Caída en las tasas de interés impulsará los resultados de empresas con activos inmobiliarios para la renta

Si bien los spreads de las emisiones han bajado, todavía no se acercan a los niveles vistos antes de la crisis social.

Si bien los spreads de las emisiones han bajado, todavía no se acercan a los niveles vistos antes de la crisis social.

De este modo, se verán beneficiadas compañías que cotizan en Bolsa, como Cencosud, Cencosud Shopping, Mall Plaza, Parque Arauco, Falabella y Concha y Toro.




La caída en las tasas de interés continúa generando múltiples efectos en el mercado, donde se espera que uno de los segmentos más beneficiados serán los activos inmobiliarios para la renta.

"A junio, ante la caída significativa de las tasas, las propiedades de inversión analizadas por BDO aumentaron casi en un 30% su valor, y se espera que, dadas las reducciones de tasas posteriores, estos activos se elevarán en casi un 40% adicional en algunos casos", detalla Emilio Venegas, socio Finanzas Corporativas & Transacciones de la consultora BDO Chile.

Añade que esto generará que "las empresas con activos de renta (residenciales, oficinas, industriales y comerciales) reconozcan en sus balances un incremento significativo de estos valores, con el respectivo impacto potencial en sus resultados".

Este factor beneficiará a algunas empresas que tienen activos inmobiliarios para la renta y que cotizan en la Bolsa de Santiago.

"Empresas que tienen dentro de sus balances activos inmobiliarios reconocen la revalorización de estos activos como una ganancia en otros ingresos por función. La revalorización se hace trimestralmente, por lo que sí podríamos ver un efecto positivo en los resultados de empresas con este tipo de inversiones", explica Emilio Acevedo, analista Equity Research de Santander CIB.

En la misma línea, Pablo Solís, jefe de Renta Variable Institucional de Tanner Investments, argumenta que "cada vez que existe una baja en la tasa libre de riesgos (que es la de los instrumentos del Banco Central), existe una re-valorización de los activos, y es principalmente debido a que los flujos futuros que determinan el valor de una inversión se descuentan a una tasa más baja, por lo que el valor presente aumenta".

Junto con ello, precisó que en el caso de los activos que se mantienen para arriendo, como los malls, seguirán al alza si es que la tasa sigue bajando, lo que, al llevarlo a valor justo en el balance, implica una mejora en términos patrimoniales.

De este modo, se verán beneficiadas compañías como Cencosud, Cencosud Shopping, Mall Plaza, Parque Arauco, Falabella y Concha y Toro, donde recogerá mejor la revalorización quien tenga la mejor calidad de los activos, las mayores ventas por metro cuadrado y lidere en eficiencia operacional, entre otros factores.

Dividendos y otros efectos

Otro ámbito que podría tener impacto son los dividendos que repartirían las empresas en 2020.

En ese contexto, Venegas estima que la revalorización al impulsar mejores resultados podría llevar a que potencialmente las firmas repartan mayores dividendos en 2020, de acuerdo a su respectiva política.

Para Solís, esto "dependerá de su política de reparto y cuáles son sus planes a futuro: puede ser bien visto por parte de los inversionistas que las utilidades sean capitalizadas buscando nuevas oportunidades quizás no dentro de Chile (donde los activos inmobiliarios estarán caros), sino más bien en el vecindario, en búsqueda de crecimiento".

Mientras que Acevedo descarta algún impacto en esta línea. "Esto no es caja directa para la empresa, es solo una revalorización de activos, por lo que esto no entregaría más dividendos, que se basan en utilidad líquida distribuible", afirma.

Otros efectos que generarían las bajas tasas, según los expertos, es que las sociedades podrían refinanciar deuda y aprovechar los mayores colaterales que significarán los activos de renta para empezar nuevos proyectos, al tiempo que los accionistas podrían preguntarse qué hacer con los flujos y analizar el uso alternativo que podrían darles.

En paralelo, podría darse una mayor demanda por fondos de renta inmobiliaria en búsqueda de yield, donde compiten directamente con instrumentos de renta fija, y, por ende, impulsaría un mayor valor de las cuotas de esos vehículos.

Comenta