, estiman que el dólar retrocedería hasta $750 hacia fin de año, lo que está sujeto a una moderación de los riesgos locales, y sería acorde con un realineamiento del tipo de cambio real hacia sus promedios de largo plazo. Sin embargo, advierte, los riesgos para este escenario continúan elevados.

Dicha cifra corresponde a una caída de $23,7 o de 3% en relación al cierre de este martes.

Otras proyecciones

En su informe, Bci Estudios también destaca que la contracción económica exhibida tanto en octubre como en diciembre recoge los impactos de la crisis social. En ese sentido, si bien se anticipa una recuperación para diciembre, resalta que persisten los riesgos de una menor actividad para el primer trimestre de 2020.

"La confianza empresarial alcanza mínimos históricos en diciembre, lo que es coherente con un tipo de cambio en torno a los niveles actuales, según la correlación histórica entre ambas variables", remarca la entidad.

Además, espera que el Banco Central mantenga la Tasa de Política Monetaria (TPM) en 1,75% en la primera parte del año, en espera de la evolución de la inflación, donde se estima un incremento transitorio a raíz de la depreciación de la moneda local.

En ese contexto, desde la entidad afirman que en la medida que se moderen las presiones inflacionarias y se advierta una menor tensión en los mercados financieros, el ente rector podría introducir mayor estímulo monetario en el segundo semestre, donde su escenario base incorpora una TPM de 1,25% para el cierre de 2020.

Para el cobre, en tanto, prevén que cerrará el año en niveles de US$2,90 la libra, lo que estará condicionado por una distensión de los riesgos externos, en particular por cómo vaya evolucionando la relación entre Estados Unidos y China en materia comercial.

Comenta